La Roche Posay Effaclar K

Tengo una piel mixta aunque más bien tirando a grasa resultado de un acné severo de hace ya bastantes años del que me trataron con el «famoso» fármaco «Roacután» y del que salí perfectamente curada. Jamás se me han vuelto a reproducir la cantidad de granos que tenía entonces, pero sí es verdad que debido a la estructura de mi piel, tampoco es que me librara de ellos(eso sí, reducidos en un 80 por ciento) y por lo tanto necesitaba una crema que realmente, a la vez que me hidrataba, controlara un poquito el temilla de los granitos.

Después de un peregrinaje por todas las cremas conocidas y por conocer, de marcas de gama alta(Chanel, Clinique…), de Farmacia(Avéne, Vichy…) de probar cremas de Deliplus(Mercadona), de Avon…(vamos, de todo), no encontraba la que me fuera lo suficientemente bien. La que no me dejaba la cara pringosa, me la dejaba excesivamente tirante, roja como un tomate o ya en el extremo: me producía más granitos a pesar de ser, paradójicamente, para combatirlos. Gracias a una opinión de una youtuber, me convencí para usarla, y he de contaros que después de tanto tiempo, es la que mejores y más efectivos resultados me ha dado.

Para empezar, tiene una textura muy fluida, nada pegajosa ni untuosa, ideal para las/los que tenemos la piel de esta manera. No huele a nada. Si tenéis la piel sensible y las cremas antiacné os destrozan literalmente la cara…con ésta crema no tendréis ese problema, creedme. Yo la tengo hiper sensible(hasta las de Clinique me hacían reacción) y desde que uso esta hidratante de La Roche Posay, va como la seda.

Nada más aplicársela, sientes tu piel más hidratada, y a la vez muy matificada. Con los días, notas como los granitos se van, poco a poco, regulando…y a la semana o por ahí, realmente ves la diferencia. Piel más lisa, más confortable y menos imperfecciones.

No es un milagro porque estos no existen, pero es la solución ideal para las/los que tenemos la peligrosa combinación piel sensible/acné, ya que normalmente otras marcas del mercado para atacar a las espinillas y granos, sacrifican tolerancia para, en teoría, más efectividad(cuántas veces se ha producido en mi piel el efecto rebote).

También me va muy bien como base a la hora de preparar mi piel para el maquillaje.

No considero que sea cara (tampoco le doy mucha importancia a algo si realmente me funciona), pero sí que no trae tanta cantidad como desearíamos y cuando se va terminando, resulta muy difícil acceder a esos últimos restos de crema que, dicho sea de paso, son bastantes.

Otra ventaja es que con poca cantidad puedes limpiarte bien toda la cara. En lo que es aplicación, se puede decir que es muy cómodo: facil de aplicar y retirar.

La puedes encontrar en cualquier parafarmacia o farmacia(yo, en mi caso, la compro en la parafarmacia de «El Corte Inglés» de mi ciudad) y tiene un precio aproximado de 15 euros. También la puedes comprar más barata en el siguiente enlace de Amazon y te la mandan a casa gratis.

Recomiendo, si podéis, usar también el gel limpiador sin jabón de la misma marca. Multiplicaréis los efectos. Si tienes constancia, realmente se nota el cambio que pega el cuti

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.