Anais Anais

Para mí, Anais Anais es el perfume básico de mi vida, no me puede faltar y hace años que lo utilizo. Supongo que ya por esto, os podéis imaginar que me encanta, y que voy a recomendarlo.

Sin embargo, hay algunas cosas que van asociadas a este perfume, con las que no estoy de acuerdo y pienso que esta es una buena oportunidad para exponerlas; ya que como os habréis imaginado por el título, lo que intentar presentar con este perfume y lo que en realidad me parece, son dos cosas diferentes.

Anais Anais es la ternura hecha perfume, la femenidad elevada al máximo no en vano se inspira en uno de los iconos femeninos del París de los años 30: la escritora Anaïs Nin de ahí el nombre de la fragancia. Es a ella a quien va dedicada dicha fragancia a pesar de que no era tan inocente como la imagen que pretende transmitir la fragancia, eso sí como otras mujeres del momento fue bastante transgresora y especial, una mujer que sabía perfectamente lo que quería.

Cómo huele Anais Anais

Anais Anais clásico, es un perfume presentado como una fragancia delicada, femenina, supuestamente para mujeres jóvenes, un poco representando cierta inocencia. Yo pienso que en fondo, es mucho más que eso. Es cierto que huele a flores y que eso se asocia con la juventud, sin embargo a muchas mujeres maduras, el aroma a flores es el que más nos gusta y los perfumes demasiado pesados, nos dan dolor de cabeza y nos molestan.

Este perfume de Anais Anais, es también profundo, no parece tan ligero como los que suelen utilizar las chicas jóvenes o esos aromas frescos de hierbas que solemos asociar con los aromas para jóvenes. Sin embargo, como os digo, aunque sea representativo para jóvenes, no es en absoluto el tipo de perfume al que estamos acostumbrados de tipo juvenil, no es del tipo fresco, herbal o ácido. Tampoco se siente artificial, o empalagoso, apelmazado como otros pensados para la vida nocturna juvenil, tan activa.

Es un aroma profundo y perdurable, y a la vez, dulzón y delicado en el que se notan perfectamente, los aromas de las flores que lo componen. Me gusta el aroma que queda flotando durante bastante rato en mi habitación, después de haberme aplicado esta fragancia con el vaporizador. Vamos, se nota que he estado yo…

“Amaderado y Floral” son los tecnicismos con los que los expertos en perfumes se refieren al olor de este perfume. A mí, particularmente, lo de la madera no me suena por ninguna parte, pero la parte florar si, desde luego.

De todas formas, para los que entendáis de esto, os pongo aquí la parte técnica que habla sobre la composición de este perfume y su aroma peculiar:

  • Las Notas de Salida son flor de azahar del naranjo, lavanda, gálbano, madreselva, jacinto, limón (lima ácida), bergamota, grosellas negras y azucena blanca
  • Las Notas de Corazón son jazmín de Marruecos, madreselva, clavel, nardos, iris , azucena, flor del granado, raíz de lirio, ylang-ylang, lirio de los valles (muguete) y rosa
  • Las Notas de Fondo son cuero , sándalo, ámbar, pachulí, almizcle, musgo de roble, vetiver, incienso y cedro.

El frasco de Anais Anais

Quizá el de este perfume sea uno de los frascos menos originales de esta gama de Cacharel, pero si es uno de los más prácticos. El clásico, viene presentado, como podéis ver en las fotos, con una botella blanca, totalmente opaca. Es un cristal muy sólido, grueso y bastante resistente, que mantiene el perfume en su interior, en perfectas condiciones.

El vaporizador, que es la versión que yo tengo, es metalizado, muy brillante tanto, que no os he podido poner más fotos porque salía todo reflejado en la botella y quedaba la foto horrible.

El tapón, al contrario que el resto de la botella, es ligero, de un plástico bastante blando, cosa que va muy bien porque muchas veces cae al suelo y si fuer rígido acabaría rajado. Es fácil de poner y de quitar. Es de un blanco translúcido, completamente acorde con el diseño blanco, simple, elegante y práctico de toda la botella.

En general, pesa un poco incluso cuando la botella está vacía. Imagino que eso es debido a la solidez del cristal en el que viene envasado. Lo cierto es que me gusta que sea así, porque en alguna ocasión, cuando voy rápido vistiéndome, se me ha resbalado de las manos y al ser grueso, no ha sufrido ningún daño. Otros perfumes, sin embargo, han acabado con el envase destrozado y mi habitación oliendo por todas partes.

La decoración del envase es sencilla, son flores en tonos rosas y verdes pastel. Dan un aire delicado y romántico al envase que me parece muy adecuado y me gusta bastante. Todo en conjunto, parece realmente femenino y dulce.

Precio

El precio es elevado, pero está en la línea de todos los perfumes de marca que son o están más o menos bien considerados. En la perfumería en la que lo suelo adquirir, la botella de 30ml. Viene a costar unos 25 euros. , la de 50ml., cuesta unos diez euros más, es decir sobre los 35 euros y la de 100ml., viene costando unos 60 euros.

Alguna vez, he podido hacerme con alguna oferta de este perfume, pero la verdad es que Cacharel hace pocas ofertas a no ser que sea algún tipo de lanzamiento. Sin embargo, sí he podido regalar la última vez, un estuche en el que venía el perfume de 30ml., un desodorante y una crema body milk, por menos de 40 euros. Pienso que estaba bien de precio.

Opinión de Anais Anais de Cacharel

Creo que sinceramente, Anais Anais es uno de esos perfumes clásicos que han sabido mantenerse a través del tiempo y de las modas. Sin embargo, también creo que su composición ha sido variada algo, es decir, en mi memoria olfativa, creo reconocer que el Anais Anais que ahora puedo encontrar en una perfumería, cambia un poco del que he venido utilizando durante años.

Imagino que como el refrán nos dice, para sobrevivir hay que adaptarse y evolucionar. Los gustos de las mujeres jóvenes de hoy día, varían con los de las que éramos jóvenes en mi época. Eso no quiere decir que ahora huela mejor o peor que antes; sólo que es algo distinto.

En general, pienso que es uno de esos perfumes que se pueden utilizar en cualquier época del año, es decir, que no creo que se vuelva demasiado pesado en verano ni que sea demasiado ligero para el invierno. Además, yo lo he utilizado tanto durante el día como por la noche, para salir y siempre me ha parecido que olía bien y que perduraba en mi piel sin perder nada de su esencia.

Es un perfume bastante perdurable, la ropa huele a él durante todo el día si me lo pongo por la mañana y si me lo pongo por la noche, perdura en la tela hasta el día siguiente que la lavo. No es para nada penetrante, como lo son otros perfumes que también duran mucho , a mí me parece que tiene un aroma dulce muy agradable durante todo el día.

En resumidas cuentas, es un perfume que me gusta mucho utilizar, que he regalado y he acertado con él y que me gusta oler sobre mi piel y en el ambiente de mi habitación.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.