Sin duda, para aquellos que piensen que las grandes obras de la literatura fantástica terminaron en la saga de «El Señor de los Anillos», les diría que la obra de George R.R. Martin, no tiene nada que envidiar a la anterior trilogía. Así, su «Juego de Tronos», «Canción de Hielo y Fuego», pese a que recuerde bastante a la obra de Tolkien, en mi opinión la supera en realismo, adicción y técnica narrativa.

En concreto, ambas comparten una serie de puntos en común, ya que se basan y ambientan en una edad media alternativa y tienen como principales protagonistas a los hombres y a sus reinos. Así, encontramos una época de reyes, señores, vasallos y castillos, caballeros, estandartes, blasones y una fijación enfermiza por acumular tierras, oro y poder.

Rebajas
Canción de hielo y fuego: Juego de Tronos 1
315 Opiniones

No obstante, en el caso de «Juego de Tronos» no se encuentra tanta variedad de razas como en «El Señor de los Anillos», ya que en éste último se podían encontrar junto a los hombres, la raza de los enanos, la de los elfos, orcos y otra larga lista de seres varios, mientras que en el «Juego de Tronos» sólo se encuentran aparentemente los hombres, puesto que en teoría todos los seres sobrenaturales han ido desapareciendo poco a poco.

En mi caso, descubrí el libro de «Juego de Tronos» gracias a las recomendaciones de varios amigos que estaban viendo la serie del mismo nombre en Canal plus y, a raíz de la misma, enseguida quise echarle un vistazo a la obra de Martin. Y claro, me encontré con un libro cuyo título original es «A Game of Thrones» con una primera edición fechada en 2002 de ediciones Gigamesh. El cual resulta que tiene un gran tirón y fama dentro del mundo anglosajón pero que no había trascendido hasta hace bien poco fuera de éste. Pero mi mayor sorpresa vino cuando descubrí que esta «Canción de Hielo y Fuego» no es más que la punta del iceberg, puesto que estamos ante una auténtica saga de libros, sumando un total de 7, con los dos últimos ni siquiera terminados.

Adaptación para televisión

Por mencionar a la adaptación del libro para televisión de la cadena HBO con el mismo nombre, he de decir que es bastante fiel al mismo salvo en algunos detalles y licencias que se toma la propia serie, y la primera temporada coincide exactamente con el final del libro. Por tanto, parece que cada temporada de la serie se basará en cada una de las obras de Martin.

Estructura

Por otra parte, volviendo al libro, éste se estructura en un prólogo y una serie de capítulos, y se encuentra narrado en tercera persona, contando además con las distintas intervenciones de cada uno de los personajes. Pero la particularidad que ofrece es que los capítulos se dividen a partir del punto de vista propio de la mayor parte de los personajes principales de la obra. Es decir, la historia avanza y se construye a partir de la visión de diferentes personajes, con lo cual el lector va adivinando cosas y descubriendo otras desde diversos prismas o perspectivas.

De este modo, cada capítulo toma el nombre de un personaje y básicamente narra sus peripecias, con el ingrediente añadido que al final de cada uno de ellos la trama se suele poner bastante interesante y la acción se traslada completamente en torno a otro personaje, otro lugar y punto de vista distinto, dejando al lector continuamente con la intriga y la miel en los labios.

Sinopsis

sinopsis Canción de hielo y fuego 1: Juego de Tronos

Nos encontramos en un mundo muy parecido a la Europa medieval, con la pequeña salvedad de que en este planeta los inviernos y los veranos duran años enteros. En esta época aún existen seres como los enormes lobos huargo, o los mágicos bosques de arcianos, sin embargo, la mayor parte de los elementos míticos y sobrenaturales (como los dragones) han desaparecido y ahora son objeto de mitos y leyendas. Nos situamos en el continente de Poniente, en el reino de Invernalia; región de los Siete Reinos situada más al norte y que es guardián del Muro de Hielo. Una gigantesca barrera (algo así como la Muralla China, o el muro de Adriano) que separa al mundo «civilizado» de las tierras más salvajes del continente y del recuerdo de unos enemigos hace tiempo desaparecidos: los otros.

En Invernalia gobierna lord Eddard Stark; uno de los héroes que acabaron con el reinado de terror del último de los reyes dragón: Aerys Targarien. El cabeza de la casa Stark es un rey duro pero justo que ve pasar los años en paz junto a su reina; lady Catelyn, y sus hijos: Robb, Rickon, Sansa, Arya, Bran y su único bastardo, Jon Nieve.

Cierto día encuentran en las inmediaciones del castillo una hembra de lobo huargo muerta a consecuencia del enfrentamiento con un ciervo. Junto a ella 6 cachorros gimoteantes, los cuales son rápidamente adoptados por los herederos de la casa Stark. Ese mismo día llega al castillo Robert Baratheon, otro de los héroes que acabaron con los Targaryen. Ser Robert es ahora el dirigente de los Siete Reinos y se sienta en el Trono de Hierro en Desembarco del Rey, trae una propuesta que hacer a lord Eddard, que se convierta en Mano del Rey (una especie de primer ministro). Lady Catelyn no puede dejar de recordar que el emblema de los Stark es un lobo huargo, y el de los Baratheon un ciervo con una enorme y afilada cornamenta.

Aparte de la inestabilidad político, otros peligros acechan a los Siete Reinos, al norte de Invernalia, al otro lado del Muro, el Invierno se prepara para volver, y con él un enemigo que ya asoló Poniente una vez; los otros.

Por si fuera poco, no todos los Targaryen murieron durante la rebelíon que acabó con el depuesto rey Aerys, hay dos herederos con vida: Vyseris y Daenerys. Vyserys, el hermano; al que apodan como «El rey mendigo» sueña con recuperar el trono que le pertenece por herencia. Para conseguirlo no durara en casar a la joven Danny con Khal Drogo; una especie de Atila que habita al otro lado del océano. La joven se convertirá a partir de ese instante en la khalessi que dará a luz al «Semental que montará el mundo».

La tragedia está servida.

Los personajes de Juego de Tronos, clave para entender el libro

cancion de hielo y fuego juego de tronos

Se echa un poco de menos a varios de ellos a la hora de que la historia sea vista también desde sus propios ojos, como pueden ser Robb Stark, Cersei o Meñique. Sin embargo, considero que la elección de éstos por parte de Martin también se debe a no desvelar y adelantar al lector más de lo debido.

Estos personajes principales son los siguientes:

  • EDDARD: señor de Invernalia, uno de los Siete Reinos y cabeza de una de las grandes casas y familias del norte, la casa Stark. A su vez, gran amigo del rey Robert Baratheon, señor de los Siete Reinos. Debido a esta amistad, enseguida el propio rey hará una proposición a Stark que cambiará el signo de su vida y su familia.
  • CATELYN: esposa de Eddard Stark y señora de Invernalia, perteneciente a la casa Tully de Aguasdulces. Madre de 3 hijos y 2 hijas comparte su vida y la de su familia tras los muros de Invernalia. Tras la visita del rey Robert, Catelyn será clave debido a una serie desafortunada de acontecimientos. -JON: es el hijo bastardo de Eddard Stark y, por tanto, fuera del matrimonio con Catelyn y repudiado por ésta última. Convive junto al resto de sus medio hermanos tras los muros de Invernalia sabiendo que no goza de los mismos derechos y trato que aquéllos. Ni siquiera puede llevar el apellido Stark, debiendo llamarse «Snow». La visita de su tío Benjen Stark desde «La Guardia de la Noche» y «El Muro» será muy importante para él y su futuro camino en la vida.
  • ARYA: se trata de la hija menor de Eddard y Catelyn. A diferencia de su hermana mayor, Arya tiene otras preocupaciones e inquietudes. Así, lejos de querer ser una dama y casarse con un gran príncipe, lo que verdaderamente le gusta son las cosas propias de los chicos de su edad, como jugar con palos de madera, montar a caballo y pasarse el día jugando en el barro.
  • SANSA: la hija mayor de los Stark, muy refinada y ansiosa por convertirse en una noble dama digna de un gran príncipe, todo lo contrario que su hermana Arya, con la cual no se lleva muy bien que digamos. Cuando Joffrey, el hijo del rey Robert Baratheon, llega a Invernalia con el resto de la corte, Sansa rápidamente se fija en él y cae rendida a sus pies.
  • BRAN: se trata del segundo hijo legítimo de Eddard y Catelyn, por detrás de Robb, el primogénito. Todavía muy joven, Bran tiene mucho que aprender para convertirse en un caballero como ansía o en un gran señor. La llegada de la corte del rey a Invernalia desencadenará toda una serie de acontecimientos a su alrededor. –
  • DAENERYS: se trata de la última junto a su hermano Viserys de una gran dinastía y casa real, los Targaryen, recién despojados del Trono de Hierro en el cual estaba su padre Aerys Targaryen. Los dos hermanos se vieron obligados a exiliarse y abandonar la Fortaleza Roja para vagar por las ciudades libres con la esperanza de que algún día Viserys pudiera recuperar el trono perdido.
  • TYRION: hijo de Lord Tywin, de la casa Lannister. Su familia es de las más poderosas y ricas de los Siete Reinos. Es hermano de la reina Cersei, casada con el rey Robert y de Jaime Lannister, miembro de la Guardia Real. La particularidad de Tyrion es que nació con una gran tara, su enanismo. El cual le hace tener un cuerpo pequeño, con los miembros atrofiados, pero que compensa con creces debido a su gran inteligencia. Un pequeño hombre al que llaman el «Gnomo» destinado a cumplir un rol muy importante dentro de este juego de tronos.

No obstante, además de éstos, existen otra serie de personajes también importantes, pero los enumerados con anterioridad son aquellos desde los que la historia avanza y se vive de primera mano, de manera que los capítulos toman sus nombres y se van alternando sin un orden aparente.

Mi crítica

Rebajas
Canción de hielo y fuego: Juego de Tronos 1
315 Opiniones

En cuanto a la crítica del mismo, desde mi punto de vista, hacia tiempo que no encontraba un libro que me atrapase tanto, con una ambientación y una capacidad descriptiva del mundo en el que transcurre este «Juego de Tronos» sublime, con una historia sorprendente en la que los continuos giros de guión dejan al lector desconcertado, al menos en mi caso. Ya digo que, habiendo leído la saga de Tolkien, sus libros y el mundo que desplega a través de la gran «Tierra Media», a mi modo de entender no veo que el mundo imaginado por George R.R. Martin se deba quedar atrás en algún sentido.

De este modo, por hacer un breve resumen de lo que podemos encontrarnos en el libro, éste se basa principalmente en el juego que desde las grandes casas y familias nobles de los Siete Reinos se hace para llevar a cabo un control sobre los demás, a base de obtener tierras, alianzas, oro, reconocimiento y poder, de ahí el juego de tronos, un juego muy peligroso en el que se gana o se pierde y la derrota se paga con la muerte.

En este sentido, en mi opinión, el gran atractivo de «Juego de Tronos» radica en los personajes de la obra, capaces de estrechar grandes lazos con el lector, algo que ya he visto en obras como por ejemplo «Los Pilares de la Tierra». Pero el vínculo entre los creados por Martin y el lector considero que todavía va más allá… el amor, el odio, la rabia, la impotencia, la desesperación, el honor, el orgullo… todos los sentimientos afloran a la superficie mientras que tras las páginas del libro surge un mundo maravilloso a la vez que cruel palpable con sólo dejar volar nuestra imaginación.

Pero la cosa no acaba sólo en los personajes sino también en las localizaciones y la capacidad de descripción con la que Martin hace alarde en esta obra de lugares, reinos, castillos, aldeas, ríos, valles… (véase por ejemplo El Nido de Águilas o El Muro). Todo descrito con gran lujo de detalles y, claro está, muchas casas, localizaciones, estandartes o reinos podrán recordar a referencias históricas reales en las que Martin seguro que se ha apoyado y documentado para crear ese fantástico mundo, pero eso viene a ser algo completamente normal. En este sentido, la serie considero que da en el clavo, tanto por el acertado cásting de los actores como por la recreación de los lugares más significativos que se describen en el libro.

Desde luego, si algo me transmite «Juego de Tronos» es que se trata de una obra «realista». Así, a pesar de formar parte de la literatura fantástica, el libro cuenta con un gran realismo y crudeza desde el punto de vista de las interacciones entre los hombres, las diferencias entre clases: nobles, señores, vasallos, caballeros, soldados, aldeanos y esclavos… lo poco que vale una vida dentro de una tierra claramente hostil, en la que un paso en falso acaba rápidamente con la muerte del más débil. Además, las criaturas fantásticas parece que hace tiempo que desaparecieron, a diferencia de «El Señor de los Anillos» plagado de ellas. Sin embargo, una serie de nuevos acontecimientos parecen dejar entrever que algunas de ellas están despertando tras estar mucho tiempo dormidas y aletargadas (el invierno se acerca).

Por poner un ejemplo, me llamó bastante la atención la idea de «El Muro», una especie de barrera de hielo a modo de muralla que separa en el norte a los Siete Reinos de aquellos otros hombres a los que se considera como «salvajes». Tras esta barrera de hielo, defendida por la Guardia de la Noche, al otro lado, desde siempre se contaron historias acerca de «Los Otros» y demás criaturas que habitaban el Bosque Encantado, como gigantes o niños criados en esos bosques más allá del muro. Se supone que todas esas criaturas junto a otras como los dragones quedaron atrás y ahora sólo viven en los propios cuentos, pero sin duda, desde el punto de vista del lector son otro aliciente dentro de este «Juego de Tronos».

Por otro lado, he de comentar el hecho que la serie de televisión hace que todo cobre vida y la estimulación visual se agradece bastante, pero recomiendo la lectura del libro especialmente a los fans de la misma, tanto por todo lo comentado como por el gran lujo de detalles que se dan en la obra, que explican la historia mucho mejor que la propia serie. Así, en ésta muchas escenas aparecen inconexas, les falta información más o menos relevante o incluso cambian o adelantan cosas del libro, algo por otra parte completamente normal, sino los diez capítulos de la primera temporada se hubieran transformado en más de veinte.

Conclusiones

En conclusión, en mi opinión estamos ante uno de los libros y las sagas más apasionantes de la historia de la literatura, por méritos propios, con un nivel de adicción brutal para el lector, con continuos giros de guión en la historia y grandes sorpresas, una facilidad de lectura sorprendente y una técnica narrativa sublime. Además, cuenta con todos los grandes ingredientes de la novela épica, esa de los caballeros, el honor, las justas, las ansias de poder de los señores y los nobles, las grandes batallas entre ejércitos, los movimientos y la estrategia bélica, los asedios, los castillos y fortalezas… a los que se une ese toque fantástico de obras como «El Señor de los Anillos» en la que las criaturas sobrenaturales campan a sus anchas. En definitiva, una lectura espectacular que te llevará sin remedio al segundo libro de la saga de George R.R. Martin, «Choque de Reyes» (A Clash of Kings) que continua justo por donde termina este fantástico «Juego de Tronos».

P.D.: actualmente llevo leída la mitad de «Choque de Reyes» y el listón no se baja en absoluto.