Cápsulas Cappuccino

Estas pasadas Navidades tuve la suerte de recibir como regalo una de las famosas cafeteras de Nescafé Dolce Gusto. La verdad es que no soy de las que consideran el tomar el café como un «rito» inexcusable a practicar cada día, de manera que me ha venido estupendamente este modelo de cafetera quizás un poco menos sofisticado que otras de precios más elevados, pero con la estupenda característica de ser «multibebida». Y es que con cualquiera de los modelos de cafeteras de Dolce Gusto puedes preparar desde un Espresso a un Nestea de melocotón o un Chococino. Hay cápsulas para todos los gustos…

En mi caso, las primeras variedades que probé y con las que empecé a calcular bien el agua que hay que echar en el depósito de la cafetera para que verdaderamente el café salga al gusto, fueron las que venían en las dos cajitas de «inicio» en la propia caja de la máquina. En esas cajas había cápsulas de cappuccino.

Fue probar esta variedad y me encantó. Si bien en las cafeterías soy dada a pedir este tipo de café espumoso, desde que tengo la Dolce Gusto, el cappuccino también lo puedo tomar en casa. Y está tan bueno o más que los que ponen fuera.

Ello me llevó a acabar comprando una caja de cápsulas de cappuccino, variedad a la que dedico esta opinión. La apariencia de la caja actualmente cuenta con el café retratado más de cerca (e incluso el asa de la taza mira a la izquierda) y el logotipo de «Dolce Gusto» no aparece en una franja marrón, sino en un círculo que recuerda a las cápsulas de ese mismo color. El tono característico de la caja de la variedad cappuccino es el verde limón, fácilmente identificable.

Principalmente, habremos de tener en cuenta que, a diferencia de otras variedades en las que sólo habremos de necesitar una cápsula para obtener un rico café, en el caso del cappuccino, se necesitan dos cápsulas, una de leche y otra de café. Es importante tener en cuenta, por tanto, que si bien en las cajas generalmente vienen 16 cápsulas, en el caso de las variedades que, como ésta, necesitan 2 cápsulas para cada bebida, también vienen 16, pero no obtendremos 16 cappuccinos, sino 8. Las cápsulas de leche se identifican por ser de color blanco, presentando las de café en esta variedad color negro.

Os dejo con las características de las cápsulas de Dolce Gusto Cappuccino:

  • Gramaje por cápsula café: 8 g
  • Gramaje por cápsula leche: 17 g
  • Café: arábica

No olvidando este detalle, es muy sencillo preparar un delicioso cappuccino en nada de tiempo. Se habrán de seguir las instrucciones plasmadas en la propia caja:

  1. En primer lugar, tomamos un vaso que pueda contener unos 240ml, así como la cantidad de agua equivalente para echarla en el depósito (yo suelo utilizar agua mineral por aquello de que la cal no venga a estropear la máquina)
  2. En segundo lugar, tomamos la cápsula de leche, le damos a la palanquita de la cafetera girada hacia el lado rojo que implica que vamos a preparar una bebida caliente, y echamos la leche en el vaso hasta que llegue casi al borde. Tras ello, sacamos la cápsula de leche vacía y ponemos la de café, repitiendo el procedimiento pero ya sólo rellenando el vaso (recomiendan 200ml de leche, 40ml de café)

Preparado el cappuccino, ya sólo queda moverlo con una cucharita y disfrutar de él. A diferencia de lo que se pueda pensar en un principio, por no disponer la cafetera de espumador específico, el cappuccino sale con una verdadera capa de espuma digno de cualquier cappuccino de cafetería. Hasta ahora, es una de las variedades que más me han gustado, y además, resulta un cappuccino bastante generoso en cuanto a cantidad.

Esta bebida hay que darla un toque especial. La corona que deja arriba con su espumita, se la puede poner un poco de canela. Le dará un olor y un saborcillo de categoría, además de mejorar la vista. Yo recomendaría un vaso con boca ancha para «agrandar» el aroma. Su sabor es medianamente dulce y algo más ligero y mucho menos fuerte que el «Lungo» por compararlo a otro café.

Si tenéis una cafetera Dolce Gusto y aún no habéis probado el cappuccino, os lo recomiendo, merece la pena si os gusta este tipo de café. El único inconveniente es el de siempre respecto de las cajas de cápsulas: el precio. Ésta que tengo actualmente la compré en Mercadona y salió por 4.86€. Teniendo presente que son sólo 8 los cappuccinos que puedes preparar, sale algo caro (unos 60 céntimos cada uno), sobre todo comparando con el precio de los paquetes de café para cafeteras de filtro o multigoteo.

Aún así, os he dejado una oferta encima de estas líneas para que podáis comprar las cápsulas de Dolce Gusto Cappuccino más baratas.

No obstante, creo que merece la pena.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.