Nikon AF-S DX 18-200mm F3.5-5.6 G ED VR II

Se acercan las vacaciones y el viaje que estamos pensando realizar y que oportunamente relataré a su debido tiempo, y el grupo que vamos hemos actualizado un poco nuestro equipo fotográfico.

Con respecto al año pasado hemos incorporado un objetivo Sigma 10-20 mm y más recientemente este Nikon 18-200 mm. y con estos ya tenemos cubierto un amplio rango de distancias.

Lo primero que tengo que decir o explicar es el por qué de esta elección. La idea es tener un buen teleobjetivo que nos permita tener varios aumentos. Este zoom como recorre la distancia desde 18 mm hasta 200 mm tenemos una relación de 11 aumentos con respecto a la minima, si a estos datos añadimos que las cámaras digitales aumentan esta distancia focal en un factor de 1.5 llegamos a un equivalente en cámaras analógicas de un 300 mm lo que implica un aumento con respecto a lo que vemos a simple vista (equivalente a 50mm) de 6 aumentos.

Esto es bastante atractivo, pero tantos aumentos tienen un inconveniente y es que al igual que aumentas lo que estás viendo por 6, también el movimiento de tu pulso se aumenta por 6 con lo cual hay muchas más posibilidades de que la imagen te salga borrosa o movida si no hay suficientemente luz y no puedes utilizar una velocidad alta a la hora de hacer la foto.

Hasta hace poco tiempo sólo había la posibilidad de hacer la foto utilizando un trípode (con lo cual no puedes hacer fotos de motivos en movimiento) o gastarte una pasta inmensa en cómprate un objetivo muy luminoso. En ese sentido tenemos los de apertura 2.8 (en vez de la 3.5 – 5.6 de este objetivo) que en un Nikon se te va a los 4.500 euros y en un Tamron o Sigma a los 2.000.

Como digo, esto era hasta hace poco tiempo, pues gracias a Dios y a los ingenieros que han ideado el sistema VR en los objetivos Nikon. Este sistema viene de las palabras inglesas Vibration Reduction y claramente se ve que nos habla de reducir la vibración debida a nuestro pulso. Esto nos va a permitir que disparemos a unas velocidades hasta 4 puntos más rápidas que la que necesitaríamos con esas condiciones de luz, y así asegurar que la foto no va a salir movida. Pasamos de disparar de 1/25 de segundo a 1/250 de segundo, el cambio es apreciable.

funda objetivo nikon

En funcionamiento no sé exactamente en qué consistirá, pero sí sus resultados. En la parte izquierda del objetivo una vez acoplado a la cámara encontramos 3 botones. El de más arriba es simplemente el de cambiar de enfoque de automático-manual a solamente manual. El segundo botón es el que activa el sistema VR. Cuando lo hacemos lo primero que percibimos es un ligero zumbido debido al motor que empieza a vibrar para acoplarse a nuestro pulso. En el visor al principio veremos un poco la imagen borrosa pero en menos de un segundo de pronto la imagen se estabiliza y a partir de ahí la tenemos ya perfectamente enfocada y estamos listos para disparar. Es conveniente que no estemos mucho tiempo con el VR activado y que lo quitemos cuando no sea necesario (cuando no estemos usando todos los aumentos) ya que consume mucha batería. Sobre todo deberemos de desactivarlo cuando estemos usando un trípode, ya que lo que conseguiríamos es el efecto contrario, al estar la cámara perfectamente quieta el único movimiento es el debido al del VR y la imagen saldrá movida.

El tercer botón es para tener un control activo del VR. Me explico: la mayoría de las veces el objeto a fotografiar estará quieto y simplemente queremos compensar el temblor de nuestro pulso, pero a veces el objeto estará moviéndose y deberemos de seguir su movimiento con el objetivo, en esos casos debemos de activar además este botón para que todo funcione correctamente.

En cuanto a cuestiones técnicas poco hay que decir. Es un objetivo Nikon lo cual habla ya muy bien de la calidad de su óptica formada por un conjunto de 16 lentes. Su peso es de 560 gramos que es unos 100 gramos más que el 18-70 mm que suele venir con las Nikon D70, D70s y D80, con lo cual no se aprecia un incremento demasiado exagerado del peso que uno lleva encima. Lo que sí se nota un poco más es el tamaño. Su longitud es de 96.5 mm y puedes tener problemas si te habías comprado una funda para la cámara para que estuviera ajustada y ahora puede que tengas que cambiarla porque no te entre.

En cuanto a precios, es precio algo elevado y quizás poco asequible, pero realmente nada caro viendo lo que estamos comprando y si encima tienes, como nos pasa a nosotros, un grupo de amigos con el mismo tipo de cámaras y puedes compartir los objetivos o simplemente intercambiar las tarjetas de memoria, veras que la inversión merece la pena. Después de verano ya veréis que fotos más chulas consigo hacer con este objetivo, je je.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.