Marqués de Cáceres

Desde hace ya un tiempo y por recomendación del medico, en las comidas me tomo una copita de vino tinto, con lo que voy probando diferentes vino a cual mejor. En este caso os quiero hablar del Marqués de Cáceres.

El Marqués de Cáceres es un vino que goza de prestigio y de calidad, con lo que los precios suelen ser muy elevados, pero con un poco de suerte podemos gozar de añadas más recientes que también gozan de una excelente calidad y eso se nota nada más tenerlo en la boca y a contraluz.

Este vino tinto tiene un gran cuerpo tirando a cereza madura, con lo que se nota que no es aguachirri a la vez que el sabor es muy intenso y duradero en boca. Precisamente en boca notaremos notas de frutos secos como frambuesa, arándanos y cereza, además que tendremos una nota de fondo avainillada. También es muy notable el roble, ya que sus barricas son de este material.

Tiene una consistencia mas espesa que otros vinos, y una sensacion de aterciopelado. ES un vino que tiene un aroma exquisito, ya que posee una mezcla entre varios olores, y va desde el afrutado, hasta el dulzon.

Se puede apreciar su consistencia, echándolo en una copa y dandole unas vueltas, para que así mezcle todo su sabor, y para ver si deja mancha en la copa de cristal, así sabremos cuánto espeso es. El sabor cambia depende la copa que usemos para beberlo, ya que en unas el vino caerá de forma al paladar que nos dara un sabor mas intenso, y en otras, notaremos lo que es el alcohol.

Según la información que he recopilado la bodega del “Marqués de Cáceres” solo elabora este vino con cosechas que considera “de lo mejor”. Contiene tres clases de uvas: Tempranillo, Graciano y Garnacha y durante unos 28 meses madura en barricas de roble francés, envasándolas posteriormente en botellas donde finalizará su proceso y afinamiento, después de 8 o 10 años.

La familia Fornier, propietarios de estas bodegas, adquirieron parte de sus conocimientos en la zona de Burdeos, donde restauraron dos “Chatêaux” el Camensac y el Trintaudon, lo que me lleva a pensar que este “Marqués” se llevará muy bien con los Burdeos que aún tengo en la despensa, restos de los que trajo mi marido de allí, y que hasta la fecha no nos han parecido “magistrales”, pero que en esta ocasión me servirán de relleno, dejando al Sr. Marqués como acompañante ilustre del plato principal de carne.

La botella que tengo en mi poder es de 75 cl y la cual tiene un 13% de Vol. con lo que hay que tomarlo con cuidado si no quieres que se te suba a la cabeza. Este vino en particular está indicado para la dieta mediterránea ya sea con frituras, verduras a la plancha, jamones y chorizos, patés, carnes asadas, legumbres, paellas, arroces, salsas, pescado a la plancha o queso curado o semi-curado por ejemplo entre otras cosas. Como se puede ver es un vino ideal para acompañar una buena comida o una cena ligera.

Por cierto este vino es aconsejable tomarlo a una temperatura de unos 16º a 18º para saborearlo mejor y poder disfrutar de esas notas afrutadas. yo particularmente lo tomo algo fresquito, aunque no es lo más correcto para un vino de estas características.

Respecto al precio, os puedo decir que no es barato pero tampoco es caro, pero por ejemplo esta añada a mi tan solo me cuesta 5,95 euros la botella que no está nada mal, pero claro es una añada del 2007 con lo que se puede considerar reciente, así que si quieres uno de mejor calidad prepara unos 20 euros tranquilamente.

Yo por lo menos recomiendo este vino ya que en boca no es nada fuerte y se puede tomar tranquilamente, además de que deja muy buen sabor de boca y sobretodo esas notas a tostado de la barrica de roble.

Yo en particular lo tomo con carnes a la plancha y verduras y la verdad es que si pega y mucho, ya que le da un toque diferente a lo que estar comiendo. Por el momento no lo he probado con pescado, aunque creo que no estará nada mal, pero se dice que para ese tipo de comidas mejor un vino blanco, no se… la verdad.

Además de este, también suelo comprar El coto del 2007 tinto y este es más económico ya que solo vale 4,50 euros, pero la calidad se nota, no está malo, pero no llega a la del Marqués de Cáceres y una vez que pruebas este es difícil que vuelvas a otro de menor calidad.

En fin, yo por lo menos aconsejo que al menos lo proveéis y más si te gustan los vinos tintos con notas afrutadas y a tostado, sin duda es un vino que merece la pena.

El Marqués de Cáceres es un buen vino, ni demasiado fuerte ni demasiado dulzon, justo para estas comidas navideñas, sin que el bolsillo se resienta demasiado.

Puedes encontrar este vino en gran reserva, siempre llevara algunos añitos, esos que cuanto mas viejo, es mejor vino.

Sin más me despido y silo espero que os haya sido de ayuda mi opinión, además de daros las gracias por las lecturas y los comentarios

Categorías Vino

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@guiasdecompra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.