¿Aún utilizas un cepillo de dientes tradicional? Ya va siendo hora de plantearte dar el salto a un cepillo eléctrico porque a día de hoy, se pueden conseguir opciones muy económicas y para todos los bolsillos.

Ya no vale la excusa de que los recambios son caros porque por menos de 10 euros es fácil hacerse con packs de tres recambios Oral-B y cambiando el cabezal, en el fondo estás cambiando de cepillo. ¿Cuánto te costarían tres cepillos manuales de similares características? Exacto, lo mismo o más.

Por eso, vamos a ofrecerte los mejores cepillos de dientes eléctricos para que disfrutes ya de unos dientes mucho más blancos.

Los mejores cepillos OralB

Oral-B Vitality Trizone

Sin duda, el cepillo Oral-B Vitality Trizone es una de las opciones preferidas por los usuarios. Su precio de unos 17 euros lo hacen irresistible y su cabezal Trizone es uno de los más completos, destacando los tres tipos diferentes de filamentos que se encargarán de llegar a las zonas de más difícil acceso, incluyendo las muelas del fondo de la boca a las que siempre nos cuesta acceder o limpiar adecuadamente.

Cepillo Oral-B Vitality CrossAction

Seguimos con cepillos eléctricos de Oral-B aunque en este caso pasamos a hablaros del modelo Vitality CrossAction. Básicamente se trata del mismo cepillo que el anterior aunque en este caso, se diferencian en el cabezal.

El cabezal CrossAction cuenta con una serie de filamentos cruzados que prometen eliminar con más facilidad la suciedad que queda en nuestros dientes después de cada comida. El cabezal es capaz de rotar y realizar micropulsaciones que contribuyen a una limpieza más profunda de nuestros dientes.

Por un precio de unos 19 euros, es difícil encontrarse con una oferta mejor en este modelo.

Oral-B Vitality Precision Clean

Para terminar con nuestra selección de los cepillos recargables, nos encontramos con el modelo Oral-B Vitality Precision Clean.

De nuevo, el cepillo es exactamente igual que en los modelos anteriores salvo el cabezal, que en este caso recibimos el recambio Precision Clean que se caracteriza por ser uno de los más baratos del mercado. En cualquier caso, la compatibilidad con otros cabezales Oral-B es total por lo que si en algún momento deseamos probar otro recambio diferente para cuidar nuestras encías u obtener un efecto blanqueante, lo podemos hacer sin problemas.

Como os comentaba anteriormente, el Vitality Precision Clean es un cepillo de dientes recargable, que se compone de 2 partes:

  • Mango: es alargado y bastante estrecho, de forma que resulta fácil de coger. Además, al tener una parte de plástico y otra de goma, no se nos resbalará de las manos cuando esté mojado. En su base, cuenta con un orificio que es la parte que conecta con el saliente del cargador. En su parte superior, tiene una especie de «pincho» giratorio que es donde va el cabezal encajado. Este mango siempre es de dos tonos diferentes de un mismo color (azul en la versión original y verde, naranja o morado en la de color).
  • Cabezal: el cabezal que viene al comprar el cepillo es del modelo Precision Clean (sea cual sea su edición, el cabezal siempre es el mismo) el cual se caracteriza por tener un único cabezal que rodea cada diente por separado, de modo que limpia en profundidad y con una gran precisión.

Además, junto al cepillo viene su cargador que es blanco, con una base que tiene una zona saliente sobre la cuál se coloca el mango, y con un cable que acaba en enchufe (si no, no lo podríamos enchufar a la corriente XD).

Todos estos elementos, vienen envasados en un plástico transparente que deja ver el cepillo, y con un cartón explicativo que cubre el cargador. También lo podemos encontrar en cajas de cartón, aunque sólo el modelo clásico.

El precio del Vitality Precision Clean en Edición a color, es de 19,75Euro en Carrefour, donde lo podemos encontrar junto a otros productos de higiene bucal de la sección de perfumería.

Si, por el contrario, preferís el modelo clásico (el de la imagen), creo recordar que está algo más cerca de los 20Euro y, al menos cuando yo lo vi, se encontraba en la sección de pequeños electrodomésticos de este mismo hipermercado.

La verdad es que resulta curioso que dos modelos de un mismo producto, los cuáles sólo se diferencian en el color, estén en diferentes secciones de un mismo comercio. Pero os lo comento para que no os volváis locos buscándolos como me pasó a mí jeje.

OralB Dual Clean

El cepillo lo entregan en una caja de cartón, en la parte delantera viene la fotografía del cepillo y en la trasera, algunas de las características principales. En su interior se encuentra el cepillo por un lado, el cabezal por otro y la base, todos vienen protegidos por un blíster de corcho. A continuación os daré detalles de cada una de las partes del cepillo pero antes os hablaré del:

¿Quieres más?
Encuentra más ofertas en Cepillos de dientes Oral-B y lee opiniones de otros usuarios
Ver más descuentos

  • Manual, bastante simple cosa que se agradece ya que de venirnos un tocho directamente se pasaría de él, de esta forma en tan solo un par de minutos nos informan de la forma de uso del cepillo y de su mantenimiento, como datos principales del manual es interesante saber que la primera carga debe de hacerse completa, dura hasta un total de 16 horas, después se puede mantener cargado siempre sin el peligro de que coja memoria y se acabe estropeando la batería como ocurre en los móviles, eso si aconseja que por lo menos una vez al mes se descargue por completo. En el mismo manual te indican que la duración de la garantía es de dos años, así que deberemos guardar el ticket de compra para su reparación o en su defecto que nos sellen en la casa donde lo compramos la garantía. Si pasados los dos años se estropea lo menos es tirarlo a la basura y comprarse uno nuevo ya que vale más la reparación que uno nuevo.
  • La base, fabricada en plástico de color blanco, e intentado ver si ponen el material que está compuesto pero no viene en ningún sitio así que no os puedo decir si es dura y tampoco lo voy a probar jeje. Como dato a tener en cuenta es que cada tipo de cepillo tiene una base diferente aunque parezcan iguales, ya que mi mujer tiene el cepillo Braun ORAL-B D 12.013 Vitality Precision e intentamos cargar los dos cepillos en mi base para evitarnos tener las dos y su cepillo no entraba. De la base sale el cable donde se enchufa a la red.
  • La Batería según el manual su duración es de 20 minutos, así si está bien cargado tenemos para unos 5 lavados, algo que creo que es más que suficiente, ya que al no tener efecto memoria que mejor sitio que dejarlo en la base, hay otros modelos más económicos que van a pilas pero a la largo son más caros ya que con un par de paquetes de pilas que compréis, el gasto extra está más que amortizado, además los de batería tiene mayor fuerza y por lo tanto limpian más.
  • El Mango realizado en plástico y al que se ha sobre inyectado una base de caucho en la zona donde se coge con la mano. Además es ergonómico por lo que resulta muy cómodo el coger el cepillo. En la parte inferior lleva un agujero que es donde se encaja el cepillo con la base y se carga. En la zona superior se encuentra el botón de encendido y apagado que se utiliza presionándolo, esto con la experiencia es quizás lo peor ya que con el uso se acaba estropeando y lo digo por experiencia ya que el de mi mujer se acabo atascando y se encendía y apagaba cuando le daba la gana. Como anécdota comentaros que una noche mientras dormíamos, me desperté y oía un ruido que no paraba y al final todo mosqueado me levante y era el dichoso cepillo que a las tres de la mañana se había puesto a funcionar por arte de magia, al final lo conseguir apagar pero el muy jodido se volvio a encender tres veces más, hasta que mi mujer se lo tuvo que meter debajo de la almohada para no oírlo hasta que se le acabo la batería, jeje ahora uno se ríe pero os podéis imaginar la mala ostia que se le pone a una cuando te despierta un cepillo a las tres de la mañana y te tienes que levantar a currar a las cinco.
  • El Cabezal que se acopla con el mango presionándolo hacía abajo y la misma acción pero tirando hacia arriba para quitarlo. En la zona inferior lleva una pequeña junta de plástico que me imagino que será para evitar que entre el agua, la mía es de color azul, pero varía el color. En la parte superior se encuentran los filamentos que depende del cabezal que tengamos será diferentes, en este modelo viene dividido en dos zonas, una primera redonda con una rotación de 360º y a continuación una segunda zona rectangular con una pequeña oscilación a derecha e izquierda.

A diferencia de las bases, en el que cada tipo de cepillo tiene una diferente, en cada cepillo se pueden elegir diferentes cabezales, pudiendo escoger para este modelo entre Oral-B Precision Clean, Oral-B FlossAction, Oral-B Pro Bright y el Oral-B Dual Clean que es el viene de serie para este modelo, la elección del cabezal es importante y para escoger la mejor opción para nuestros dientes, es aconsejable entrar en la página oficial de Oral B donde vienen las características de cada cabezal.

Después de unos cuantos usos, estoy bastante contento con este cepillo eléctrico ya que la limpieza de mi boca a mejorado considerablemente ya que aunque yo creo que en el cepillado de la zona externa la mejora no es tanta, si que la he notado a la hora de limpiarme los dientes en zona más escondidas o de mal acceso como las zonas internas de los dientes o en la lengua (que muchos la lengua ni se lavan y es una de la zonas donde mayor cantidad de bacterias se concentran).

En cuanto a la funcionalidad del cepillo es muy sencillo y tan solo apretando un botón lo ponemos en marcha y apagamos, como punto negativo como os he comentado es que con el uso se puede estropear el botón y es prácticamente el único inconveniente del cepillo. Hay modelos más avanzados en los que se puede regular el nivel de intensidad del cepillo pero creo que no tiene importancia, yo suelo apretar bastante y en ningún momento e notado dolor, ni las encías han sangrado, además si esto ocurre con tenerlo en cuanto para la próxima vez, con apretar un poco menos es suficiente.

En cuanto al lavado del cepillo este es muy sencillo, ya que al ser el mango hermético no corremos peligro de que se moje y se estropee. En el manual nos indican que debemos lavar por separado el cabezal y el mango cosa que yo no hago ya que lo limpio conjuntamente y no hay ningún problema. Eso si os aconsejo limpiarlo bien ya que al mojar el cepillo la pasta a veces se desliza por el mando y si no lo limpiamos bien, la base se acaba manchando y se queda como si fuera moho y da bastante asquito.

Ya para finalizar y dejando atrás un poco la utilización del cepillo comentaros que este tampoco hace milagros y que aunque limpie más hay que seguir utilizando la seda dental para limpiarnos entre dientes y terminar con un colutorio para eliminar completamente las bacterias y dejar tanto la boca como nuestro dientes completamente limpios. Además aquí podríamos aplicar el refrán «no es más limpio, el que más limpia, sino el que menos ensucia», con esto quiero decir que está bien que nos limpiemos los dientes, pero si los queremos tener blancos libres de manchas lo primero que hay que hacer es no tomar en exceso bebidas como el café, té o el vino así como el fumar.

Ya finalizando os aseguro que he quedado muy contento que el uso de este cepillo de dientes, mi recomendación es que si tenéis la oportunidad os compréis uno, no hace falta que sea de las gamas más altas ya que su precio es bastante elevado y muchos de los extras que llevan no son importantes, así que con un modelo de la gama Vitality es más que suficiente

Los cepillos OralB

Oral-B CrossAction

La gama de cepillos de dientes recargables «Vitality» es la más económica de la marca Braun Oral-B, lo cuál no significa necesariamente que sean de mala calidad. Luego, tenemos la gama Profesional y otras similares, pero esas ya se salen de presupuesto jeje.

Dentro de los cepillos Vitality, encontramos diferentes modelos que se diferencian básicamente en el tipo de cabezal que tienen y en los colores del mango, ya que la forma y el funcionamiento de éste son prácticamente idénticos. Por ejemplo, tenemos el Vitality Pro-Bright (aporta un blanqueamiento extra de los dientes), Sensitive (para encías y dientes sensibles), Dual clean (dos cabezales para abarcar mayor superfície) y el Precision Clean (que es el que yo tengo y que nos aporta una limpieza bucal precisa gracias a su pequeño cabezal que limpia cada diente por separado).

A su vez, dentro de los cepillos Vitality Precision Clean, encontramos 2 ediciones diferentes que únicamente se diferencian en el color del mango, siendo idéntico su funcionamiento así como el cabezal que contienen. Éstas son: la edición clásica (que es la que aparece en la imagen superior y tiene el mango en dos tonos diferentes de color azul) y la Colour Edition (pudiendo elegir el mango de color verde, naranja o morado -éste último es el mío-).

Características generales de los cepillos eléctricos Oral-B

Recambios Oral-B

No he dedicado muchas palabras a describir cada cepillo Oral-B porque como ya he dicho, los tres son exactamente iguales y sería repetir tres veces lo mismo. He preferido reunir sus características en un apartado independiente para que quede bien claro todo.

La gama de cepillos Oral-B Vitality vienen con una batería interna de Ni-Mh que nos proporcionará una autonomía de varios días, es decir, no es necesario que lo recarguemos después de cada uso. Cuando la batería se agota, el cabezal va perdiendo fuerza en el cepillado hasta que se para. En ese momento, nos veremos obligados a recargarlo utilizando su base por inducción que recargará la batería del cepillo en unas horas.

El cabezal del cepillo que viene incluido de serie no tiene una duración ilimitada. Como cualquier otro cepillo de dientes, sufre un desgaste y es recomendable cambiarlo cada tres o cuatro meses como máximo. Cuando llegue el momento, puedes entrar aquí para comprar nuevos recambios al mejor precio.

Mientras nos cepillamos los dientes, el cepillo iniciará una cuenta atrás que tiene una duración de dos minutos, de tal forma que cuando finalice el temporizador, vibrará varias veces para avisarnos de que ya tenemos la boca limpia. Obviamente, debemos repartir bien ese tiempo para limpiar los diferentes cuadrantes de nuestra boca o pasarán los 120 segundos y habrá zonas con placa aún por eliminar.

Por lo demás, es un producto muy sencillo que cumple lo que promete y por precios inferiores a los 20 euros, merece la pena considerablemente plantearse su compra. Si tienes dudas, déjanos un comentario y te asesoramos ya que luego hay modelos más completos por algo más de dinero que quizás merezcan la pena también.

Cómo se usa un cepillo OralB

Oral-B Trizone

Lo primero que debemos hacer para poder utilizar el cepillo Vitality Precision Clean, obviamente, es cargarlo sobre su base, colocándolo sobre ella y enchufando el cargador a la corriente.

Según el manual de instrucciones, la carga completa tarda alrededor de 16 horas en realizarse, siendo su autonomía de unos 20 minutos, tras los cuales tendremos que volver a cargar el cepillo.

Una vez cargado, el cepillo Oral-B Vitality es muy sencillo de utilizar, ya que tiene un único botón tanto para encenderlo como para apagarlo, por lo que no presenta mayor complicación para su uso.

Únicamente, lo que se nos recomienda es que lo introduzcamos en la boca antes de pulsar el botón para evitar posibles salpicaduras y que no presionemos ni frotemos los dientes mientras lo utilicemos.

Por el tiempo del cepillado, no os preocupéis ya que éste modelo del que os hablo tiene una función adicional y, al menos para mí, importante que es la de avisar cuando han pasado dos minutos desde que el cepillo se puso en funcionamiento. Esta indicación la dá mediante unas pequeñas vibraciones que nos avisan de que ya hemos alcanzado el tiempo de cepillado recomendado por los dentistas.

Finalmente, después de cepillarnos los dientes, únicamente deberemos lavar el cabezal y el mango, y secarlos muy bien. Luego, o lo colocamos en la base para que continúe con su carga o lo dejamos en otro lugar si preferimos que se descargue totalmente.

Cabezales compatibles

Según nos indican las instrucciones de este producto, el cabezal del cepillo se debe cambiar cada 3 meses, pudiéndolo sustituir por uno del mismo tipo o, si lo preferimos, por otro modelo diferente ya que hay varios intercambiables y compatibles con el mismo mango.En concreto, los modelos de cabezal que admite el mango del Oral-B Vitality Precision Clean, son los siguientes:

  • Precision Clean (el que ya trae. Gracias a su pequeño tamaño, rodea cada diente por separado limpiándolo con una gran precisión).
  • Dual Clean (son dos cabezales unidos que abarcan más superfície y, posiblemente, sea el próximo que pruebe).
  • Sensitive (especialmente diseñado para no dañar las encías ni los dientes más sensibles, aunque a mí me da la sensación de que no limpiará demasiado bien).
  • Pro Bright (blanquea más los dientes, aunque yo creo que para mí será algo agresivo).

Estos cabezales se suelen vender en packs de varias unidades (si no recuerdo mal, de 2, 3 o 4) y su precio, aunque varía de unos comercios a otros, está en torno a los 5€ por unidad, de forma que el pack de 2 vale alrededor de 10€, el de 3 unos 15€y el de 4 unos 20€.

¿Merece la pena un cepillo Oral-B?

Sonrisa Blanca

Lo primero, decir que se nota muchísimo la diferencia de usar un cepillo de dientes manual a uno eléctrico, y más aún si éste funciona con batería y no con pilas.

Y no sólo se nota el cambio en el aspecto de los dientes que mejora excepcionalmente, si no que incluso notaréis la diferencia a la hora de ir al dentista, que apreciará un descenso en el número de caries a empastar (lo cuál no creo que le haga mucha gracia, pero mala suerte jeje).

Como os comentaba, si utilizáis regularmente el Oral-B Vitality Precision Clean, apreciaréis que la placa ha desaparecido totalmente y notaréis los dientes más limpios, suaves y sanos. De hecho, si por cualquier motivo durante una temporada volvéis a utilizar un cepillo manual, notaréis aún más la diferencia ya que no os quedarán los dientes tan limpios como con vuestro cepillo Oral-B, y tendréis la sensación de que no tenéis la boca limpia aunque no sea así.

Respecto a los diferentes cabezales que se pueden acoplar al mango Vitality, de momento sólo he utilizado el Precision Clean que es el que venía cuando compré el cepillo, pero cuando tenga que sustituirlo seguramente probaré el Dual Clean ya que al tener dos cabezales unidos, la sensación de limpieza será mayor. Además, cuando utilizaba cepillo a pilas, tenía un cabezal de este tipo y me iba bien. No digo que el que tengo ahora no limpie bien, ya que sí lo hace, pero me da la sensación de que cubre muy poca superfície.

Por otra parte, su precio me parece totalmente razonable teniendo en cuenta que es un producto muy bueno y que nos ayuda a ahorrarnos algo de dinero en el dentista jeje.

Además, lo podemos encontrar en 4 colores diferentes (azul, verde, naranja y morado), con lo que si somos varios en la familia, cada uno podrá elegir el que más le guste y nadie se confundirá jajaja. Personalmente, el que más me gustó es el morado y por eso me lo compré, aunque si no hubiese encontrado ese me habría comprado otro ya que el color del mango no me parece lo más importante en este caso.

En definitiva, el cepillo recargable Oral-B Vitality Precision Clean es un producto muy bueno que nos garantiza una sonrisa más bonita y cuidada, y una boca sana por un precio muy asequible. Así que os lo recomiendo totalmente, y más teniendo en cuenta que, una vez lo probéis, si su cabezal no os convence, existen otros modelos diferentes compatibles con el mismo mango.

Curiosidades y consejos de los cepillos Oral-B

  • El cepillo eléctrico limpia mucho mejor que uno convencional, al menos este, lo comprobaras desde el primer uso con cualquiera de los recambios que uses.
  • Los primeros días de usarle te sangraran las encías, pero eso es normal, tus encías deben adaptarse a su nuevo amigo.
  • Resulta raro cepillarse las primeras veces con un cepillo eléctrico, incluso incomodo, trata de usarlo a la mínima velocidad y usar el cepillo suave, conforme te adaptes puedes probar con diferente cepillo o mas velocidad.
  • El irrigador se usa con la boca abierta para que caiga todo el agua que despide por la boquilla.
  • Usar agua filtrada para que la cal no haga de las suyas, ya que es un aparato que lo tendremos muchísimo tiempo con nosotros y debemos cuidarle bien.
  • Los recambios de Oral-B se encuentran fácilmente en tiendas de electrodomésticos, farmacias, grandes almacenes…

Garantía de los cepillos eléctricos Oral-B

Este cepillo de dientes tiene una garantía de 2 años, pero tenemos la posibilidad de ampliarla un año más si entramos en la web de Oral-B y registramos nuestro cepillo introduciendo una clave que nos viene junto a las instrucciones.

Una vez seguidos los pasos, nos enviarán un e-mail que debemos conservar ya que es la garantía adicional de nuestro cepillo de dientes.

Modelos antiguos de cepillos eléctricos OralB

A continuación tenéis opiniones de cepillos OralB que ya no están a la venta pero en su momento fueron modelos de gran éxito. Si ya no se venden es porque hay modelos que se han renovado y los antiguos han desaparecido pero aún puede que los encuentres en tiendas o en Internet.

Oral-B 3D Excel

Comprar un cepillo eléctrico, en general, es una excelente idea: Llega más fácilmente a lugares donde no es fácil meter manualmente el cepillo, o donde no es fácil una vez metido darle el movimiento adecuado, tiene la misma eficacia y velocidad en cualquier punto y cualquier posición (a diferencia de nuestra muñeca) y además los movimientos que produce son mucho más eficaces y rápidos por lo que consiguen mejores resultados.

Pues de entre todos los cepillos eléctricos del mercado, el mejor sin ningún tipo de dudas es este modelo de la casa Braun.

Siete mil seiscientas oscilaciones por minuto (si fuera un coche sería un Ferrari) son más del doble de las que proporciona cualquiera de sus competidores pero además incorpora un segundo movimiento de pulsación (exclusivo de este modelo) cuyo objeto es desprender la placa y hacer que las cerdas del cepillo profundicen más entre los dientes (40.000 pulsaciones por minuto).

He probado el modelo inferior de Braun que es el que tiene mi hermano ya que las cabezas son intercambiables y os aseguro que se nota mucho la diferencia, bien, pues ese modelo de Braun es el que se puede comparar al mejor cepillo de Philips.

Cuando leí las características antes de comprarlo me asusté un poco, carai, con tanta potencia parecía que me iba a meter una taladradora en la boca, pero en absoluto, tiene un sensor de presión, y si te lo acercas demasiado a los dientes, (tanto como para hacerte daño) el movimiento de pulsación se para. Además trabaja a dos velocidades, con lo cual por las zonas más sensibles puedes ir más despacio.

El cepillo incorpora una batería de litio que le permite funcionar de forma autónoma más de 10 días (a tres usos diarios de 2 minutos) y un cómodo estuche en el cargador para guardar las cabezas (un sólo cepillo vale para toda la familia). Tiene además un temporizador que te avisa cuando ya llevas tus dos minutos de cepillado y un botón para parar el cepillo sin que pare el cronometro para una interrupción momentánea.

El mango es ergonómico y tiene unas bandas laterales de goma, lo cual hace que puedas manejarlo con absoluta precisión y gracias a su combinación de movimientos es idóneo para cualquier punto de la boca. Finalmente, los filamentos de la cabeza (más largos y flexibles que los de otras marcas) cambian de color cuando es el momento de cambiarla.

Tanto el cepillo como el cargador están embebidos en una carcasa de plástico de alta calidad que parece estar hecha de una pieza, sin fisuras ni empalmes, lo que te da una total confianza a la hora de limpiarlos con sólo un enorme chorro de agua, la estanqueidad de los circuitos eléctricos esta garantizada.

El precio es de unos 80 euros… no, no es una barbaridad. Nunca he sentido la boca tan fresca, ni los dientes tan blancos, ni las encías tan fuertes hasta ahora. Hace casi dos años que lo tengo, y desde entonces no he vuelto a ir al dentista, (solía ir una vez al año a hacerme una limpieza) ósea, que ya he ahorrado más de lo que me costo el cepillo.