Anís del Mono

El anís es una bebida que se elabora a partir de la matalahuga, o matalauva, semilla de un arbusto en principio silvestre que, debido a la demanda, se cultiva con fines de explotación. Pertenece a una variedad de plantas, algunos las llaman anisáceas, frecuente en el Mediterráneo. De hecho existe toda una variedad de bebidas similares en los países que compartimos este mar; sin ir más lejos el anisette francés.

En España destacan dos variedades: el anís dulce y el anís seco. El seco se obtiene mediante la bidestilación de alcohol, agua, muy poco azúcar, granos de anís procedentes de la matalahuga y… algo más que no nos van a contar. Tiene una graduación de 55 grados, y es bastante fuerte. Si lo que quieres es una oferta para comprar Anís del Mono más barato, a continuación la encontrarás:

Pero quizás la variedad más consumida sea la dulce. Su graduación es sensiblemente inferior, 35 grados. Y se suele tomar de postre, bien en copa corta o vaso largo, siendo un excelente acompañamiento para dulces. De hecho, en Andalucía su consumo se dispara en fechas navideñas, siendo muy habitual e incluso ritual la apertura de una botellita durante los postres en Nochebuena. Además, su diamantina botella constituye un excelente instrumento de percusión. Pero esto es otra historia.

Y el Anís más representativo y consumido de toda España es el del Mono. Supera a otros también bastante conocidos como el de la Castellana, el de la Asturiana, el Chinchón o el Machaquito, con el rostro de este torero decimonónico en su etiqueta.

Incoloro, de intenso olor, se ha convertido en todo un mito de los aguardientes españoles. Y como todo mito que se precie tiene una historia muy interesante que contar…

Historia del Anís del Mono

El año pasado impartí un módulo técnico sobre enología y elaboración de licores en un curso de formación profesional ocupacional. Oportunidad que aproveché para obtener información complementaria sobre este mundo de la bebida. A grandes rasgos, debía transmitir información sobre la elaboración, características y formas de servicio de estas bebidas. Y además, me preocupe por encontrar información sobre la historia de cada bebida. Y encontré esta leyenda. No sé hasta que punto es cierta y si en algún momento comienza la ficción. Ahí va:

Parece ser que durante el siglo XIX se tenía al anís por bebida salutífera y fuente de innumerables beneficios orgánicos. En 1884 una epidemia de cólera asoló España, pero los habitantes de la alicantina población de Monovar (creo que allí nació Azorín, pero es un dato que acabo de recordar del libro de literatura de 2º BUP y puede que sea erróneo) quedaron milagrosamente a salvo de la enfermedad. Por motivos que se desconocen, se atribuyó esta salvación al elevadísimo consumo que sus habitantes hacían de esta bebida. Evidentemente, esto sirvió como detonante de un mayor crecimiento en su demanda. Las campañas de publicidad que efectuaron los comerciantes fueron bastante pintorescas. Y de entre todas ellas destacó la del industrial catalán José Bosch Grau. Dada la fama que alcanzó la localidad alicantina entre los bebedores, fue costumbre solicitar dicho aguardiente en las tabernas bajo la frase de “póngame un mono”, apócope de Monovar. Así que ni corto ni perezoso decidió incluir la imagen de un simio en la etiqueta. Y así comenzó la leyenda.

Otra versión que conozco es que José Bosch Grau se dedicaba a la importación de productos americanos. Dicen que en uno de sus barcos vino un mono como regalo de un contacto comercial suyo, que eligió como imagen animal de este producto.

En cualquier caso, y puestos a elegir (y no sé si a soñar) me quedo con la primera versión. La del prodigio de Monovar. De hecho, el pergamino que sostiene el simio que reza “soy el mejor, la ciencia lo dice y yo no miento” es alusión al milagro de la localidad alicantina. E incluso hay controversia sobre a quién representa este mono con cara humana. Algunos ven en ella la faz de Don José Bosch; otros optan porque sea el rostro de Charles Darwin, que por entonces comenzaba a difundir su teoría sobre la evolución humana. Ya saben. El hombre desciende del mono…

En cualquier caso el legado de Don José Bosch Grau a la imaginería publicitaria de este país ha sido impresionante. En esa época, se celebraban numerosísimas ferias de muestras y exposiciones europeas, otorgándose muchas medallas. Así, buena parte de los productos que se elaboraban por entonces ostentan diversas condecoraciones y menciones. Como es el caso de diferentes aguas minerales… y como es el caso del anís del Mono, tal y como podrán observar en su etiqueta. Es uno de esos productos que se suelen identificar más con la marca que con el producto en sí. ¿Y cómo tomarlo? Comentaba que se suele tomar solo, admite cubitos de hielo y los que consideran este aguardiente bastante fuerte lo suelen rebajar con agua. Así, se obtiene una mezcla de color más o menos blanquecino, que se conoce como una “palomita”. Por no hablar del conocidísimo “sol y sombra”, responsable de buena parte de la ebriedad laboral de este país. Mis gustos van más con las bebidas más secas (menos dulces), por lo que el consumo de este aguardiente prácticamente lo reduzco a las fechas navideñas. Es una excelente compañía para turrones y mantecados.

Mi opinión

¿Por qué el Anís del Mono y no otros? Pues porque es razonablemente bueno, es toda una institución. Y la leyenda es curiosísima. Si son aficionados a los aguardientes o licores dulces a la hora de los postres… ésta es una buena opción. Y ¡ojo! El consumo excesivo de bebidas dulces alcohólicas produce unas resacas bastante malas. Todo en su punto. Con moderación y en buena compañía. Así, sí.

Ver más opiniones en Amazon

Categorías Licores

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@guiasdecompra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.