Cubo de Rubik

Mi opinión va a tratar sobre el mítico cubo de Rubik, a lo mejor por el nombre no lo conocéis, pero en cuanto os diga que es el cubo de los colores seguro que sabéis cuál es.

Todos aquellos que rondéis los 30 años o más, habréis tenido en vuestras manos este magistral invento, un juego rompecabezas, que se hizo muy popular en los años 80, y que, a pesar de haber perdido vigencia, permanece inmune en nuestra memoria, con recuerdos bien desesperantes, bien reconfortantes por la labor bien hecha, por haber conseguido, al menos una vez, completar este maremagnum de cubos imposibles.

La adicción a este juego se la debemos al matemático de idéntico apellido que un buen día se puso a darle vueltas a la cabeza y se hizo multimillonario al sacar este invento a la calle. Desde el primer momento, enganchó a todo tipo de personas, niños y mayores, en busca de una solución casi imposible de conseguir si no fuera siguiendo unas pautas memorizadas y complejas, dignas del más experto matemático.

Recuerdo que me pasaron una vez unas fotocopias, sacadas creo recordar de la fantástica revista «Muy interesante», en las cuales explicaba el proceso a seguir para conseguir que cada cara tuviera un único color, ya que ese era su objetivo, por si a alguno os suena a chino todo esto. Me las empollé de arriba a abajo.Afortunadamente, no había ni ordenador ni internet que me distrajera. El caso era conseguir hacerlo en el menor tiempo posible, y así presumir ante tus compañeros de clase, enganchados al 90% al diabólico juguete.

Y lo conseguí. Siguiendo unas pautas eras capaz de lograr poner cada colorín en su sitio.La primera vez que lo logré fue impresionante.Recuerdo que estuve semanas sin deshacerlo, para poder presumir delante de todo el mundo.Había gente que era capaz de descomponerlo por completo y montarlo con cada pieza en su lugar, para luego darse el pego con la gente.Pero yo lo conseguí de una manera limpia, sin trucos ni estudios de arquitectura en miniatura.Sólo con mis manitas.

A partir de cogerle el truco, recuerdo que era una competición contra el reloj. Cada vez que lo tenía en mis manos, me cronometraba en busca de mejorar mi «record». Puedo presumir, y presumo, que lo logré hacer en 27 segundos, record mundial de mi casa y de mi clase del cole (no siempre se puede presumir de algo…). Era cuestión de memoria visual, aplicada a un montón de cubitos entrelazados entre sí de una manera imposible, combinada con una pizca de suerte y un mucho de paciencia, capacidad que he ido perdiendo con el paso del tiempo.

El creador del cubo de Rubik

Desde luego el creador (Ernö Rubik) de este simple juego, creo que merece también un publico reconocimiento y un aplauso cariñoso, en agradecimiento a la humanidad (juas, ¿me estaré pasando?), por los fantásticos y agradables momentos que nos ha hecho pasar, yo por lo menos SI que se lo quiero agradecer.

Hablemos un poco sobre el inventor de este maquiavélico juego. Su nombre es ERNÖ RUBIK, nacido en Budapest (Hungría) en 1944, su padre era ingeniero mecánico, constructor de aviones planeadores y su madre una mujer de letras (poetisa y artista). Estaba claro pues, que para el la influencia de la técnica y de las artes, fue un factor determinante. Se caso en 1977, su mujer (que no recuerdo como se llama y no tengo ganas de buscar en Google) era arquitecta y hasta donde yo sé en 1978 tuvieron una hija a la que se llama Ana.

Cómo es el cubo de rubik

En mi caso, mi juguete es un cubo de 5,7 cm. de lado, formado, al menos en «apariencia», por por veintisiete «pequeños cubos» (aunque no lo son realmente) de 1,9 cm. de lado, cada uno con dos caras visibles (si son cubos-bordes, doce en total), o tres caras visibles (los cubos-esquinas, ocho en total), o una cara visible (los cubos centrales, seis en total).

Cada una de las seis caras del cubo puede girar libremente alrededor del eje de la faceta central, una pieza como el cubo-borde puede así «viajar» y tomar el lugar de cualquier otro cubo-borde, lo mismo con cualquier cubo-esquina.

Parece ser que la idea de Rubik, fue materializar los «viajes» de las piezas coloreando, con adhesivos de plástico, creando un efecto bastante bello. Hay 54 (9 por cara) adhesivos de colores (en el mio por ejemplo los colores son; verde, amarillo, blanco, azul marino, rojo y naranja) correspondiendo cada cara a un color diferente. Las piezas (cubos) centrales no pueden abandonar su cara de origen, sus colores son fijos, así pues hablaríamos de la «cara verde» para significar aquella cuyo adhesivo central es verde.

La teoría matemática conocida bajo el nombre de «COMBINATORIA», permite enumerar las posiciones posibles del cubo, de las que se pueden contar la impresionante cantidad de ¡ ¡ ¡ 43.252.003.274.489.856.000 posiciones ! ! !, o sea, mas de 43 TRILLONES.

Si quitamos las ocho piezas móviles de la cara central alta del cubo, podremos admirar una obra maestra de ingeniosidad y de dominio del espacio. Si deshuesamos el «monstruo» la cista interior permite comprenderla rotación de una cara entera en el «hueco» circular central.Las partes agregadas de los cubos-esquinas son prácticamente fragmentos esfericos, las mismas agregadas a los cubos-bordes, forman de un lado un platillo sobre el cual gira una especie de galleta redonda y del otro lado unas especies de pinzas que giran (apretándolo) sobre un de los ejes que ligan las piezas centrales.

Diferentes tamaños del cubo de rubik

Este CUBO, lleva mas de 20 años entre nosotros, y en la actualidad sigue siendo un reto para todo el mundo que se pone delante de el, las seis caras del cubo, cada una pintada de un color diferente y que cada cara esta dividida en 9 cuadrantes, hace que una vez deshecho el cubo, solo las mentes privilegiadas consigan acabarlo sin mirar las instrucciones, ya que una vez te las has leído y las memorizas, es mucho mas sencillo.

Para mentes prodigiosas también existen variables del mismo. El cubo original es de 3x3x3, pero existen de 4x4x4 , de 5x5x5 , uno piramidal que se llama Pyramix y uno cubico que tiene las partes con formas rectangulares, cuadradas y triangulares que se llama «Square 1» , en fin … todo un mundo.

La verdad que creo que ha sido un invento revolucionario, que ha entretenido a mucha gente. Si tú todavía está frustrado con en cubo busca las soluciones al mismo en el google poniendo rubik cube. A ver si puedes batir un record, algunos proclaman haber armado el cubo en ¡¡11.46 segundos!! Eso es tener las manos rápidas

Para los que no tienen paciencia

Otra opción que hay para poder completar el cubo son las que usábamos para fardar con nuestro colegas y que en ocasiones nos llevaban a romper el juego, alguna de las que yo he usado han sido quitar las pegatinas de cada cubo para pegarlas luego todas las de cada color en cada cara, podías fardar que lo habías conseguido, pero realmente era una artimaña tuya que muchas veces te hacían romper una pegatina de un color determinado o que las pegaras descentradas y se notara a la legua tu vil trampa.

Otra opción era el desmontarlo, yo solo lo hice una vez, intente desmontar el cubo para volver a formarlo pero ya resuelto y el resultado fue que me tuve que ir a la juguetería a comprar uno nuevo pues el sistema «interno» del juego es algo complicado, pero cuando eres pequeño no piensas eso.

En internet hay cientos de páginas de personas fans de este juego y miles de páginas con trucos e información para resolver el cubo, pero yo me conformo con lo mío y soy feliz resolviendo una sola cara.

Conclusiones finales

Está claro que conseguir recomponer el cubo no es tarea fácil y que habrá que echar mano de documentación (guias, manuales, …) para poder conseguir doblegar a la matemática, pero todo es proponérselo ;-D ¿o no?.

Desde luego yo me lo propuse y lo conseguí, así que vosotros no seréis menos, desde luego es obvio decir que existen métodos groseros e inconfesables alternativos para recomponerlo, pero carecen de todo valor frente a la técnica, que no utiliza mas que combinaciones de movimientos de las seis caras alrededor de sus ejes.

Cuando lo practicaba hace años, en mi momento mas algido llegue a recomponerlo en tan solo ¡ 1 minuto y 26 segundos !, impresionante ¿eh?, pues es cierto.

Venga espero que disfrutéis del juego mas ingenioso y fascinante del siglo XX.

Ver más opiniones en Amazon
Categorías Puzzle

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.