De todos es sabido que mientras bañamos a los bebes no debemos dejarlos nunca solos ¿pero por que no hacer algo para que no nos duela la espalda? Y eso es lo que debieron pensar mis padres cuando me regalaron esta silla para el baño y asi es como la llamabamos nosotros.

A los niños les encanta chapotear y jugar en la bañera durante un buen rato y algo que les molesta muchisimo es que los tengamos sujetos al mismo tiempo, y es que cuando son tan pequeñines nos da mucho miedo que se vuelquen en el agua, en un descuido se llevan un buen susto tanto los pequeños como los papas.

Estos asientos de baño hace que nuestro pequeñin este metido en el agua y mientras se baña puede jugar sin peligro de resbarlarse o golpearse.

Tiene las manos totalmente libres y nosotros estamos mas tranquilos mientras lo vemos bañarse y jugar a gusto, es mas podemos jugar nosotros con el sin preocuparnos por sus movimientos

A mi me fue de maravilla, lo ponia dentro y el niño se tiraba un buen rato en el agua, sin problema, eso si siempre controlandolo.

Los mejores asientos de bañera para bebé

Innovaciones Ms

Asiento para banera Innovaciones MS

Cuando los gemelos eran pequeños los bañábamos en la bañerita que nos dejo mi hermana, pero conforme fueron creciendo la bañera se fue quedando un poco xica, así que cuando los metía empezaba su juerga, que consistía en salpicar toda el agua, mojándolo todo.

Así que una tarde fui a la tienda de bebes que hay aquí, donde yo vivo, y le pregunte sobre asientos de baño, y la chica me informo de todos los que conocía, de los típicos aros con ventosas, y otros similares, y luego me recomendó estos.

Son de una empresa valenciana, llamada MS innovaciones.

La silla o asiento de baño es tal cual la veis en la foto, hay en varios colores, las que yo tengo son la misma de la foto y otra que hay en dos tonos de verde, se que también hay en amarillo por que mi suegra le regalo una a su sobrina y era de ese color.

La silla es reclinable, lo que va muy bien a la hora del enjuague del pelo, por que los peques suelen ser un poco reacios a ello, para poder reclinarla en la parte posterior tiene un mecanismo con una especie de pata que sirve de apoyo cuando se reclina del todo.

El cinturón, por llamarlo de alguna manera, es rígido y lleva unas actividades para que se entretengan durante el baño, lleva una especie de rueda para girarla que hace ruido, una bola que cambia de color y suena, y un sonajero transparente que al hacerlo rodar se mueven las cuentas que lleva en su interior, y lo mejor de esa especie de cinturón, es que se cierra para que el peque no lo pueda abrir, y con apretar a un resalto que lleva en un lateral se abre fácilmente, para poder sacarlo y meterlo muy cómodamente

La silla lleva una especie de almohadilla, de un material blandito, en la zona de la cabeza para que sea más confortable para el bebe.

Ya se que puede parecer algo innecesario, aunque en mi caso lo era y es, por que cuando tienes que bañar a dos bebes a la vez y estas sola, este tipo de artilugios van genial, ya que mientras enjabonas a uno el otro esta tan pancho jugando y esperando su turno, sin correr riesgos.

El limite de edad de uso no se cual es, mis peques tienen 2 años, y aun les sobra, así que supongo que la franja de edad ira desde que se mantienen sentados más o menos.

Yo os lo recomiendo, a mi me va genial, y yo estoy muy contenta.

Saro

asiento banera saro

Este soporte o mejor dicho; asiento para la hora del baño o ducha, lo compré hace ya unos siete años pues era para mi hija aunque núnca lo llegó a estrenar, así que se quedó guardado en su caja dentro de un armario… pero ha llegado mi pequeño ratoncito David y con el sí, sí que lo estoy usando, éste no se me escapa!

Este soporte nos viene presentado dentro de una caja de cartón totalmente cuadrada de color azul cielo en donde nos sale un pequeño usando dicho artilugio; la caja, todo sea dicho, la veo demasiado endeble, pues ya la he tenido que tirar sin apenas usarla para guardar el soporte pues se ha desmontado.

Dentro de la caja y tras pagar los 20 euros que me costó hace siete años (seguía con el precio puesto…), nos encontramos con una especie de asiento sin patas totalmente fabricado en plástico rígido de colorines.
Este asiento dispone de un respaldo que se puede reclinar lo cual va fantástico a la hora de enjuagar la cabeza; así, no le tiramos esas molestas gotitas que a veces pueden caer en la cara o en los ojos, y que tanto molestan a los niños.

Cada pieza es de un color distinto; las del asiento de mi enano son:

  • El respaldo de color azul claro.
  • La barrera frontal es roja y amarilla con dos bolas insertadas que giran y en su interior tienen bolitas de colores pequeñas que giran y hacen ruido para que el pequeño se ditraiga y también utilice la vista y el tacto.
  • La base es de color verde claro, y bajo la misma, hay situadas tres ventosas para poderlo sujetar bien en la ducha o la bañera y evitrar de esta forma que el asiento se pueda desplazar peligrosamente.

Al principio debo decir que me costó algo cogerle el truco a las ventosas, y eso que se supone que es fácil pero no había manera, y esque las intentaba pegar todas a la vez y en la bañera en seco, cuando ahora he podido comprobar que puedo colocar el asiento tanto a lo largo de la bañera como a lo ancho, pero antes tengo que llenar un poco la bañera y luego ir apretando ventosa por ventosa hasta ver que el asiento ya se queda fijo; para quitarlo me basta levantarlo con un poco de fuerza por uno de los lados y las ventosas empiezan a despegarse de nuevo para retirarlo de la bañera.

De forma práctica, debo decir que antes bañaba al enano en un tobogán de tela y plástico para no cansarme ni cargarme demasiado mientras lo bañaba ya que con mis problemas de espalda acababa acusando bastante ese simple esfuerzo, que aunque mínimo, me hacía daño y polvo la columna.

Ahora, nos hemos pasado a este asiento, y la verdad, esque puedo decir que de domento estamos tanbto mi pequeño hamster como yo muy contentos.

Le quito la tira de seguridad blanca que hay en el medio, acto seguido aprieto el botoncito de la barandilla frontal roja y amarilla y la abro; es entonces cuando siento al peque y luego vuelvo a ajustar la barandilla y acabo poniendo el seguro central de color blanco y ya se queda ahí sentadito y seguro.

Bebe due Baby Opla

Bebe due Baby Opla

De todas las cosas que compramos al nacer nuestros niños, ésta es la que utilizamos mas y seguimos utilizando. Además seguro que cuando no lo tengamos en nuestro plato de ducha servirá de «piscina» en la terraza.

Su forma es ovalada y en forma de ranita, tiene un tapón con su llave para abrirlo. Muy útil para platos de ducha. El bebé se sienta en su interior y tiene la formita para poner los piés y el culito. Supongo que habrá variedad de colores, nosotros lo tenemos de color verde. Para nosotros fué y es de gran utilidad ya que mi hijo mayor era muy grande (de peso y estatura),y después de comprar hasta dos bañeras para bañarlo, cuando pudo estar sentadito con 7 u 8 meses y probamos este asiento de ducha fué nuestra solución hasta fechas de hoy que tiene 4 años y medio.

Él se siente seguro y yo también, como acumula el agua dentro le sirve de bañera y jugar en ella. Incluso han estado sentaditos él y su hermanita y actualmente sigue en nuestro plato de ducha.

Olmitos

asiento olmitos bebé

Para mi esta silla fué de gran ayuda, sobre todo teniendo en cuenta que mi bebe odiaba el baño. Cuando le trajimos a casa no había manera de bañarle, tampoco me extraña ya que estuvo 10 días ingresado y el baño en el hospital era pasandoles por una especie de ducha en un fregadero.

En un principio probamos todo tipo de posturas, y nada, todo era un suplicio, después descubrimos las hamacas de baño, y ahí empezamos a disfrutar todos de estos momentos!!!, y cuando ya fué un poco más grandito y se sentaba sólo pasamos a esta silla.

Tiene un respaldo que es abatible, lo que te permite poder ponerle más tumbado cuando es pequeñito. es bastante segura ya que tiene unas ventosas en la base, lo que hace que no patine en la bañera o en la ducha. Además de esto tiene unas estrellitas que no se porque razón pero a mi bebe le gustaban mucho y al menos estaba un ratito entrenido.

He de deciros que aparte de la hora del baño yo le encontré otro uso y que me vino de maravilla, cortarle el pelo! si, si, yo le sentaba en la silla, sin agua claro, y le cortaba el pelo con la maquinilla, es increíble pero no ese movía.

Bumbo Baby Seat

Bumbo Baby Seat

El Bumbo es una especie de asiento, realizado en un material muy suave y blandito.

Pertenece a la casa mímame, la misma que popularizo los sacos de dormir de grobag, otro gran invento. Es una empresa con productos de puericultura muy innovadores.

La verdad es que tiene una forma bastante ergonómica recogiendo perfectamente el cuerpecito del bebe, ayudándole a sujetar su cabecita, aunque se recomienda usarlo cuando el bebe ya la mantiene por si solo, más o menos a partir de los 3 meses, y hasta los 14 meses o 10 kilos, aunque eso dependerá del tallaje de cada bebe, los gemelos ya tienen dos años y aun han probado a sentarse, y aunque parezca increíble aun caben.

El Bumbo es muy fácil de limpiar, con un paño húmedo se queda niquelado, y además pesa poquísimo por lo que es muy cómodo de transportar y de mover.

Te recomiendan no usarlo en zonas húmedas, vamos que no sirve para la bañera ni nada parecido, aunque luego en el catalogo sale un niño sentado en el en la playa, así que cada uno es libre de usarlo donde quiera, pero no es lo mejor, yo creo que lo ideal es sobre superficies planas, mas que nada por la seguridad del bebé. Si tienes ducha sí te puede valer.

Lo bueno que tiene es que mantiene al bebe sujeto sin necesidad de arnés ni cinturones aunque trae un cinturón para aportar todavía más seguridad.

Según he leído por ahí lo recomiendan las facultades de pediatría y ortopedia, el asiento gracias a la forma que tiene mantiene al bebe erguido, cosa que a partir de los tres meses les gusta cada vez más, de echo mi princesita solo quiere estar o tumbadita o bien sentadita mirándolo todo.

La verdad es que viene muy bien, yo cuando me pongo a cocinar si la peque esta despierta para no dejarla solita en el comedor, me la llevo con su bumbo a la cocina, y ahí estamos las dos tan ricamente cocinando yo y ella mirándome con esos ojazos que tiene tan bonitos.

Al principio de sacarlo al mercado solo lo traían en dos o tres colores, hoy ya hay una gran variedad, los podéis encontrar en todos estos colores: amarillo, lima, azul (los primeros que sacaron), verde, lila, rojo, menta y rosa, la verdad es que donde elegir. El que tengo yo, bueno, el trono de mi pequeña es el lila, la verdad es que han acertado, por que es un color que me encanta, es así como un color lavanda precioso.

Yo la verdad es que estoy muy contenta, se que es un trasto más por la casa, que con tres imaginaros, pero la verdad es que es útil y va muy bien, y así entre la hamaquita y eso, varia bastante, y el resto del tiempo se lo pasa durmiendo en su cunita.

Así que os lo recomiendo, es una opción diferente a la hora de hacer un regalo, a nosotros nos gusta muchísimo. De hecho si no me lo hubieran regalado creo que me lo hubiese comprado yo, pero así mucho mejor.

Rebajas
Asiento Bumbo Baby Seat
22 Opiniones

¿Qué ventajas tiene un asiento para la bañera?

Pues primero de todo que mi peque esté más cómodo que estirado en su tobogán ya que casi ni cabía ya y también puede cotillearlo todo mucho más al estar en una posición sentada.

También me permite poderle bañar, enjabonar y aclarar sin tener que estar constantemente sujetándolo por si se golpea al girarse, ya que con el respaldo no cae más hacia atrás, y con la barrera de delante tampoco cae hacia ese lado; así que perfectro, se queda sentadito mientras me vé a mi, su mami trasteando el jabón, haciendo espuma o enseñándole el patito de goma o otros juguetes.

Lo le pongo el asiento en la bañera en vez de en la ducha porque así puedo jugar con el y dejarle descubrir el mundo un poco por si mismo libremente; de esa manera se estimula más y aprende mejor solito.

¿Lo recomiendo? Desde luego que sí; es maravilloso el poder compartir momentos tan simples pero tan mágicos con nuestros pequeños de la casa, y más en estas edades tan tempranas en los que cada cosita que ven es un nuevo descubrimiento, y ver su carita de asombro, sorpresa o alegría…no tiene precio.