Colonia Adolfo Dominguez

Encontrar un aroma que me guste es como intentar encontrar una aguja en un pajar… Soy demasiado exigente en lo que a olores se refiere, aún así, algunas marcas tienen perfumes que de sobra, cumplen con lo que busco. Una de ellas, es Adolfo Dominguez Azahar.

Sabía que Adolfo Dominguez vendía ropa, complementos, bolsos, etc… Pero desconocía absolutamente que también tuviese perfumes y colonias en el mercado. Y si, las tiene, y no solo una, sino varias.

Adolfo Dominguez Azahar Eau De Toilette

adolfo dominguez azahar

Hoy quiero daros mi opinión sobre el Eau de Toilette Azahar de Adolfo Domínguez que utilizo en ocasiones desde hace varios años.

Esta colonia la conocí hace unos años cuando mi novio me regaló un frasco de la misma. Aunque él sabía que para utilizar a diario las prefiero más frescas, no está de más disponer de algún que otro frasco en casa para utilizar en ocasiones especiales, para salir de noche o simplemente porque un día nos apetezca desprender un aroma diferente. Desde ese primer uso, Azahar me gustó tanto que nunca me falta un frasco de esta colonia, aunque ya os digo que la utilizo ocasionalmente y alternándola con otras de aromas diferentes ya que soy una persona a la que le gusta cambiar de fragancia con cierta frecuencia para ir probando colonias distintas y porque cuando llevo utilizando la misma una larga temporada parece que me canse de ella. Por ello, en casa dispongo de una pequeña colección entre las que voy alternando según distintos factores.

Centrándonos en el producto que nos ocupa en esta opinión, deciros que Azahar del diseñador Adolfo Domínguez es una colonia fácilmente reconocible, de esas que dejan huella por lo lo característico de su fragancia y la perdurabilidad de la misma. No os voy a copiar aquí sus notas de salida, corazón y fondo, ya que esa es una información que podéis encontrar en cualquier página web por lo que prefiero contar a qué me huele a mí esta fragancia ya que además este aspecto me parece mucho más representativo y accesible a todo el mundo.

Para que os hagáis una idea, he de deciros que estamos hablando de una fragancia floral (obvio, dado su nombre) que en un primer momento se asemeja más a un aroma cítrico dando paso posteriormente a una fragancia más suave y floral. Nada más echarte un poco de esta colonia, notas un aroma bastante intenso que en principio no me agrada demasiado, pero si sigo utilizando esta colonia es porque lo que sí me atrae realmente de la misma es esa fragancia que queda al rato de habértela aplicado, mucho más dulce y sutil, con cierto toque a jazmín y a flor de azahar.

Una vez os he descrito más o menos la fragancia que desprende esta colonia, también cabe señalar la perdurabilidad de la misma a pesar de que estamos hablando de un agua de colonia. Una vez aplicada sobre la piel, Azahar es una colonia cuyo aroma nos va a durar muchísimo tiempo, de forma mucho más suave que en un primer momento, como os comentaba anteriormente.

Respecto a su envase, como podéis observar en la imagen, esta colonia se presenta en un frasco de cristal de forma que podríamos denominar como «rectangular» ya que es más ancho por los laterales que de delante a detrás. Es totalmente transparente, aunque en la parte delantera podemos observar una letra «A» en el centro, rodeada de un estampado floral en relieve. En la parte superior de este frasco, encontraremos un vaporizador de color dorado en cuya base se encuentra grabado el nombre del diseñador Adolfo Domínguez. Asimismo, la tapa de este es un tanto original ya que consiste en un círculo con un orificio en el centro que cierra al frasco a presión.

Este frasco, si lo compramos en solitario, se presenta dentro de una caja de cartón blanco muy poco vistosa cuyo único adorno es el mismo que el del frasco: una letra A mayúscula rodeada de flores de azahar, naranjas y las hojas de este árbol, combinando los tonos blanco, naranja y verde con el dorado del fondo y del nombre de la colonia.

Este eau de toilette, si no me equivoco, está disponible en dos formatos diferentes: el de 100 ml que cuesta algo menos de 40 Euros y el de 50 ml que vale unos 30 o poco menos. Como suele pasar en estos casos, el envase grande nos sale más barato en relación a la cantidad que contiene cada uno de ellos por lo que es aconsejable si ya sabemos que el perfume nos va a gustar a nosotras o a la persona para la que lo compremos, si es el caso de que se trate de un obsequio.

Para finalizar, en cuanto a mi opinión personal, aunque ya os la he ido dando a lo largo del texto, os la resumiré un poco.

En mi opinión, Azahar de Adolfo Domínguez es una colonia apropiada para mujeres de prácticamente todas las edades en la que se combina la fragancia cítrica del principio con la floral a la que ésta va dando paso conforme va pasando el tiempo desde su aplicación. Así, en un primer momento, lo que notaremos será un aroma muy intenso que quizá no guste a todo el mundo pero luego se convierte en otro mucho más floral, suave y agradable, que hace que esta colonia sea recomendable para toda aquella mujer que guste de este tipo de fragancias.

Además, a pesar de tratarse de un agua de colonia, su perdurabilidad es mucho más larga siendo posible que incluso a pesar de habernos duchado después, su fragancia quede impregnada en nuestra piel e incluso en la ropa. A mí a veces me ha pasado que he utilizado esta colonia un día y, al siguiente, después de haberme duchado y cambiado de ropa obviamente, aún había un rastro de su fragancia sobre mi piel.

Por ello, personalmente la encuentro más indicada para utilizar en ocasiones especiales o bien en épocas de no mucho calor ya que para usar a diario o en verano las prefiero más frescas y ligeras, aunque eso ya es cuestión de gustos.

En cuanto a su frasco, lo encuentro elegante y sobrio, quizá más apropiado para mujeres mayores que yo aunque lo que destacaría es el relieve con el que cuenta en su parte frontal. Aunque su caja es bastante sencilla y no llama para nada la atención.

Adolfo Dominguez Alegría para hombre

adolfo dominguez alegria hombre

Dentro de la gama de perfumes para caballero que he llegado a tener a lo largo de toda mi vida, aquí os presento otro de los que también han pasado por mis manos y bueno este en concreto todavía queda algo de él en su innovador y a la vez peculiar envase de cristal de la marca Adolfo Domínguez en su fragancia llamada Alegría, unas gotas de este pequeño perfume, que te dan la sensación de alegría a la hora de respirar su perfume en tu cuerpo.

Y seguro que nos preguntaremos, ¿ y a que huele alegría?, pues sencillamente, una mezcla del aroma clásico, deportivo y a la vez moderno, se conjugan en este aroma tan peculiar. Pero exactamente no es el que a mi por lo menos me ha gustado mucho que digamos de todos los que he llegado a probar en mi vida, antiguamente me gustaba una marca ya desaparecida como era la de Yacht Man, con un toque varonil bastante fuerte, luego ya me gustaron con olores más tipo Sport, colonias como Adidas, y otras más, y ahora algo más frescas, como el Agua Fresca de Adolfo Domínguez, del mismo fabricante de este aroma del que os hablo.

De siempre no he andado comprando yo personalmente los perfumes, siempre han venido a mí de forma de regalo, ya fuera por mi cumpleaños y por mi santo, y siempre uno de esos familiares que siempre regala frascos de colonia, pues modificaba de un año a otro la compra, para que yo pudiera probar y elegir el que más me gustaba para ese tiempo, este en concreto, la verdad no me gusto mucho, pero tampoco me disgusto como otros que si he tenido y que al final siguen ahí en un armario guardados.

En fin, como siempre se dice, para gustos los colores, pero lo que es por mí, pues la verdad no voy aconsejar a gente que sea algo más con estilo deportivo esta colonia, o a gente que este acostumbrada a usar el agua fresca de esta marca como es la que utilizo yo, que después de utilizar ya después de varios años el agua fresca de Adolfo Domínguez, como que esta, me huele incluso un poco mal, pero la cosa también es luego uno cuando se acostumbra, eso sí, su perfume es perdurable y bastante, más que incluso que el desodorante Axe, y eso que estamos hablando que no es un perfume muy fuerte, pero se queda muy impregnado en tu piel y ropa por donde te lo pongas.

¿Cómo conocí las colonias de Adolfo Dominguez?

¿Cómo la conocí? El año pasado por reyes, mi hermana le regaló esta colonia a mi madre. Nunca la hubiese probado si no hubiese sido porque me quedé sin reservas, y tuve que tomarla prestada por unos días (jejeje, soy un desastre, siempre se me olvida comprar colonias, maquillajes, cremas, etc). Nada más olerla, me encantó, pero no me decidí a comprarla hasta hace un par de semanas…

Fui directa a una tienda especializada en perfumes y colonias (Sephora, para más señas), no sabía exactamente donde buscarla, así que supuse que en esta tienda, donde existe gran variedad de marcas, seguro la encontraría… Y no me equivoqué. Allí la tenían, si, pero tardé un cuarto de hora en encontrarla, y eso si, previa pregunta a una de las dependientas. Adolfo Dominguez Azahar es una colonia, en teoría… Digo en teoría, porque estaba colocada en la zona de perfumes, y además, su precio es de perfume, y no de colonia. Así que nada… Para allá que me fui. Confieso que no sabía que era el tipo «Azahar», más que nada porque daba por hecho que únicamente habría un tipo de esta marca, pero una vez más me equivoqué.

Encontré Adolfo Domínguez «Azahar», «U», «Alegría», «Agua fresca de rosas», y alguna más. Aunque eso si, como el frasquito lo llevo viendo por casa durante mucho tiempo, no me costó nada identificarla entre la variedad. Allí estaba: Adolfo Dominguez Azahar.

Categorías Perfumes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.