Sphero Ollie

Muchos recordaréis a Sphero 2.0, una bola robótica que podemos controlar con el iPhone o iPad de una forma muy precisa y divertida, pues bien, tras anunciar a su nueva compañera en el CES 2014, la Sphero 2B, ahora el juguete desembarca en el mercado bajo el nombre de Ollie.

¿Qué es Ollie? Se trata de un robot que podemos manejar de forma inalámbrica con el iPhone, iPad o dispositivos Android aunque en lugar de tener aspecto de esfera como el de su predecesora, ahora se apuesta por una forma cilíndrica que le otorga nuevas posibilidades, sobre todo a nivel de giros, derrapes, saltos o piruetas de todo tipo. Ollie es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 22,5 Km/h por lo que es rápida, muy rápida. Gracias a su nueva forma de manejo y a la velocidad que alcanza, Olli es capaz de hacer cosas tan sorprendentes como las que se muestran en este vídeo:

Como se puede apreciar, a Ollie no le falta agilidad ni resistencia gracias a su carcasa de policarbonato y a las protecciones de goma que podemos colocar en sus ruedas para absorber los impactos. La batería también promete ser bastante duradera, ofreciendo una hora continúa de diversión. La conexión entre Ollie y el dispositivo iOS se realiza mediante Bluetooth 4.0, conectividad que promete un rango de alcance de hasta 30 metros en espacios abiertos.

Ollie estará disponible a partir del 15 de septiembre por un precio de 99 dólares. En cuanto podamos probarla, os contaremos nuestras impresiones y el funcionamiento de este nuevo producto de Sphero que promete horas de entretenimiento.

Análisis Sphero Ollie

Review Ollie

Sphero era difícil de superar pero tras llevar varios días con Ollie, no puedo más que afirmar en que estamos ante un “juguete” mucho más divertido por su nuevo diseño, abandonado su forma de esfera y apostando por un cilindro traslúcido con un par de ruedas a ambos lados, consiguiendo que Ollie se mueva con una velocidad y agilidad digna de admiración.

¿Qué es lo que podemos hacer con Ollie? La imaginación no tiene límites con este robot y podemos disfrutar de él en casa o salir al parque y montarnos nuestro propio circuito, con obstáculos o incluso pequeños saltos, nosotros decidimos por dónde llevar a Ollie. Vamos a ver que nos ofrece el nuevo juguete de Sphero.

Unboxing de Ollie

La caja de Ollie no nos depara muchas sorpresas en su interior, tenemos lo necesario para utilizar el robot desde el primer minuto y eso es de lo que se trata. Sí que es cierto que podemos comprar accesorios y nuevas ruedas para personalizarlo pero de serie, nos vamos a encontrar con el cuerpo del robot, un par de ruedas de color azul, dos tapas para los laterales, el cable de carga microUSB y los correspondientes manuales.

Unboxing Ollie

Hay que mencionar que antes de empezar a usar a Ollie tenemos que montarlo. No es nada complicado, no os preocupéis. Simplemente tendremos que introducir las ruedas en sus lateral respetando la posición correcta y, a continuación, insertar las tapas laterales que sirven a modo de embellecedor y ocultan un par de tornillos.

Cuando ya esté todo listo, pasamos a configurar a nuestro nuevo compañero para ver de lo que es capaz.

Ollie, configuración inicial

Lo primero que tenemos que hacer antes de nada es descargar la aplicación para manejar a Ollie desde nuestro iPhone, iPad o dispositivo Android. La app es gratuita y la podéis buscar bajo el nombre de “Ollie”, algo evidente por otra parte.

Una vez descargada la aplicación, tenemos que activar la conectividad Bluetooth del dispositivo, ejecutar la app y acercar el móvil a Ollie para que se active. La conexión es automática, no hay ningún tipo de botón o interruptor en el robot por lo que no tenemos que preocuparnos de nada. Veremos que Ollie cobra vida cuando sus LED comiencen a parpadear de un brillante tono azul.

Sphero Ollie

La aplicación ofrece dos tipos de orientaciones, la vertical y la horizontal. Mientras que en la horizontal sólo tenemos el joystick de manejo visible, en posición horizontal tendremos el joystick y un tablero para realizar acrobacias con Ollie, así podremos combinar ambos movimientos cuando ya seamos unos expertos en su control.

La app tiene una zona de configuración que nos permite definir parámetros como la velocidad, el agarre o la aceleración. También podemos optar por alguna de las configuraciones ya predefinidas en función de si el terreno es duro, suave o si estamos en una habitación o espacio abierto. El comportamiendo de Ollie lo podemos definir a nuestro gusto en cada situación.

Ollie, demuéstranos de lo que eres capaz

Brutal, esa es la palabra que define a Ollie. Lo tiene todo para convertirse en el regalo tecnológico perfecto de estas navidades. El robot se comporta de una forma sorprendentemente sólida y ágil, respondiendo a la perfección a todos nuestros movimientos y sin latencia, algo que se agradece para poder manejarlo con precisión.

El panel de configuración de la app que gestiona a Ollie es una maravilla. El ajuste de la velocidad y la aceleración funcionan como debería y si estamos en un sitio cerrado, es imposible ponerlos al máximo porque Ollie es realmente rápida, consiguiendo velocidades de hasta 22,5 kilómetros por hora, algo que difícilmente podremos conseguir en casa con muebles. En ese caso, bajamos la velocidad a la mitad y listo, la diversión asegurada en cualquier parte, incluso esquivando muebles.

Configuración Ollie

Quizás lo que más me ha gustado es el ajuste del agarre de las ruedas de Ollie. La aplicación nos deja elegir la posibilidad de que el agarre sea máximo (algo que también depende de la superficie de contacto) o un modo de derrape o drift.

Cuando ponemos que el agarre sea máximo, las ruedas de goma que incorpora Ollie ayudan a que el comportamiento del robot en giros bruscos sea muy preciso, manteniendo una trazada perfecta bajo cualquier situación. Si aumentamos la velocidad, llega un momento en el que la fuerza centrífuga es muy grande y Ollie tiende a elevarse, llegando incluso a volcar pero como su diseño es cilíndrico, podemos continuar con total normalidad. Siempre estaremos buscando los límites de Ollie para divertirnos al máximo.

Ruedas Ollie

En el modo derrape, las curvas son mucho más amplias y, efectivamente, Ollie desliza como si de un coche de rally se tratase, simplemente espectacular.

Las acrobacias de Ollie nos permite realizar giros sobre su propio eje, pequeños saltos o giros de 180º. Si aprendemos a combinar esos trucos con el manejo a alta velocidad, conseguiremos cosas realmente llamativas que jamás habremos visto en ningún otro juguete.

Cargar Ollie

Después de 60 minutos de entretenimiento puro, tendremos que poner a recargar la batería interna de Ollie. Sólo tenemos que enchufar el cable microUSB a su parte trasera y listo, un LED rojo se iluminará para indicarnos que el proceso de carga ha comenzado.

Precio y disponibilidad

Ollie

Ollie ya está disponible y sólo cuesta 99,99 dólares, un precio realmente competitivo teniendo en cuenta que después de probar este robot, considero que deja en ridículo a otros muchos juguetes radiocontrol que hay en el mercado y que incluso son mucho más caros.

Comprar – Ollie