Tapa Objetivo Canon

Hoy os hablaré de uno de los las tapas para objetivo ofrece la marca Canon para sus cámaras réflex. Si se te ha roto o ha perdido la tuya, aquí encontrarás la que estás buscando.

Esta tapa simplemente sirve para proteger el objetivo de los contratiempos que puedan surgir. Así, se coloca en la parte superior del objetivo, cubriendo el cristal, que es la zona más sensible, de posibles golpes, rozaduras o arañazos. Por lo que no solo se usa para poner la tapita cuando guardamos la cámara o el objetivo, sino que además, si tenemos la cámara colgada, podemos llevar tranquilamente la tapita e ir tranquilos, que ya se sabe que cuando hay muchas aglomeraciones es muy fácil que alguien te dé un pequeño golpe que termine en un fatídico arañazo en el caro y valioso objetivo.

Encuentra la tapa de tu objetivo Canon aquí

La tapa es redonda, justo del tamaño del objetivo. La característica más resaltable que tiene es que tiene dos pestañitas a los lados, por lo que presionas estas pestañitas para ajustar el objetivo y cuando lo sueltas, dan más resistencia y sujeción a la tapa. Hay otras tapas que no son así, por lo que tienden a caerse con más facilidad, terminando de ser un poco engorroso todo.

Siempre que terminemos de hacer cualquier foto, debemos acoplar esta tapa a la parte exterior del objetivo, evitando como he dicho que el cristal del mismo sufra desperfectos.

Obviamente, cada tapa sirve para un objetivo concreto, relacionado con su medida. Como cada objetivo mide una cosa, depende de las cualidades que sirve, tendremos que tener una tapa para cada uno y también para cada tamaño. Canon nos lo pone bastante fácil, porque el modelo de la tapa va vinculado a los milímetros de diámetro que mide el objetivo.

En principio no sirve para cámaras de otras marcas aunque, lógicamente, no lo he probado con todas las existentes. Lo que sí puedo decir es que para un objetivo Nikon no sirve, porque mi padre tiene uno de las mismas dimensiones y la forma por dentro de la tapa es distinta, por lo que no termina de encajar.

Normalmente esta tapa te viene «de regalo» con el objetivo, por lo que no es necesario comprársela. Sin embargo, es fácil que se pierda, y más si estamos haciendo fotos y poniendo la tapa para protegerlo porque haya mucha gente. De tanto quitarlo y ponerlo, puede que se nos caiga o se nos despiste, habiéndolo perdido. No pasa nada, porque se puede comprar por separado, el precio ronda unos 5 euros, aunque en internet se puede encontrar quizás algo más barato.

Si no quieres comprar la tapa de objetivo Canon oficial, hay una equivalencia de marca blanca más económica. Estos artículos se encuentran con mayor facilidad en internet, sobre todo en Ebay, y de precio rondan la mitad. Aunque bueno, si duda en calidad también baja. Ya depende de lo que se está buscando y lo que se quiera gastar uno, pues podrá elegir una cosa u otra.

En mi caso esta tapa no he tenido necesidad de comprarla, porque tengo la que me venía con el objetivo, pero bueno, en el caso de perderla, supongo que miraría una de marca blanca por si me ahorro mucho. El problema es que algunas de marca blanca no vienen con el mismo sistema, son a presión y no con las pestañitas laterales para ajustar bien la tapa, por lo que no me termina de gustar porque tienden a caerse con mayor facilidad.

La verdad es que estoy contenta con esta tapa y el resultado que me está dando. No tengo ninguna clase de pega en mi experiencia con este accesorio, por lo que lo recomiendo y estoy contenta en general.

La tapa es resistente, soporta los golpes y no se cae, aguanta bien y se mantiene en su sitio todo el tiempo. Se encaja a la perfección a mi objetivo y lo protege de los posibles golpes, por lo que hace su función con creces. Como ya comentaba, personalmente prefiero las tapas que tienen en los laterales los pequeños botones para ajustar bien la tapa, porque eso permite que se ajuste al completo y que sea muy difícil una vez puesta que se caiga. Tuve una vez una sin botones, que iba a presión, y era un rollo, porque si algo la daba de lado se tendía caer y no se sujetaba del todo.

La tapa es totalmente rígida y dura, por lo que protege mi objetivo bastante bien, que bastante valen para que te venga una tapa malucha. En otras ocasiones, he visto objetivos con tapas que eran rígidas, pero no tan gruesas y duras como esta, por lo que no protegían del todo bien. Sobre todo vienen así las tapas que son del otro lado del objetivo, cuando lo quitas de la cámara. En este caso esta no es de ese tipo, es más resistente y me da más confianza.

Si necesitáis una tapa de estas características de marca Canon, recomendaría comprar una que tenga las pestañitas que tiene esta y, si es de marca, mayor confianza.

En general una tapa que hace su función y que aporta tranquilidad cuando vas con la calle con la cámara.

Un sistema infalible para no perderla, es si se lleva maletín, guardarla dentro. También hay otras formas, como por ejemplo una correas que también tiene Canon para esta particularidad, para no dejar «escapar» nunca la tapa del objetivo de nuestra cámara. Y os aseguro que va muy bien, pero yo de momento lo guardo en el maletín donde llevo todos mis enseres.

En cuanto a la utilidad de la tapa, es convincente el hecho de que llevando tapado el objetivo siempre que no estemos usando la cámara, estamos realizándole una protección total que nos asegura su impunidad ante cualquier percance imprevisto. Creo que vale la pena ser un poco cuidadosos con estas cosas.

Yo lo tengo muy claro, y como es una cosa que estimo mucho, todos los cuidados que le procuro me parecen pocos. Y si soy capaz de gastarme el dinero en otros accesorios, mucho más en prevenir que al objetivo no le ocurra nada, puesto que es el alma y los ojos de mi cámara, es completamente necesario que esté impecable, perfecto a rabiar.

Así no dejaría nunca la cámara, tanto en su maletín como fuera, sin haberle colocado su tapa convenientemente. Y por supuesto, es algo que os recomiendo que hagáis siempre con vuestras respectivas máquinas de fotos, siempre claro está que tengan un objetivo a tapar y preservar.

Este es el tipo de tapa que os recomiendo si tenéis una Canon, por supuesto.

Encuentra la tapa de tu objetivo Canon aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.