Correpasillos

Ofertas en Correpasillos por Black Friday

Dentro del amplio espectro de correpasillos que nos ofrece el mercado, podemos elegir entre aquellos que representar una moto, un coche, un tren o incluso una bici.

Si tienes dudas o estás buscando el mejor correpasillos para el pequeño de la casa, a continuación tienes una selección de los mejores modelos que además están en oferta hoy:

Los mejores correpasillos

Chicco Quattro

Chicco Quattro es un correpasillos con 4 modalidades de uso para seguir el crecimiento del niño:

  • Balancín: El juguete trae unas bases que se adaptan a la parte inferior para que se pueda balancear. Esta posición esta pensada para los mas pequeños, nosotros hace tiempo que quitamos el balancín y las correas de seguridad que trae.
  • Correpasillos: Al quitar el balancín se quedan al descubierto las ruedas con reposapies que se pueden guardar en la parte baja del juguete o sacar hacia fuera. Se enganchan con un tornillo muy grande que hace fácil ajustar los reposapies incluso quitarlos. Con las ruedas puestas el niño puede agarrarse al coche para ir andando y apoyarse en él o un adulto puede empujar el coche para que el niño conduzca desde el volante.

Cuando lo sacas de la caja viene el correpasillos en una pieza, salvo las ruedas y el resto de accesorios para que los montes tú según necesites.

Una vez sacado el correpasillos y puestas las ruedas, aparentemente es un correpasillos más o menos convencional.

Si le añadimos una especie de patines que colocaremos bajo las ruedas, haremos del correpasillos un balancín, y como en el volante tiene la «caja» de música y sonidos , un bebe ahí se lo pasa bomba.

Si le quitamos los patines , y le ponemos los estribos, junto con el mango para llevar, podremos irnos a la calle con el bebé. Los estribos son para nenes muy pequeños que todavía no saben cómo usar el correpasillos. De esta manera te aseguras no atropellarle los pies, y el mango es muy útil para empujar el correpasillos sin doblar el lomo.

Además en todas las fases, y según tu criterio, el correpasillos tiene unos brazos que bordean el perímetro del cuerpo del bebe, con lo cual cuando son muy pequeños evitas que se «vuelquen».

Tiene freno, es decir cuando un bebe empieza a caminar y se ayuda del correpasillos, al agarrarlo por la parte trasera y en ocasiones al ponerse de pie, puede que al hacer fuerza levante hacia atras el correpasillos. Pues bien en este caso en la parte posterior y sin que se note, han puesta una pieza que hace tope, con lo cual nunca pueden llegar a caerse y echarse encima el correpasillos.

En el volante están las músicas y los sonidos, por cierto bastante agradables para lo que se suele oir en juguetes infantiles. Es una pieza de quita y pon, y eso es una gran ventaja, ya que si te hartan se la quitas y listo.Yo en ocasiones cuando dejo a la nena en el parque le doy la caja de correpasillos.

El asiento es una tapadera, es decir se abre y ahí los nenes pueden guardar sus cosas, y tiene arnés de seguridad, que esto es muy útil para los más pequeños.

Todos los materiales que componen el correpasillos son: plástico, y la tela de los arneses , ahhhhhh bueno se me olvida que es de «metal» el tornillo de las pilas de la caja del volante… Es decir, es seguro porque no hay piezas que puedan morder y se desprendan, es muy fácil de limpiar, aguanta bien los golpes, y las piezas de quita y pon se unen mediante unos tornillos enormes, pero que son del mismo material.

Añadiré que quien me regaló el correpasillos reparó en el detalle de las ruedas. Es decir , yo nunca me había fijado de qué material son…………(hasta que no te toca). El caso es que se dejó asesorar, porque su preocupación era si se destrozaría el parquét o no, y que resistencia tendrían en la calle. Os tengo que decir que de momento en el parquet no noto nada, ni mas rallas ni menos, ni marcas ni ná. Y en la calle todavía no lo he usado, cuando lo haga amplío la información.

Lo veo un juguete de calidad en cuanto a composición y materiales, con mucho colorido, es incluso estéticamente muy bonito…

¿Recomendable? sin ninguna duda, lo regalaría, pues me parece una buena inversión.

Ver más opiniones en Amazon

Chicco Rodeo

Supongo que el que más y el que menos lo conocerá aunque sólo sea por el hecho de pertenecer a una marca muy conocida, y por tanto, muy anunciada y más en épocas navideñas. Además, como todos sabemos, Chicco Rodeo es un juguete que lleva bastantes años en el mercado, y que ha sabido adaptarse s los tiempos, cambiando su imagen y funciones hasta hacer de él un juguete más completo y más llamativo de lo que ya era.

Chicco Rodeo es un caballo tipo balancín que hacia las delicias de mi hijo, se podía tirar buenos ratos balanceándose en este caballito y montándose él mismo sus propias historias.

Y es que el caballito está muy logrado la verdad y entre eso y que se enciende una luz y hace sonido vuelve locos a los niños.

Otra ventaja que tiene es que este se va adaptando a medida que crece el bebé y se va haciendo más grande, y es que la parte de abajo que es tipo balancín se le puede quitar y el caballo tiene unas ruedas por lo que el niño podrá usarlo como corre pasillos, anda que no se han metido carreras en el pasillo con este caballo, eso si por más bien que esté hecho a medida que crecen los niños son más que brutos y algún que otro porrazo se han dado, eso si ellos se levantan como si nada y otra vez al trote.

A pesar de tener un gran tamaño, no ocupa tanto espacio como de entrada pueda parecer, lo cual es una gran ventaja, más si ye tenemos en casa otros juguetes de gran tamaño. Esto es debido a que las ruedas no sobresales demasiado de la estructura del caballo en sí.

El caballo lo usó un montón, si el niño no lo golpea mucho os aseguro que el caballo no se romperá, es bien duro de roer, jeje.

Debajo de la cabeza del caballo hay unos botoncitos , cuando los pulsan el caballo relincha. Lo mejor de todo es que el caballo se adapta al peso del niño, ya que tiene un sistema que Chicco llama Easy Ride», , esto lo notareis cuando se siente el pequeño, ya que las patas se abren , es como si tubiese un muellle, segun el peso abre mas o menos. , lo cual quiere decir que les vale el juguete durante unos años, por esta adaptabilidad al peso.

Lo recomiendo porque mi hijo disfruto como un loco ¿a qué niño no le gustaría tener un caballo?

Las posibilidades que ofrece este juguete, como cabe esperar, son en primer lugar la de estimular la psicomotricidad del bebé a través de los movimientos que ejerza para balancearse o desplazarse con el caballito, resulta un juego entretenido del que no se llegan a cansar por más veces que jueguen con él, además, ayudará a estimular la fantasía de los más pequeños que inventarán aventuras cuando cabalguen en este juguete, aunque para ello tendrá que tener ya establecido el juego simbólico.

En resumen un juguete durísimo, sin piezas pequeñas , seguro para los pequeños , con el que mueven su imaginación durante unos cuantos años., ademas de hacer ejercicio con el.Yo estoy encantada, salió caro, claro que el caballito salió por aquella época, pero esta muy bien amortizado.Un regalo ideal.

Ver más opiniones en Amazon

¿Merece la pena comprar un correpasillos?

El correpasillos llegó a casa también como regalo de Reyes para mi hija mayor, por lo que ya lleva unos añitos por casa, y no por ello pasa desapercibido por mis hijas, pues a pesar de tener una 8 años y la otra 5 siguen jugando con él.

Evidentemente por sus edades ya no lo usan como balancín, sino rodando y trotando. Pues el balancín no está recomendado a partir de 30 meses o los 90 centímetros de altura, de lo cual se nos advierte en las instrucciones de uso. Después de esta edad, o superada esta estatura no se recomienda su uso como balancín, pues sería peligroso para el pequeño o pequeña.

En mi opinión lo que mas potencia el juguete es la psicomotricidad del niño, aprende a moverse en primer lugar para que el juguete se balancee y luego cuando va teniendo mas autonomía puede coordinar los pies para corretear con él como si fuese una moto, también aprenderá a guiarse con el volante ya que según la dirección donde gire irá hacia un sitio u otro

Está destinado a bebés que ya saben andar y que saben mantenerse sentados sin necesidad de arneses de seguridad, por lo que la edad recomendada es de 18 meses en adelante.

También potencia la imaginación, el niño podrá imaginarse que esta en un vehículo de verdad y realizar sus propios juegos.

En definitiva, dado que ha resultado un juguete muy duradero y resistente, pues no se ha roto por más que han jugado y siguen jugando con él, y que no ocupa mucho espacio, teniendo en cuenta sus prestaciones y el tipo de juguete que es, lo encuentro más que recomendable y una opción muy a tener en cuenta si tenemos que hacer un regalo a un bebé de estas edades, pues de seguro le encantará y será un juguete que amortizará en el tiempo, a su padres no sé si les gustará tanto tenerlo en casa por ser un juguete grande.

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@guiasdecompra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.