Los telescopios siempre han sido una buena alternativa de regalo, sobre todo para chavales de 12 años o así, donde suelen tener mucho interés por este mundo. Por supuesto, también puede ser un gran regalo para los que ya no somos tan chavales.

Por eso, para ayudarte a elegir hemos recopilado una selección de los mejores telescopios Celestron, una marca de total confianza en el sector que destaca por ofrecer productos con una gran relación calidad precio.

Celestron Nextar 102 SLT

Éste es el telescopio que tengo. Hay que decir que quería en realidad otro: un Celestron 102mm/f500, que por su corta focal debería ser excelente para cielo profundo y que se podía montar en un trípode -además de ser más que transportable-, pero en las tiendas consultadas me decían que estaba descatalogado, así que me decidí por éste; no era el que quería, pero me gustó su diseño y fui a por él.

Vamos por partes: el telescopio llegó en una gran caja de cartón, dentro de la cual venía la caja del telescopio en sí, y dentro a su vez de ésta varias cajas: una para el tubo óptico, otra para la montura, otra para el trípode, otra para los accesorios -un prisma cenital, dos oculares de 1,25″ (25mm y 9mm), un buscador Telrad, y otra extrañamente vacía. Además de ésto, un manual de instrucciones en inglés y un par de CDs: uno para instalarse un programa de tipo planetario básico («The Sky»; similar al «Cartes du Ciel» para los aficionados a la astronomía que lean ésto), y otro para hacer listas y conectar el telescopio al ordenador que ni siquiera he probado.

El telescopio es relativamente transportable como he dicho; trípode y montura caben en una bolsa de deporte de las grandes, y aunque en teoría el tubo óptico y los accesorios también, prefiero llevar el primero aparte y los otros en una mochila. Es ir cargado hasta arriba -más teniendo en cuenta que uno no tiene coche y depende del transporte público para moverse-, pero al menos no es cómo transportar otros telescopios que tienen contrapeso, etc.

Los oculares apenas los he utilizado, ya que tengo otros mejores -y accesorios extra- de otro telescopio, y el buscador Telrad menos, ya que con cielos mediocres (contaminación lumínica) no se ve nada -un buscador 6*30 habría venido muy bien-; yo soy más de enfocar a una estrella brillante y con ayuda de un mapa buscar lo que se quiera, algo facilitado con el gran campo que tiene el telescopio con un ocular de 30mm -2 grados-. Sin embargo, con un ocular de 2″ de gran campo -el telescopio acepta oculares de ése diámetro si se quita el adaptador a oculares de 1,25″ que tiene- y ésa focal, he conseguido 3 grados de campo (el Cinturón de Orión cabe holgadamente); no demasiado lejos de lo que puede conseguirse con unos binoculares.

Antes de detallar qué puede observarse con el telescopio, hay que hablar del principal problema del telescopio: ser motorizado. Utiliza 8 pilas tipo AA/LR6, que se acaban bastante rápido; para observaciones largas es muy recomendable llevarse 8 pilas de repuesto, o mejor aún utilizar un «Power Tank», que aumenta sobremanera (dicen) su autonomía. Naturalmente, si no hay pilas, el aparato no se mueve.

Además de esto, las soldaduras de los cables a los «portapilas» son frágiles; con no demasiado uso, acabó cediendo una y hubo que desmontar uno de ellos para volver a soldarlo.

También, aunque en teoría baste con alinear tres estrellas para ponerlo en estación, en la práctica ésto falla -al menos las veces que lo intenté, y éso que probé con estrellas muy separadas; en cualquier caso, ya he dicho que no lo uso de ésa manera.
Cuidado, finalmente, cuando se usen accesorios de 2″ cómo prismas cenitales, oculares de ése tamaño, etc; hay que sujetar el tubo óptico MUY fuertemente, so pena de que se suelte y caiga (experiencia personal). Además, los motores tienen problemas con el peso con ésos accesorios.

Esto es lo que puede verse con el telescopio:

  • Luna: muchos cráteres y otros accidentes geográficos cómo montañas, valles, etc. Viene muy bien tener a mano un mapa lunar para saber qué se está observando.
  • Sistema Solar: todos los planetas -ahora que Plutón se ha caído de la lista-. En Mercurio y Venus sólo se aprecia la fase, Marte a grandes aumentos muestra detalles de superficie y su casquete polar -con todo, ésta época no es la mejor para observarle; para que haya buenas oposiciones suyas va a ver que esperar aún unos cuantos años-, numerosos asteroides con ayuda de una carta celeste y sus efemérides (se ven cómo estrellas, y es posible seguir su movimiento durante el transcurso del tiempo), Júpiter muestra su Gran Mancha Roja, sus bandas de nubes, y algunos detalles de ellas -y sus cuatro mayores lunas; es sobre todo espectacular ver cuándo van a pasar por delante del planeta seguidas -o precedidas- de su sombra sobre éste, Saturno su anillo, las bandas de nubes que también tiene, y varias de sus lunas -al menos tres: Dione, Rhea, y Titán-, y finalmente Urano y Neptuno se ven respectivamente cómo un disquito y una estrella desenfocada.
  • Cielo profundo (hablamos de un cielo bueno; con contaminación lumínica, su rendimiento empeora cómo cualquier otro telescopio): con estrellas dobles se comporta dignamente, aunque tiene ciertos problemas con las que son muy apretadas -debido a su corta relación focal sin duda-. Con un cielo de montaña pueden llegar hasta magnitud de alrededor de 12,5 -lo comento para aquellos que entiendan del tema y quieran una guía-. Gracias a su gran campo, se pueden obtener muy buenas vistas de cúmulos abiertos cómo el Cúmulo Doble de Perseo -impresionante-, es capaz de resolver sin demasiados problemas globulares brillantes (M4, M13, M22…) y con nebulosas también se defiende bien -un filtro nebular es más que recomendable para ésos cometidos, sobre todo para ésas planetarias pequeñas y esquivas-.

Finalmente, se pueden apreciar numerosas galaxias. sobre todo en primavera y en las constelaciones de Leo, Virgo, y alrededores. Naturalmente, ninguno de los objetos observados se verá cómo en las fotos, pero hay que tener en cuenta qué estamos observando; por ejemplo, con éste telescopio -y forzando la vista, ya que está cerca de su límite- he conseguido ver alguna de las galaxias del Cúmulo Coma, a más de 300 millones de años luz de la Vía Láctea, e incluso -cómo una estrella- el quasar 3C 273, el más brillante de todos ellos y situado a más de 2000 millones de años luz de nuestra galaxia.

Es un telescopio bastante recomendable para gente con cierta experiencia ya -antes de comprarse un telescopio viene muy bien comprarse unos binoculares, y sobre todo conocer el cielo- y aquellos que busquen un equipo relativamente compacto, resistente, y transportable.

Celestron AstroMaster 70 EQ

Tiene un trípode para colocarlo en una posición cómoda para nosotros, para regularlo en altura, aunque siempre se encorva uno la espalda, de igual forma sería imposible mirar hacía un punto fijo solamente con aguantarlo a pulso. El trípode está hecho de acero, aunque tiene un peso muy bajo, tiene una apertura muy rápida y un anclase seguro, con una simple pestaña por pata lo dejamos fijo, e igualmente lo podemos recoger. Dispone de un triangulo que se ajusta en su interior, para dar más seguridad y menor movimiento.

El telescopio es negro , con unas franjas grises, de diseño no está nada mal. Tiene un mango bastante largo , para poder manejarlo en el giro y orientación, es de goma rígida, y se ajusta bastante a la mano.

Una de las cosas buenas que tiene es que se monta sin necesidad de herramientas, simplemente todo a base de palomillas y tornillos rápidos (con ajustes manuales), así llevarlo al terrado para ver las estrellas o cualquier otro sitio es una maravilla.

El precio original creo que ronda los 150 euros, pero se lo compró de segunda mano por 70 o así, y en perfectas condiciones, incorpora un maletín con diferentes piezas, oculares de 10 y 20 mm y un refractor de 70 mm.

¿Quieres más?
Encuentra más ofertas en Telescopio Celestron y lee opiniones de otros usuarios
Ver más descuentos

Una cosa curiosa que sabía que existía, pero pensaba que había que pagar muchísimo para ello, incorpora un sistema para localizar las estrellas mediante software, tiene programas las coordenadas perfectas para buscarlas, esto es un sistema que se llama The sky , pare que se vaya a esquiar más que otra cosa, jejeje, aunque para ello hay que comprar un motor y hacerlo automático, no creo que quiera gastarse mucho dinero de momento, pero está preparado para ello.

Aunque no venían en la compra (no sabemos si era por no traerlos de fábrica o por no querer entregarlos) está preparado para poner contrapesos, así podemos desplazar el telescopio de forma suave y ligera, sin hacer esfuerzos, quien ha intentado enfocar hacía un objeto e intentar moverse muy despacio, sabe que cuesta un poco, tienes que tener mucha experiencia, pues se supone que con los contrapesos es más fácil.

Tienes unos aumentos de 45 y 90 , yo personalmente he intentado ver algo con este telescopio, pero debo de ser un negado, porque no he visto nada de nada, veo estrellas, pero para mi son luces, me costó mucho enfocar, mi falta de experiencia y las pocas ganas hicieron el resto.

El peso que tiene es de más de 8 kilos, es un poco pesado, tampoco he cogido muchos, pero hay que pensárselo para su transporte.

Manejarlo no es difícil, pero si tienes que tener mucha práctica para poder hacerlo, saber bien lo que buscas y tener mucha paciencia para enfocar.

Para saber el aumento que tienes hay que multiplicar el ocular por el aumento que le pongas, y esto es lo máximo que tienes para ver….se pueden comprar a parte otros superiores, pero para ello recomiendo tener algo de idea, sino sería tirar el dinero.

Las ópticas son bastante buenas, de calidad, se puede manejar con cuidado, siempre sin poner los dedos, aunque están protegidas con un revestimiento para evitar que se estropeen, pero no son irrompibles.

Celestron C50 Mini Tak

Este es un telescopio pequeño en tamaño, pero tiene unos aumentos que no están nada mal.

Hace poco pude apreciar la luna de cerca, no es que la tuviera al lado, pero con paciencia y sin tocarlo mucho se pueden ver las manchas más grandes, se puede apreciar la luna (cuando está llena) con una buena visibilidad, pero para ello hay que ir enfocándola gradualmente y sin poner la mano encima, ya que las propias vibraciones que hacemos hace que la podamos perder por cuestión de un milímetro o menos.

Es un telescopio que cuesta unos 100 euros, yo pensaba que no eran tan caros, pero es que la lente que lleva es bastante buena, además lleva 75 aumentos como máximo, y lo lleva directamente, no hace falta acoplarle nada. He visto otros donde es necesario ir poniendo aumentos según necesitamos. En este para poder ir ampliando o reduciendo debemos ir girando la lente en forma de rueda, esto hace que vaya del mínimo 25 aumentos hasta los 75 que sería el máximo. Si se quisiera aumentar todavía más tendríamos que comprarlo, ya que lleva un adaptador, pero no los aumentos.

Está preparado para colocar en cima de la mesa, el trípode que lleva es corto y no tiene para poder extenderlo. Este telescopio está más bien pensado para superficie, para poder mirar a lo lejos (por ejemplo en el campo), ya que por tamaño y distancia es perfecto, aunque yo he visto la luna bastante bien y sobre todo muy clara.

Lleva un tapón para tapar la lente, recomiendo hacerlo usar si lo compramos, esto evita que se manche o raye, después todo lo que hagamos se queda para siempre, así que mejor taparlo hasta el momento del uso.

Un telescopio que va estupendo y fácil de utilizar, si queremos podemos hacerlo girar poco a poco, va perfecto para buscar a lo lejos, un milímetro cerca pueden ser cientos de metros muy lejos.

Celestron AstroMaster 114 EQ

En mi opinión y ahora que está tan de moda la astronomía, es un magnífico aparato para todos aquellos fanáticos de los astros; probé varios modelos y este fue el que elegí por las siguientes razones: su montura ecuatorial permite el seguimiento de los astros con gran facilidad, claro depende de que haya sido bien posicionado y no tendrá problemas.

Es un telescopio con gran capacidad de acercamiento ya que poseé lentes que con el tiempo te puedes ir familiarizando con ellos y lograr enfoques precisos en poco tiempo. Si se pone atención y la vista no está cansada se puede lograr observar espacio profundo.

Pueden empezar por observar la luna para lograr un rápido enfoque y poco a poco ir buscando objetos más pequeños para que no se desesperen en un principio pienso que a todos nos cuesta algo de trabajo al principio.

Celestron AstroMaster 130 EQ

Sus características son:

  • apertura: 130mm focal: 650mm f:5
  • tipo: reflector ecuatorial motorizado
  • oculares 1,25″:
  • 20mm, 10mm
  • 33x, 65x
  • montura: CG3 = EQ2
  • trípode: acero
  • peso: 11 Kg.

Es un aparato que muy bueno para los iniciados en esto. Tiene montura ecuatorial motorizada aunque le falta un ocular de mas aumentos, una lente de barlow x2 de bastante calidad como la Barlow 2x Omego para darle entre unos 300x y 380x aumentos aprox, le faltan oculares de 9 mm o 7,5 mm o 6 mm .. etc .

Bastante luminoso. es ligero, buen trípode y motorizado. La montura es normalita pero para empezar suficiente.

Para mi gusto el tubo es un poco corto pero es buena marca y está a buen precio con el potencial que tiene este telescopio.