Yogurtera

Hoy vamos a hablar de las yogurteras, un cacharrito muy útil que os ahorrará dinero y a largo plazo os dará mucha alegrías.

La yogurtera en sí es una especie de caja circular de plático, con la tapa transparente, para que podáis ver el estado del yogurt que se está haciendo (aunque tampoco hay mucho que ver, si a caso el grado de densidad). Dentro colocaréis los botecitos de cristal en los que fermentará el yogurt.

Si tú también quieres una yogurtera en tu cocina, a continuación tienes una selección de los mejores modelos:

El mejor SEVERIN Yogurtera, Incl.... SEVERIN Yogurtera, Incl.... No hay valoraciones
Calidad Precio Moulinex Yogurteo... Moulinex Yogurteo... No hay valoraciones
Nuestra favorita Ariete Yogurtera 617 de... Ariete Yogurtera 617 de... No hay valoraciones
MVPower Yogurtera con... MVPower Yogurtera con... No hay valoraciones
Clatronic JM 3344... Clatronic JM 3344... No hay valoraciones
Klarstein Gaia Yogurtera... Klarstein Gaia Yogurtera... No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
29,06 €
43,99 €
24,00 €
30,99 €
25,86 €
49,99 €

Yogurtera Severin

Pues como todos ya sabemos, Severin es una marca que se dedica al pequeño electrodoméstico, teniendo gran variedad de productos. Una buena marca de las de toda la vida que se ganó mi confianza y me compré su yogurtera, alguna batidora, una cafetera…

La yogurtera Severin consta de tres partes: la base que es la que se enchufa a la red, la tapa y los tarros 15 para ser exactos con tapa a la que le podemos poner la fecha de caducidad máximo unos 10 días a mí esto no me da tiempo a comprobarlo ya que hago yogures a diarios, ahora mismo acabo de ponerla para tenerlos listos para esta noche.

  • La base: Redonda, muy grande, de color marfil, con botón de encendido/apagado e indicador luminoso que nos dice si está en funcionamiento. Y por supuesto el cable para la red.
  • La tapa: Redonda y transparente, que encaja con la base(claro normal), y numerada del 1 al 12 que representan las horas de cocción que necesitan los yogures.
  • Los tarros de cristal de más o menos 150ml, son un poco más grandes que los yogures convencionales, los de tarro de cristal, con tapa de rosca. Aunque haya 14 tarros, sólo se pueden preparar 7 yogures de forma simultánea. Así tendremos otros 7 listos para comer.

Los tarros admiten hasta lavavajillas así que con agua y jabón, pero la base hay que limpiarla con un trapo húmedo y la tapa tampoco tendremos problemas en meterla al lavavajillas o lavarla a la antigua usanza a mano con estropajo, vamos.

La verdad que desde que nació mi peque mayor y pudo comer yogures me hice con una de éstas y hasta hoy. Que en casa pocas veces consumen otra clase de yogures, ya que estos salen riquísimos y muy cremosos y suerte que mi madre y suegra también comparten afición por los yogures naturales.

Que desde que descubrí como se hacían los de fruta mis hijos no pasan un día sin que la prueben y esto es bastante bueno para las mamas que tienen hijos que rechazan la fruta pero no los yogures, un pequeño truco  nuestro.

Así que mi conclusión es la siguiente, que para mí estos yogures son mejores que los comerciales, que no necesitan nada de tiempo para prepararlos y luego solo hay que esperar que con un poco de paciencia tendremos unos yogures riquísimos, apetitosos y que nos aportan mucho calcio tanto a los peques como a nosotros mismo.

Ver más opiniones en Amazon

Yogurt Maker MVPower

He regalado esta yogurtera MVPower a mi querida tía, y la ha hecho mucha ilusión. No es para menos ya que está muy bien equipada y es muy completita.Su diseño antes de comprarla fue lo que me maravilló de ella, ya que tiene un color que no es usual, el color metálico de acero. También lleva una tapa transparente para poder ver cómo van haciéndose los yogures o los quesos frescos.

Una gran innovación de este pequeño aparato electrodoméstico es su función dual, ésto es que se puede usar para hacer yogures o si prefieres hacer ricos quesitos sólo tienes que ir variando el ajuste de temperatura de hasta 50 grados.

Es programable hasta 48 horas. Es muy sencilla de utilizar el programa elegido arranca automáticamente y también se para cuándo finaliza, y emite una señal acústica, muy fácil de oír.

La potencia de este aparato es de 25 watios, con lo cual consume escasa electricidad. Incluye esta yogurtera ocho tarritos para hacer yogures.

Vienen tapas abatibles en las que se puede marcar con un rotulador la fecha en la que se fabricaron los yogures y también se puede marcar el sabor de cada yogur, por ejemplo si es de vainilla, de fresa o de coco, etcétera.

Este aparato no ocupa demasiado espacio en la cocina.Ésto está fenomenal ya que actualmente como las cocinitas suelen ser chiquitinas, pues con este aparato no sufriremos problemas de espacio ya que se puede poner en cualquier rinconcito que no moleste. También el peso de esta yogurtera es ligero.

Yo creo que con esta yogurtera quesera percibo que he acertado porque el aparato cumple a las mil maravillas su cometido, que es el de fabricar de forma casera tus propios yogurcitos y quesos frescos.

Yo se la compré a una tía mía que la aprecio mucho en particular, y está disfrutando mucho con el aparatito. Es verdaderamente muy sencilla de utilizar, no requiere grandes quebraderos de cabeza.

Un pequeño electrodoméstico en tu cocina práctico y versátil, de precio estupendo, muy buena calidad de fabricación y excelente diseño, que hará las delicias de los más queseros, porque también hace unos ligeros quesos frescos de rechupete.

Otra cosa está en comparar qué sale más barato, si comprar los yogures en el supermercado o fabricarlos, en casa, contando lo que te vale el comprar la yogurtera y los botes de sabores. También el consumo eléctrico. Pero este aparato consume poca electricidad. Juzguen ustedes mismos.

Yo estoy encantado y las yogurteras están de moda, y cada vez están más perfeccionadas.Antaño había yogurteras que sólo hacían yogures, pero esta hace también quesos.

Ver más opiniones en Amazon

Cómo hacer yogurt en una yogurtera

yogurtera con yogures de sabores

El proceso no es nada complicado, y tampoco requiere tanto esfuerzo.

En un bol ponemos el yogurt , lo batiremos hasta obtener una pasta fina y añadiremos la leche sin dejar de remover, rellenaremos los moldes, cerramos bien con la tapa, los metemos en la yogurtera, indicamos el tiempo de cocción haciendo coincidir las horas de la tapa con la flecha de la base y listo. ¿Fácil no?
Para hacerlos de sabores pues sustituimos un poco de leche por la fruta, para los de chocolate lo mismo y para hacerlos azucarados pues le añadimos azúcar al gusto y listo.

Y tenemos unos yogures riquísimos, hechos por nosotros mismos, que salen más baratos, y son más sanos ya que no llevan ni colorantes ni conservantes ni ná de ná. Sólo un consejo sólo se podrá utilizar los yogures que hagamos para hacer más yogures máximo 5 veces ya que pierden calidad y sabor, así que de vez en cuando deberemos hacernos con unos yogures normales o con suero lácteo que se venden en las farmacias o herboristerías para sustituir al yogur.

El tiempo de cocción es entre 8-12 horas pero si queréis hacer una salsa de yogurt por ejemplo con dejarla 5-6 horas será suficiente o para encontrarnos una textura tipo griego con 6-7 horas también será suficiente.

Os recuerdo, aunque creo que no lo he indicado antes que la base tiene como una flecha donde tiene que coincidir el número de horas que dejaremos la yogurtera en funcionamiento, o sea, hay que hacer coincidir el número de horas marcadas en la tapa con la flecha y nunca durante la cocción se levantará ésta ya que la pérdida de calor y vapor cortaría la cocción de los yogures.

Además, el precio al que os sale cada yogurt se reduce sucesivamente, porque con el último yogurt de los que habéis fabricado en casa podéis hacer los sucesivos. Así hasta un máximo de 5-6 veces, después de las cuales deberéis emplear de nuevo un yogurt comprado. Por cierto, cada tapita de los vasos permite registrar la fecha de caducidad mediante una ruedecita con números que van del 1 al 31 (para indicar el día del mes).

Ni que decir tiene que los lácteos hay que tratarlos con muchísimo cuidado, porque pueden llegar a ser increiblemente peligrosos si se encuentran en mal estado (como los huevos). Pero tampoco hay que aterrorizarse innecesariamente. Basta con lavar muy detenidamente los vasitos de cristal antes de volver a usarlos, y esperar a que se enfríen del todo antes de meterlos en al nevera.

A mí me salió por unos 40 euros, pero os aseguro que se amortiza. Además, puede que ahora el precio haya bajado algo.

¿Por qué tomar yogurt?

Según la directora del Instituto de Nutrición y Bromatología del CSIC, el yogurt no sólo aporta calcio (unos 230 gr de yogurt contienen 450 miligramos de calcio, es decir casi el 40% de la cantidad diaria recomendada para un adulto), hidratos de carbono y proteínas (unos 230 gr de yogurt contienen 10 – 14 gramos de proteína, es decir el 20% de lo recomendado diariamente para los adultos), sino que puede ayudar a los alérgicos, ya que refuerza el sistema inmunológico (que repercute en los aparatos digestivo y respiratorio). Además, mejora la calidad de vida de los pacientes con cancer, especialmente los de colon. Por otro lado, es muy beneficioso para quienes padecen infecciones, osteoporosis, problemas cardiovasculares y anorexia. De hecho, parece ser que sus propiedades nutritivas ayudan también a alcohólicos y drogadictos.

Pero el yogurt también puede ayudar a prevenir algunos tipos de cancer. Ayuda a cuidar la flora intestinal (por lo que previene o reduce los síntomas de la diarrea). Además, los estudios demuestran que el yogurt impulsa la formación de bacterias saludables en el colon, que lo protegen de algunas enfermedades. Por otro lado este alimento ayuda a mantener bajo control el colesterol, y combate las infecciones bacterianas vaginales (del género Cándida, que se reducen en un 75%) y urinarias (debido al aumento del grado de acidez urinario).

Recordemos que se calcula que el 40% de los casos de cancer se originan por una incorrecta alimentación. Los ahumados, así como los almentos quemados o demasiado fritos, consumidos habitualmente pueden provocar la aparición de tumores, ya que producen nitrosaminas. Por ello conviene evitar en la medida de lo posible los fritos, usar preferiblemente aceite de oliva y evitar calentarlo muchas veces (es decir, reciclarlo).

Pero es que, además, el exceso de carnes rojas en nuestra dieta (no se aconseja consumirla más de 3 veces a la semana) aumenta el riesgo de sufrir un cancer de colon.

Para obtener los mayores beneficios del yogurt sería aconsejable consumir yogures con bacterias vivas y activas, lo que se indica en la etiqueta. En España, por ejemplo, los más conocidos son de la Danone, pero hay otras marcas. Vosotros, Fernando y Ana, por lo que sé podéis buscar los de la Stonyfield o la Seven Stars, por ejemplo.

También el kefir (o leche fermentada) posee las mismas cualidades que el yogurt, aunque no toda la gente es capaz de ingerir este maravilloso alimento, pues su sabor es bastante particular. De hecho, yo he intentado tomarlo en varias ocasiones, y aunque estoy abieta a los sabores más diversos, no lo he conseguido (o para ser más precisos, me ha costado mucho).

Además, podéis usar el kefir para combatir los eczemas, aplicándolo sobre la piel irritada hasta que se seque. Después de lo cual se lava. Las aplicaciones se deben repetir a lo largo del día.

Ventajas de una yogurtera

yogurt de frutas

  • Hacer tu mism@ tus propios yogures sin tener que añadir conservantes ni colorantes
  • Que te al hacer cuentas te sale más barato que comprar un pack de yogures
  • Que sabes que tipo de leche y fruta, toma tu hijo si los haces de sabores
  • Que son mucho más naturales al hacerlos en casa
  • Que requiere muy poco tiempo para hacerlo y no resulta engorroso ni ensucia muchos cacharros
  • Etc…

Mi opinión de las yogurteras

Tenía muchas ganas de tener una yogurtera y he hecho varias veces yogurt desde que la tengo. La primera vez los hice normales con un yogurt de fresa. Su textura es mas suave que un yogurt normal y su sabor mas suave sin tener sabor a leche. Saber sabe a yogurt pero mas suave.

La segunda vez que los hice fue con un natural griego y en el fondo de cada vaso, antes de poner el preparado para hacer el yogurt, puse una base de mermelada de fresa. El sabor volvemos a tener el mismo, suave, nada de ácido y delicioso y el toque de mermelada ya fue maravilloso.

Salen unos vasos de yogurt mucho mas grandes que los normales y no queda decir que muchísimos mas sanos y con una cantidad mayor de leche que era lo que yo buscaba, aprovechar que mi hijo se tomaba los yogurt para darle esa leche que no tomaba de otra manera.

En casa los tomamos todos, a todos nos ha gustado mucho tanto su textura como el sabor con el que sale este yogurt casero.

Yo suelo hacerlo de noche, cuando ya he terminado con la cena y tengo la cocina recogida. Se tarda en prepararlo unos cinco minutos y ya lo dejos toda la noche haciéndose porque mientras está en proceso no se debe de mover el aparato, me imagino que para que no se estropee el proceso de cuajado.

No se debe de hacer con yogurt de los No Refrigerados porque no saldría el cuajado. De lo contrario si podemos hacerlo con petits, con yogurt líquidos, tipo griego ect…. Podemos agregarle mermeladas, trozos de frutas, un chorro de café o de caramelo líquido.

Ya es el ir probando y descartando los sabores que no nos guste y hacer mas a menudo los que si nos guste.

Por ahora muy contenta con la yogurtera. Para mi es mas trabajo porque cada dos días tengo que hacer yogurt pero es algo que no me importa en absoluto y lo hago convencida que es lo mejor para ellos….y para mí que bien ricos que salen.

La recomiendo???? Si la vas a usar si, claro que la recomiendo pero solo si la vas a usar habitualmente porque de lo contrario, por muy pequeño y recogido que sea el aparato, no merece la pena de tener un tiesto mas dando tumbos por la cocina.

Si de lo contrario te gusta los yogurt o en casa se consumen habitualmente y vas a ser capaz de hacerlos día si, día no, pues te animo a que te hagas con una porque te merecerá la pena comer mas sano, con menos conservantes y menos ingredientes desconocidos.

Para terminarte de convencer, a continuación tenéis unas recetas para aprovechar los yogures que hagáis en la yogurtera.

El mejor SEVERIN Yogurtera, Incl.... SEVERIN Yogurtera, Incl.... No hay valoraciones
Calidad Precio Moulinex Yogurteo... Moulinex Yogurteo... No hay valoraciones
Nuestra favorita Ariete Yogurtera 617 de... Ariete Yogurtera 617 de... No hay valoraciones
MVPower Yogurtera con... MVPower Yogurtera con... No hay valoraciones
Clatronic JM 3344... Clatronic JM 3344... No hay valoraciones
Klarstein Gaia Yogurtera... Klarstein Gaia Yogurtera... No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
29,06 €
43,99 €
24,00 €
30,99 €
25,86 €
49,99 €

Recetas de yogurt en yogurtera

  • Yogurt de vainilla: Es muy sencillito, basta añadir en los tarritos de la yogurtera un poco de azúcar avainillado (no vainilla, que es amarga). Éste es el que yo preparo siempre en casa.
  • Yogurt de café: Se añade en los tarritos de la yogurtera una cucharadita de café (con o sin cafeina, según vuestras necesidades).
  • Yogurt de chocolate: Se añade en los tarritos de la yogurtera una cucharadita de cacao azucarado (por ejemplo, cola-cao).
  • Yogures con fruta o mermelada: Ni que decir tiene que podéis mezclar los yogures que habéis preparado en casa con trocitos de fruta picada o con un par de cucharaditas de vuestra mermelada preferida.

Kefir

A continuación os explico el procedimiento para preparar kefir en la yogurtera. Necesitaréis:

  • ¾ l. de leche
  • 150 gr. de nódulos de kéfir

En un recipiente de vídrio de 1 litro colocamos la leche a temperatura ambiente y los nódulos. Se deja reposar bien tapado y lo colamos pasadas 24-36 horas (con 24 será ligeramente laxante, con 36 astringente). Los nódulos colados se vuelven a introducir en la leche, pero hay que tratarlos con un cierto cuidado.

Deberíamos evitarles los excesos térmicos, tanto de frío como de calor. Si queremos reducir la velocidad de fermenteación, porque no lo tomaremos en algunos días, lo podemos meter en la nevera. Pero si pensamos pasar un tiempo mayor sin usarlo, conviene conservar los nódulos en agua en la nevera (se reactivan dejándolos 2-3 días en leche).

En cualquier caso, convendría lavar los nódulos una vez a la semana. Siendo el kefir ácido, no se deben empear para producirlo utensilios de aluminio, que podrían dejar residuos.

Salsa de ajo y yogurt

  • 1 yogur
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de estragón picado
  • zumo de medio limón
  • pimienta y sal

Colamos el yogurt hasta quitarle todo el suero. Batimos todos los ingredientes juntos.

Combina muy bien con los pescados.

Salsa de yogurt y pepino

  • 1 litro de yogurt
  • 1 pepino grande (sin semillas y pelado)
  • 3 dientes de ajo picadito
  • 2 cucharadas de eneldo fresco picadito
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre
  • sal

Colamos el yogurt hasta quitarle todo el suero. Lo mezclamos con el resto de ingredientes y batimos hasta obtener una pasta. Podréis conservarlo algunos días en la nevera.

Combina bien con carnes frías.

Salsa de yogurt y menta

  • 4 yogures
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 1 cebolla
  • Menta fresca

Seguimos los mismos pasos que en la salsa precedente, pero con estos ingredientes.

Va muy bien con ensaladas.

Salsa de yogurt y requesón

  • ½ taza de yogurt
  • ½ taza de requesón
  • ½ taza de apio picado
  • ½ taza de nueces picadas
  • 1 cucharadita de mostaza
  • pizca de pimienta
  • sal

Batimos todo.

Va muy bien con las carnes servidas frías y con las verduras.

Salsa de Roquefort y Yogurt

  • 1 yogurt
  • ½ cebolla
  • queso roquefort o azul
  • 1 cucharada de ceite
  • 1 cucharada de vinagre
  • sal

Fundís el queso sin que llegue a licuarse. Lo mezcláis con el resto de ingredientes y batís.

Salsa de yogurt tártara

  • ½ taza de yogurt
  • 1 taza de mayonesa
  • 1 cucharada de pepino picado
  • 1 cucharada de cebolla rallada
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharadita de jugo de limón

Batimos todo.

Especialmente buena con fiambres.

Salsa de rabanitos picantes

  • 1 yogurt natural
  • 4 cucharadas de rabanitos picantes rallados
  • 2 cucharadas de cebolla picada

Batimos todo.

Va muy bien con las ostras, por ejemplo.

Salsa de yogurt y manzana

  • 4 cucharadas de yogurt
  • 1 manzana ácida rallada
  • 1 cebolla rallada
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de whisky
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 limón
  • pimienta blanca y sal

Batimos todo.

Combina muy bien con ensaladas y carnes frías.

Cóctel de yogurt y cítricos

  • 1 vaso de yogurt
  • 1 limón
  • 1naranja
  • 1 pomelo
  • 2 cucharadas de azúcar

Exprimimos las frutas y mezclamos sus zumos con el yogurt y el azúcar. Removemos bien y servimos con bastante hielo.

 

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@guiasdecompra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.