¿Estás buscando un irrigador dental para mejorar la limpieza de tus dientes e higiene bucal? A continuación encontrarás opiniones y los mejores modelos para conseguir una limpieza más profunda de tu boca y conseguir una sensación de limpieza única.

Los mejores irrigadores dentales

Irrigador dental Oral-B Waterjet

Tenia que coger un cepillo para mi casa, ya que el antiguo lo deje en casa de mis padres y tenia en mente una base de Oral-B, ya que mi anterior cepillo también era de la misma marca y es estupendo, pero no estaba muy convencido de la utilidad del irrigador. Busque por Internet datos y opiniones de gente que hubiese probado este producto y todo el mundo que lo había probado hablaba maravillas del irrigador y del cepillo, pero lo que mas les sorprendía es el irrigador.

El irrigador consiste en un chorro de agua mezclado con aire que limpia entre los dientes y de forma eficaz por toda la boca.

El irrigador es una maravilla, limpia eficazmente entre los dientes, la lengua la boca, todo, pero eso si, no es un sustituto del cepillo, es un complemento muy eficaz.

El mal olor de boca desaparece al usar cepillo e irrigador.

En el recambio del irrigador dispones de un selector para chorro directo y giratorio. El directo se centra justo sobre el punto que quieres limpiar, sin embargo para mi el mas completo es el giratorio ya que limpia mas superficie y de forma intensa.

La base del irrigador dispone de un selector del uno al cinco. Con este selector eliges la fuerza con la que sale el agua y el aire por el irrigador.

Este aparato también se vende de forma individual, útil para cuando se tiene un cepillo del cual uno esta conforme.

El tanque del agua que tiene la central en el centro es de 600ml.

Oral-B Pro 2000: cepillo eléctrico + Oxyjet Irrigador

Mi boca hace 6 meses era un desastre. Además de múltiples empastes, mi quebradero de cabeza estaba en la placa que se me acumulaba rápidamente y el sangrado de encías bestial. Todas las mañanas me levantaba con mal sabor de boca y sangre, algo altamente preocupante. Además, las encías me dolían. Para que os hagáis una idea, mi dentista me ponía cita cada 4~5 meses para hacerme una limpieza.

Por otra parte, mi experiencia con los cepillos de dientes eléctricos venía por mi mujer, a la que le había comprado uno de pilas normales baratillo. Dejó de usarlo en unos pocos meses. Asimismo, el uso del hilo dental es siempre recomendable, pero hay que ser muy disciplinado para usarlo con asiduidad.

Sin embargo, a principios de este año, unos amigos me hablaron maravillas del cepillo de dientes eléctrico del equipo del que estamos hablando. Me comentaron que lo usaba el matrimonio (cada uno con su cabezal) y lo eficiente que era. Habían notado como sus dientes comenzaban a blanquear y que la batería de este duraba bastante. Todo esto coincidió con una de mis visitas al dentista, al que le pregunté por su opinión respecto a los cepillos eléctricos. Me dijo que el prefería un buen cepillado manual, pero que en muchos casos era mejor uno eléctrico por llegar mejor a ciertas zonas y garantizar una limpieza que muchos no saben hacer bien. Además, me dijo que más importante que el cepillo sería, quizás el irrigador.

Lo del irrigador fue todo un descubrimiento para mi (y para mis amigos, que no sabían de su existencia). Se trata de un inyector de agua a presión que coge de un pequeño deposito (se puede ver en la foto adjunta). Con el chorro de agua generado (que puede ser oxigenado o formando un fino hilito de agua) es posible hacer las labores del hilo dental. El agua se mete donde no ha llegado el cepillo de dientes y arrastra minúsculos (y no tan minúsculos) trozos de comida. Es increíble lo que queda ahí después de un buen cepillado. Como digo, con este cacharro he desterrado el hilo dental y, por supuesto, el maldito palillo.

He insistido en el irrigador pues te deja la boca limpia y con una sensación de frescura bestial, pero el cepillo es perfecto. Este tiene un temporizador que te avisa cada 30 segundos para que emplees este tiempo en cuatro zonas de la boca. Ahora, mi mujer, mis dos hijas y yo, tenemos cabezales propios y lo usamos todos. Cada vez que me limpio los dientes, da la sensación de que has hecho una limpieza de boca. Además, su batería nos dura a los cuatro aproximadamente una semana con 3 limpiezas diarias cada uno.

Es importante que sepáis que el equipo que comento aquí es un combo que tiene el cepillo y el irrigador en una misma base. Sin embargo, se pueden adquirir por separado.

Después de 4 meses de uso puedo concluir que:

¿Quieres más?
Encuentra más ofertas en Irrigador dental y lee opiniones de otros usuarios
Ver más descuentos

  1. En mi última revisión hace una semana me dieron cita para finales de año. No vieron placa que quitar 🙂
  2. Mis dientes comienzan a ser blancos. Mi adicción al café hacía imposible ir más allá del color de la luna 😉
  3. Mis encías están perfectas. Ya no me duelen ni sangran. El irrigador tiene 5 niveles de presión. Cuando empecé no podía soportar la más baja (recomendada para niños y gente como yo), pero ahora, estoy en el 5 :-).

Después de todo esto, creo que su precio está más que justificado.

Respecto al precio, os comento que me costó en febrero 98 euros. Si compráis por separado cepillo e irrigador, el precio de cada uno será superior a la mitad de esta cantidad.

Aquapik 100

Hoy os voy a dar mi opinión y experiencia personal con este Irrigador dental o hidropulsor, como lo queráis llamar, es de la marca Aquapik, el modelo exacto es el 100.

Este irrigador dental lo compre por que me lo recomendó el dentista, ya que se me quedaban restos de comida entre los dientes y me recomendó esto por que era muy útil y practico y según el dentista era mejor que el hilo dental y los cepillos inter dentales. Así que me puse a buscar un aparato de estos, el me recomendó oral b o water pik, decidí Aquapik por que era mas barata y me gustaba mas que waterpik, aun que tengo que reconocer que waterpik tiene muy buena reputación. Lo busqué en varios sitios y al final lo compre en la oferta que tenéis más arriba. Me costo 35 euros, en los demás sitios que mire era mas caro.

La garantía de este producto es de dos años, para defectos de fabricación y no daños que hayamos caudado nosotros, por suerte hasta ahora no he tenido que hacer uso de la garantía.

Los materiales de este irrigador son buenos, es todo de plástico pero de calidad.

El uso que le doy a este irrigador es diario una vez al día normalmente por la noche es cuando lo uso. Para hacer un uso correcto primero lo ponemos en la posición dos y en modo limpieza, empezamos por la parte de fuera de los dientes primero por arriba y luego por abajo, después repetimos la operación por arriba de los dientes y por dentro del dientes, si tenemos algo de comida incrustado solo tenemos que insistir un poco y la presión sacara ella sola los restos de comida. Si tenemos encías sensibles podemos usar la posición uno que tiene menos presión o la posición uno o dos con el cabezal en masaje de encías. En cuanto a la posición masaje de encías es muy cómoda y deja una sensación muy buena de relax, el masaje de encías solo se realiza por fuera y por dentro de la encía.

En cuanto al funcionamiento es muy sencillo, solo hay que enchufarlo a la luz, hay que seleccionar la fuerza que quieres usar, dispone de 10 posiciones, la 1 es la mas floja y la 10 la mas fuerte. ademas dispone de dos tipos de chorro uno de masaje y otro de limpieza. Para que funcione correctamente hay rellenar el agua del irrigador, es muy sencillo solo tenemos que coger agua del grifo salvo que vivamos en zonas con mucha cal que se aconseja rellenar con agua de botella, en esas zonas se aconseja rellenar con agua de botella por que el uso continuado con agua de grifo con alta cantidad de cal a la larga puede obstruir los conductos y estropear el aparato, como os contaba que tenemos que rellenar el deposito con 600 ml de agua una vez lleno en chufamos y seleccionamos la posición en la cual queremos irrigar. Es muy sencillo.

Contenido de la caja:

  • 1 base con irrigador
  • Depósito de agua de 600 ml y compartimento para boquillas
  • 7 boquillas

Mi opinión y experiencia con este irrigador es muy buena ya que limpia mucho es muy útil, yo os lo aconsejo por que es mucho mejor que el hilo dental y que los interdentales y mas rápido, en cuanto a la duración del agua depende del uso y de la presión, pero a máxima presión suele durar entre 3 y 5 minutos no lo he contado pero es mas que suficiente para usarlo. Ademas en la parte superior trae una cajita para meter las boquillas del irrigador esto me parece una buena idea y muy sutil por que así no andan por ahí las boquillas danzando y que luego las perdemos que aquí se manchan, etc, en esa cajita se encuentran protegidas y muy a mano. También las boquillas traen unos aros de colores para diferenciarlas unas de otras y que no nos confundamos.

Waterpik Complete Care 9.5

Compré este cepillo tras una decisión muy meditada puesto que me costó unos 150 € e invertir en él unas pelillas que me quitaba haciendo de canguro.

En ese momento era el mejor que había en el mercado (y a día de hoy creo que sigue siéndolo)

El irrigador, que puede parecer un poco inútil, a mí me ha ido de maravilla. Conozco a gente que tiene el aparato y que apenas ha dado uso al irrigador. Cuando lo compré llevaba ortodoncia y por lo tanto tenía que tener mucho cuidado con la limpieza, pero el irrigador simplemente me facilitó las cosas (eso sí, tardaba casi diez minutos en todas las operaciones de lavado de dientes de por la noche, pero en esa situación son bastante necesarias) Cuando me tuve que operar también me fue estupendo, porque no podía usar cepillo, así que llenaba la cubeta con agua y clorhexidina (te lo dan para evitar infecciones) y me pasaba el irrigador con no mucha presión (que es regulable hasta 5 velocidades, la última sólo la he usado para limpiar las juntas en el baño :P) y así te evitas la sensación pastosa de pasar dos o tres días sin poderte lavar los dientes, porque te deja la boca fresquita, mucho más que un simple enjuague, y además puede meterse entre las encías. Esta es una operación que he seguido haciendo con el Oraldine de toda la vida y bastante bien.

Como he dicho tiene hasta 5 velocidades y además dos posiciones, un efecto ducha, en plan masaje, que manda agua con burbujas intercaladas (eso se dice en las instrucciones). La otra posición en un chorro directo, que viene bastante, bastante bien para olvidarnos por completo de la pesadilla de los palillos que tan malos dicen que son. Y aunque a mí me parece un artilugio estupendo he de reconocer que es un poco engorroso, sí salpica un poco el espejo, normal, no? y bueno, a mí se me llegaron a hacer heriditas en las comisuras por culpa del agua que pasaba continuamente, pero es que yo lo usaba muchísimo y me tiraba más de 5 minutos con el chisme chorreando. Os animo a probrarlo.

El cepillo, pues es un cepillo normal, además de todas esas cosas que dice que tienen que no ves (rotaciones estupendas y blablabla) pues eso, lo normal, tiene un timer de dos minutos, el tiempo que se supone mínimo para una limpieza básica y hace como una señal acústica, un tanto rara, como si frenase y arrancase. Tiene dos velocidades y un sensor que lo hace parar si haces demasiada presión.

Por otra parte tiene un mantenimiento un tanto delicado, vamos más que uno normal. El cepillo hay que pasarle un agua y secarlo antes de volver a colocarlo en la base, sino se van quedando restos de pasta de dientes y como la base está caliente acaban quedando marcas y esto acorta la vida del cepillo. La cubeta hay que rellenarla y dejar que pase por el circuito otro depósito cada vez que lo usamos con algún colutorio para que no queden restos. La base, además se raya con bastante facilidad.

La batería… yo lo tengo siempre enchufado porque a poco que lo dejes descargarse lo notas en la potencia del cepillado, de vez en cuando lo dejo descargar (me lo recomendaron los de Waterpik) y a potencia normal me dura unos 6 usos.

A mí personalmente me gusta mucho más que un cepillo manual, que los sigo usando, porque hay dentistas que no se aclaran sobre si es mejor o no. En mi caso, por ejemplo, mi ortodocintas que es bastante tradicional con estas cosas, prefería uno manual (dice que lo eléctricos la gente los usa mal, porque simplemente pasea el cepillo por encima de los dientes) sin embargo tenía una ayudante que me lo recomendó mucho, mi dentista normal también me lo recomendó. Sobre el irrigador, lo mismo, mi ortodoncista no le daba demasiada importancia, el dentista me dijo ¡fantástico! Supongo que todo lo que sea un extra de limpieza…

En definitiva, que me enrollo, es un aparato caro que para mí se ha vuelto imprescindible, al que he dado mucho uso y en el que volvería a invertir, porque tampoco hay otra alternativa, si lo quieres tiene q ser ese y todos los expertos dicen que Braun Oral B son los mejores en cepillos de dientes eléctricos.

Pero ojo! conozco a mucha gente que lo tiene parado, la razón la desconozco, pero meter esa pasta en algo que no vas a usar es un desperdicio, hay que pensárselo

¿Qué es un irrigador dental?

irrigador dental

Este es uno de los complementos de la higiene bucal que apenas empleamos, porque no se conocen todavía o no se ha extendido su uso, y que si lo incorporáramos a nuestro uso cotidiano veríamos mejorar la salud de nuestras encías de manera espectacular.

Se trata de un aparato muy simple en su funcionamiento, un chorrito de agua que podemos dirigir.

Este concretamente, tiene dos maneras de expulsar el agua, una en forma de chorro y la otra como si fuera una ducha.

A parte de eso, se puede regular la cantidad de oxigeno (aire) que incluimos en el chorro, pues esta es una de las características de este aparato, el aprovechamiento del oxigeno que contiene el aire que mezcla.

Sobre todo se ven sus efectos si tienes ortodoncias o puentes, pues llega donde no podemos utilizar la seda dental.

Si tienes un problema de perio, es simplemente ESPECTACULAR el masaje que proporciona en las encías con lo que esta zona se recupera muchísimo antes.

Sin duda, un aparato imprescindible en nuestro baño.

¿Merece la pena comprar un irrigador dental?

Llevo utilizando esta maquina desde hace algo más de 4 meses y es fabulosa, tanto como cepillo como irrigador dental.

Ya disponía desde hace años de un cepillo eléctrico, que es mucho más cómodo y efectivo que los manuales, pero el cambio ha sido abismal. Que potencia, que sensación de limpieza…

El irrigador, o ese gran desconocido, ha pasado a ser indispensable en mi limpieza diaria. llega a donde el cepillo no puede y prácticamente hace que la sea dental pase a mejor vida. Ademas hace un par de meses tengo la «desgracia» de tener ortodoncia y para estos casos el irrigador viene como anillo al dedo pues la limpieza es super rápida. No me imagino lo tediosa que sería la labor sin este aparatito.

Efectivamente, es caro, pero compensa con creces. limpia el sarro de manera muy efectiva y por lo tanto prolonga (que no sustituye desgraciadamente) el tiempo de las limpiezas en el dentista. Y es por eso por lo que supongo que los dentistas de turno no le dan mucha publicidad por no decir ninguna….
ademas puedes añadirle tantos adaptadores como personas vivan en tu casa, por lo que el coste se reparte.