Magic Mouse

magic mouse

Apple siempre diseña aparatos que son tecnológicamente muy avanzados, como visualmente atrayentes para los millones de usuarios que vayan a usarlos. En el caso de sus periféricos esto suele cumplirse casi siempre y el ratón suele estar en la bandeja de sus buenos aciertos, como es el caso del Magic Mouse 2.

El Magic Mouse 2 se trata de un ratón inalámbrico que carece de botones físicos y cuya superficie está repleta de sensores capaz de reconocer movimientos de hasta dos dedos para realizar funcionalidades que antes dependían de botones. Suena un poco raro así que vamos a ir poco a poco.

Por un lado, lo primero que destaca del magic mouse es su precioso diseño. Es bastante plano y por internet se le empieza «la pastilla de jabón dove estilizada». La parte superior del ratón está fabricada en plástico brillante con el logo de apple y el chasis del ratón está fabricado en aluminio al que ya nos tiene acostumbrado la marca de la manzana en productos como el iMac o los MacBook Pro.

En la parte inferior del ratón se encuentra un botón de encendido y el sensor láser que se encarga de reconocer todos los movimientos realizados sobre la superficie de nuestra mesa. También se encuentra la tapa que esconde el hueco para introducir las dos pilas AA que hacen falta para que el ratón funcione aunque en el caso del Magic Mouse 2 contamos con una batería interna, por lo que nos olvidamos del uso de pilas.

Para cargar su batería se usa un cable, que viene a ser el mismo de los iPhones o iPads, con lo que si no lo tienes a mano, y dispones ya otro producto de la manzana, puedes usar su cable para cargar el ‘mouse’. La carga ,aunque impide que lo usemos mientras tanto, es sencilla y en apenas 5 minutos tienes para darle caña una hora.

Sus dimensiones son muy reducidas, lo que unido a su superficie totalmente plana y a un peso que no llega a 100 gramos lo convierten seguramente en uno de los ratones más pequeños que hay en el mercado.

Por último, destacar la introducción de dos carriles de tacto gomoso que se encargan de hacer el deslizamiento del ratón sobre la mesa mucho más suave.

Para conectar el Magic Mouse al mac usamos la tecnología bluetooth que nos permite utilizar el ratón a grandes distancias y sin interferencias. El bluetooth destaca por su alto consumo energético pero apple ha diseñado un sistema de ahorro de energía de tal forma que automáticamente el ratón detectará periodos de inactividad.

Como os he dicho antes, el Magic Mouse carece de botones así que os voy a describir básicamente como funciona:

  • El click principal y secundario se hacen como en cualquier ratón. El magic mouse lo detectará sin problemas. Hay que destacar que este tipo de clicks es físico, es decir, la superficie plástica del ratón se hunde como en el resto.
  • Para realizar scroll no tenemos ruleta así que simplemente tendremos que deslizar nuestro dedo hacia arriba o hacia abajo y magia! Es más, podremos hacer giros de 360 grados a través de cualquier foto o página web simplemente deslizando uno de nuestros dedos por la superficie del ratón.
  • Para realizar gestos multitáctiles solamente tendremos que deslizar dos de nuestros dedos sobre su superficie y conseguiremos acciones como volver a la página anterior vista o a la siguiente, pasar fotos de izquierda a derecha, hacer zoom….todo de forma muy intuitiva y sencilla.

Todas estas cualidades son fácilmente personalizables a través del propio sistema operativo aunque de momento no es posible variar la función de los gestos que vienen predefinidos.

Para utilizar el magic mouse recordad que debéis tener un mac (no es compatible con windows de momento), tener el sistema operativo actualizado y poseer la última actualización de software para ratones o la versión 10.6.2 de snow leopard (que aún no ha sido lanzada).

Mediante la aplicación BetterTouchTool (http://blog.boastr.net/), en Mac, podemos añadir nuevos gestos configurados para: Exposé, Mostar escritorio,Clic central…

El ratón puede utilizarse tanto por personas zurdas o diestras indistintamente.

Puntos negativos

Creo que el magic mouse es una pieza tecnológica brutal a un precio realmente contenido pero aún le queda mucho camino por recorrer.

Por un lado, han sacrificado (una vez más….) el diseño por la comodidad. El Magic Mouse es extremadamente plano y para trabajar durante horas nos puede acabar trayendo problemas en nuestra muñeca ya que hay poca superficie de apoyo. En ese aspecto, apple tiene mucho que aprender de logitech que aunque no hace ratones tan bonitos, desde luego se adaptan como un guante a nuestra mano.

El Magic Mouse carece de botones y yo hecho muchísimo de menos los botones laterales que activaban exposé y spaces y el tercer botón que se solía hacer pulsando hacia abajo la ruleta del scroll. Espero que en futuras actualizaciones permitan modificar los gestos multitáctiles ya que lo considero un aspecto muy importante y no soy el único por lo que puedo leer en distintos foros.

Como sabe casi todo el mundo, los productos Apple de baratos no tienen nada, y en el caso de lo relacionado con sus adorados ordenadores suelen vender caro. Aún así el Magic Mouse 2 no es de lo más costoso que hay, lo que no quita que los 82 euros que valga sean una cifra muy alta. Siempre lo puedes comprar más barato a través de la siguiente oferta:

Mighty Mouse, el ratón anterior al Magic Mouse

mighty mouse

Antes del Magic Mouse, los iMac venían de serie con otro ratón: el mighty mouse.

El Mighty Mouse viene en una versión con cable y otra versión sin él que se comunica con el ordenador a través del BlueTooth. La diferencia de precio entre uno y otro es considerable, pues pasa de 49€ a 69€, pero a veces es bueno darse un capricho y si puedes permitírtelo luego ves que el que no haya cables de por medio tiene sus ventajas.

La ventaja más inmediata que se puede apreciar de no tener cables es que no pierdes el tiempo enchufando y desenchufando el ratón. Si has estado trabajando con el ordenador en un sitio sin llevarte el ratón contigo y después vuelves al lugar donde tienes el ratón, simplemente deberás de tocar alguno de los botones del ratón, para que éste se sincronice a través del bluetooth y esté operativo de nuevo en pocos instantes y ya puedas trabajar con él sin tener cables enredados y con una libertad de movimientos mayor que si tienes el cable. Puedes trabajar en la distancia e incluso manejar algunas de las funciones del ordenador con el ratón como si de un mando a distancia se tratara.
Una de las razones de esto es que el ratón dispone de cuatro botones. Los que corresponderían a los botones tradicionales derecho e izquierdo están integrados en el ratón y no se ven, sólo notamos su acción al pulsar el ratón. Después tenemos dos botones laterales que tienen la misma función, y después una bola de desplazamiento en la parte superior, que si en los ratones normales es una ruletilla que nos permite el desplazamiento vertical, en este ratón es como digo una bola que nos permite tanto el desplazamiento vertical como el horizontal, permitiéndonos un desplazamiento en todas las direcciones y también funciona como un nuevo botón cuando en vez de girarla la presionamos.

Estos cuatro botones son completamente configurables y podemos escoger que función queremos que haga cada uno a la hora de pulsarlo. Como el botón es simétrico podemos configurarlo para diestros o para zurdos o bien con las funciones que creamos convenientes. En mi caso tengo configurado el botón izquierdo como botón principal, el botón derecho como botón secundario, los botones laterales para que al pulsarlos muestren en el escritorio en forma de mosaico todas las ventanas que están abiertas (equivalente a pulsar F9) y al pulsar la bola que muestre las aplicaciones almacenadas en el dashboard (tecla F12), pequeñas aplicaciones como calculadora, notas, relojes, estadísticas, etc… que debemos manejar algunas veces y a las que queremos tener un acceso rápido pero no nos gusta que estén siempre pululando por ahí.

En el aspecto externo, el ratón se parece a una pastilla de jabón blanco de la cual de lejos solo distinguimos la parte delantera por la bola de desplazamiento, pero que si miramos lateralmente más cuidadosamente vemos que la parte trasera es algo más elevada que la delantera permitiéndonos un apoyo ergonómico de la mano y un cómodo manejo.

En la base del ratón tenemos el hueco para las pilas. El Mighty Mouse utiliza dos pilas AA de 1,5 V para funcionar aunque puede hacerlo perfectamente con una sola pila, si bien entonces el tiempo de uso se reduce. También dispone de una pestaña para tapar el láser y apagar así también el ratón si no lo vamos a usar en un periodo amplio de tiempo.

En cuanto al alcance del ratón es bastante amplio, de 2 a 3 metros por lo menos, lo que quizás pueda parecer un exceso pues a esa distancia vamos a ver malamente vamos a distinguir el puntero en la pantalla, pero que si nos va a servir para activar o desactivar algunas funciones, minimizar ventanas o alguna función básica más. Además si alguna vez usamos el ordenador conectado a un proyector, entonces el poder disponer de un ratón que podemos manejar desde casi cualquier distancia se convierte en una gran herramienta para las presentaciones a pantalla grande.

En conclusión, tanto el inalámbrico como el normal son dos buenos ratones y quizás te merezca la pena el inalámbrico o bien te apetezca darte un capricho. De cualquier manera te llevarás un buen ratón.

P.D: Si pulsas la tecla control (ctrl.) a la vez que giras la bola del ratón harás un zoom de la pantalla. Lo mismo puedes conseguir con el touchpad del MacBook pero pulsando las teclas ctrl.+fn a la vez que te desplazas arriba o abajo en el touchpad.

Categorías Ratones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.