Atrás quedaron los teléfonos inalámbricos que utilizaban baterías, ahora el 99% de los modelos que se venden en el mercado usan pilas recargables AAA NiMH.

Si tu teléfono inalámbrico se apaga o no aguanta tanto tiempo en conversación como cuando le compraste, es momento de que le cambies las pilas por unas nuevas y volverá a funcionar como el primer día. A continuación te dejamos con las mejores pilas recargables para teléfonos inalámbricos que puedes comprar:

Panasonic Eneloop SY3052685 - Pack 4 pilas recargables, AAA
Philips R03B4A70/10 - Pack de 4 pilas recargables (NiMh, AAA)
Varta ACCU - Pack de 4 pilas AAA recargables (NiMH, 1000 mAh, precargadas)
Philips Multi Life - Pilas recargables NiMH AAA 800 mAh (Paquete de 2)
Duracell Ultra Pilas Recargables AAA900 mAh, pack de 4
Modelo
Pilas recargables Sanyo Eneloop
Pilas recargables Philips
Pilas Varta recargables
2 Pilas Philips recargables
Pilas Duracell
Precio
10,47 €
desde 7,00 €
10,03 €
5,98 €
11,99 €
Nota
Capacidad
750 mAh
700 mAh
1000 mAh
800 mAh
850 mAh
Panasonic Eneloop SY3052685 - Pack 4 pilas recargables, AAA
Modelo
Pilas recargables Sanyo Eneloop
Precio
10,47 €
Nota
Valoraciones
Capacidad
750 mAh
Philips R03B4A70/10 - Pack de 4 pilas recargables (NiMh, AAA)
Modelo
Pilas recargables Philips
Precio
desde 7,00 €
Nota
Valoraciones
Capacidad
700 mAh
Varta ACCU - Pack de 4 pilas AAA recargables (NiMH, 1000 mAh, precargadas)
Modelo
Pilas Varta recargables
Precio
10,03 €
Nota
Valoraciones
Capacidad
1000 mAh
Philips Multi Life - Pilas recargables NiMH AAA 800 mAh (Paquete de 2)
Modelo
2 Pilas Philips recargables
Precio
5,98 €
Nota
Valoraciones
Capacidad
800 mAh
Duracell Ultra Pilas Recargables AAA900 mAh, pack de 4
Modelo
Pilas Duracell
Precio
11,99 €
Nota
Valoraciones
Capacidad
850 mAh

¿Cuándo cambiar las pilas de tu teléfono inalámbrico?

Hay una serie de síntomas que nos dan pistas de que las pilas del teléfono inalámbrico hay que cambiarlas por unas nuevas.

La primera pista y la más evidente es que el tiempo de conversación ya no aguanta tanto como cuando el terminal era nuevo. También notas que aunque el teléfono esté encima de la mesa, pronto empieza a pitar para que lo pongas a recargar mientras que hace años aguantaba varios días sin pisar la base de recarga.

Esta disminución en la autonomía es una señal clara de que las pilas se encuentran en mal estado y debes sustituirlas por unas nuevas. Con este simple cambio, volverás a disfrutar de los mismos tiempos de conversación que tenías antes o incluso más si compras los modelos de pilas recargables que te recomendamos en la tabla comparativa que tienes más arriba.

Si el teléfono inalámbrico no carga o se apaga en cuanto lo quitas de la base, es otro indicio de que toca cambiar las pilas recargables.

¿Por qué hay que cambiar las pilas de un teléfono inalámbrico?

Al igual que sucede en los teléfonos móviles o cualquier otro dispositivo que use baterías, con el tiempo y el uso, las pilas recargables se degradan y pierden capacidad, por lo que eso provoca que poco a poco haya una disminución de la autonomía que se vuelve muy notoria cuando han transcurrido varios años de uso.

Además, las pilas recargables que usan los microteléfonos de casa son NiMH, es decir, de Niquel. Este elemento sufre más degradación en los ciclos de carga que el Litio (como las baterías de los móviles) y por la forma en la que usamos los teléfonos inalámbricos en casa, se estropean de forma acelerada.

Si te fijas, nunca o casi nunca hacemos un ciclo de carga completo de 0 a 100% o al revés. Cuando estamos en casa, el teléfono se encuentra en la base. Si nos llaman, lo sacamos de ella y cuando colgamos, lo volvemos a poner a cargar.

Suponiendo que durante esa llamada se haya gastado un 5% de batería, siempre estamos haciendo un ciclo de carga del 95% al 100% y eso machaca las pilas. Con esto tampoco quiero decir que tengamos que tener el microteléfono fuera de su base durante días hasta que se acaben las pilas pero hay que ser conscientes de que este comportamiento termina afectando a la vida útil de las pilas recargables.

¿Qué pilas recargables tiene mi teléfono inalámbrico?

La mayoría de teléfonos inalámbricos de la actualidad utilizan dos pilas recargables AAA de NiMH.

Si quieres salir de dudas y estar seguro del tipo de pilas que utiliza antes de comprar unas nuevas, lo que tienes que hacer es quitar la tapa de la parte trasera, extraer una de las pilas y buscar en su lateral el tipo que es.

Normalmente se usan las AAA porque son más pequeñas que las AA, así el teléfono inalámbrico es más pequeño y pesa menos.

¿Qué pilas recargables comprar para un teléfono inalámbrico?

Pilas recargables Sanyo Eneloop

Si ya te has decidido a sustituir las pilas de tu teléfono inalámbrico, te recomendamos que compres alguno de los modelos que te hemos recomendado en la tabla comparativa que tienes más arriba.

Hemos elegido las pilas recargables con mayor autonomía y que mejor retienen la carga con el paso del tiempo. Son las mejores, te lo aseguramos.

Ten en cuenta que las pilas de serie suelen tener unos 550 mAh de capacidad como máximo y de los modelos que tienes en la tabla, no hay ninguna por debajo de 700 mAh por lo que mejorarás notablemente la autonomía.

NUNCA compres pilas que no sean recargables para tu teléfono inalámbrico.

Si a pesar de la tabla comparativa sigues teniendo dudas sobre qué modelo de pilas comprar para tu teléfono inalámbrico, nosotros te recomendamos las Sanyo Eneloop porque son las mejores. Tienen buena capacidad, se degradan muy poco con el paso del tiempo y retienen la carga francamente bien.

Si no quieres gastarte tanto en unas pilas porque además sólo vas a utilizar dos de ellas, hay un pack de Philips compuesto sólo por dos unidades que ha sido lanzado al mercado precisamente para usarse en teléfonos inalámbricos.

De todas formas, elijas la que elijas, no te equivocarás si compras alguna de las que te hemos recomendado.

¿Cómo colocar las pilas recargables en mi teléfono inalámbrico?

Colocar las pilas recargables en tu teléfono inalámbrico es muy sencillo. Simplemente tienes que respetar la polaridad (signo + y -) tal y como indique el fabricante y listo.

Si tras colocar las pilas la pantalla se enciende automáticamente, es que lo has hecho bien. Si no se enciende, es muy probable que una de las pilas o las dos las hayas colocado al revés.