Cuando en una pareja, llega el feliz acontecimiento de un embarazo, en casi todos los casos la familia se revoluciona. Los tíos, los abuelos, los primos…etc. Cada uno te dice el regalo que le va a hacer al nuevo miembro de la familia; unos la cuna, otros la trona, otros el cambiador y otros el carrito de paseo.

En mi caso fueron mis padres lo que nos regalaron el carrito pero si quieres comprar uno o decir a alguien de tu familia el modelo de cochecito para bebé comprar, a continuación encontrarás una guía de compra con alguna de las mejores opciones del mercado.

Hauck Shopper SLX Trio Set - Silla de paseo,  3 piezas de capazo, sillita y grupo 0+, Negro/Gris
Hot Mom Silla de paseo Reversibilidad rotación multifuncional de 360 grados con asiento y capazo 2018 Nueva actualización - F023 Gris
kinderkraft Moov sistema de viaje (azul marino)
Hauck Rapid 4 - Sillita compacta y deportiva, de 0 meses a 25 kg, manillar ajustable en altura, respaldo reclinable, compatible con capazo blando Hauck, plegado fácil con una mano, negro
Laika Bébé Confort Cochecito super urbano, ultracompacto y ligero, homologado para viajar, desde 0 meses hasta 3,5 años, color sparkling grey
Modelo
Hauck Shopper SLX Trio
Hot Mom
kinderkraft Moov
Hauck Rapid 4
Bébé Confort Laika
Precio
195,35 €
399,00 €
272,88 €
116,86 €
desde 175,20 €
Nota
Hauck Shopper SLX Trio Set - Silla de paseo,  3 piezas de capazo, sillita y grupo 0+, Negro/Gris
Modelo
Hauck Shopper SLX Trio
Precio
195,35 €
Nota
Opiniones
Hot Mom Silla de paseo Reversibilidad rotación multifuncional de 360 grados con asiento y capazo 2018 Nueva actualización - F023 Gris
Modelo
Hot Mom
Precio
399,00 €
Nota
Opiniones
kinderkraft Moov sistema de viaje (azul marino)
Modelo
kinderkraft Moov
Precio
272,88 €
Nota
Opiniones
Hauck Rapid 4 - Sillita compacta y deportiva, de 0 meses a 25 kg, manillar ajustable en altura, respaldo reclinable, compatible con capazo blando Hauck, plegado fácil con una mano, negro
Modelo
Hauck Rapid 4
Precio
116,86 €
Nota
Opiniones
Laika Bébé Confort Cochecito super urbano, ultracompacto y ligero, homologado para viajar, desde 0 meses hasta 3,5 años, color sparkling grey
Modelo
Bébé Confort Laika
Precio
desde 175,20 €
Nota
Opiniones

Cochecito Baby Jogger City Mini 4

cochecito baby jogger city mini

Es un carrito encantador, su andar, su estética, su practicidad y su capacidad para transportar desde un recién nacido hasta un niño de 23kg hacen del «City Mini» un coche inigualable.

Me ha llevado mucho tiempo elegir las cosas para mi bebé que aun no ha nacido, pero siempre prefiero programar todo y que no quede nada para ultimo momento. El cochecito era un tema que me tenía bastante preocupada porque quería algo fuerte, liviano, práctico, para usar con un bebé recién nacido y también que sirviera para mas grandecito, he visto como muchas mamas compran por lo menos dos clases de carritos primero el coche cuna y luego terminan comprando un paraguitas, no quería que eso me terminara sucediendo a mi, por eso me pase dias viendo en las tiendas coches y mirando a su vez los distintos comentarios que encontraba por internet y la verdad es que no hay mucha variedad son las mismas marcas de siempre (Chicco, Infanti, Kiddy, Graco..) y a decir verdad no es que sean malas marcas pero sucede que ninguna reunía en un carrito todas mis pretensiones.

Cuando me había convencido por el Living de Chicco (leí criticas de que era demasiado pequeño y no servia si crecía el niño), pensé en comprar otro cochecito de bebé. Cuando me convencieron con el Compass Plus de Kidd, me di cuenta que debido a su sistema rebatible era bastante inestable.

cochecito plegado

Hasta que por la red encontré muy buenos comentarios del Baby Jogger City Mini 4, era de no creer que un mismo carrito tuviera todo!!, mi alegría fue inexplicable, lo quería Ya!

Con mi marido acabamos de comprarlo y no dejamos de decir: «qué buena compra que hemos hecho, lo miramos y lo vemos fuerte, firme, liviano….. no vemos las horas de que nuestro bebé nazca para salir a pasear, creemos que es un carrito que nos durará para nuestros próximos hijos, estamos mas que satisfechos. Hemos decidido que durante los primeros meses del bebé  le vamos a adaptar la almohadilla para grupo 0 que viene en la silla de coche, y problema solucionado, porque aunque este modelo «City Mini» trae para adaptarle un capazo ,no nos gustan, ni nos convence el tema del capazo, es mas, la butaca para auto que hemos comprado es una de Chicco que va desde los 0 kg hasta los 18 kg y es esa almohadilla que trae la que vamos a utilizar también en el cochecito.

Hago este comentario porque me parece que no soy la única mamá que se pasa horas buscando lo mejor para su bebé y quería compartir con vosotros mi búsqueda y hallazgo.

Rebajas
Cochecito Baby Jogger City Mini 4
18 Opiniones

Peg Perego Pliko P3

peg perello pliko

Es fabulosa, estoy encantada con ella, tengo un bebé de 3 meses y se ha adaptado muy bien a ella, es fácil de manejar, se cierra como una sombrilla , no ocupa mucho espacio, es bastante ligera, solo pesa 8 kilos, la puedes llevar a donde sea, aunque no tengas coche, la puedes subir al taxi o al autobús muy fácilmente por su sistema de cerrado fácil.

Es bastante segura, tiene cinturones de seguridad desde arriba , sus ruedas hacen que sea bastante maniobrable, tiene un porta vasos ideal para cuando vas a dar un paseo lleves tu bebida y una cesta para guardar cosas o los pañales en la parte de abajo.

Tiene una capota lavable bastante grande, larga e ideal para diferentes posiciones para que a tu bebé no le de el sol, ademas puedes alargar las empuñaduras por si eres mas alto.

Por último, destacar que tiene 3 posiciones diferentes para el respaldo por si tu bebe desea dormir y se le levanta la parte de enfrente por si tu bebé es aún demasiado pequeño, así evitamos que no le cuelguen las piernas y vaya incómodo durante el paseo.

Sin duda, una opción recomendable.

Cybex Callisto

cybex callisto

Entiendo que una silla de estas características no solo se tiene que adaptar a las condiciones y edad del bebé tanto como a la utilidad que le demos los padres. En nuestro caso creemos haber encontrado la silla de paseo ideal para nuestra tercera hija y para nosotros. Las referencia anteriores Jané Carrera y Bugaboo.

Según nuestra experiencia, la Cybex Callisto es obviamente más ligera que Jané y tan ligera como la Bugaboo pero su envergadura es menor lo que la convierte en una silla más ágil por ser más estrecha y que se maneja perfectamente con una mano.

Es bastante alta con el manillar ajustable (no mucho pero suficiente) ideal para gente con estatura, como mi caso que mid 1.90, para pasear a nuestro bebé sin hacer el camello (sacando joroba). Con respecto a la bugaboo, la Cybex pierde en cuanto a la sensación de robustez y estabilidad (que no es que no la tenga) pero la mejora con creces en el plegado y almacenamiento en el maletero, ya que su cierre tipo paraguas la asemeja a las maclaren, en esto, y en uno de sus inconvenientes derivados de la ligereza y maniobrabilidad que es la imposibilidad de colgar algún bolso, de dimensiones moderadas, en el manillar por que la silla se pone «patas arriba».

En resumen, para nosotros es ideal por que utilizamos mucho el coche y vivimos en piso de los nuevos de esos que construyen varios ascensores, pero muy pequeños, en los que esta silla entra perfectamente y nos movemos por ciudad (no la recomiendo para otras superficies). Espero que sirva de ayuda.

Stokke Xplory

regulaciones stokke xplory

Su principal ventaja es que la altura de absolutamente todo es regulable, La del manillar, la del mástil, la del asiento, la del respaldo, la del reposapiés….todo.

Otra ventaja es la de los textiles, la calidad de las piezas de tela es buenísima, y en la capota, lleva una rejilla de ventilación que se puede tapar o destapar para que al niño no se le concentre el calor bajo la capota. Los remates de la capota son reflectantes (como los chalecos de seguridad de los coches), cosa que me parece muy útil, para según qué casos si vas paseando de noche por algún sitio poco iluminado.
Además, todas las piezas textiles son muy fáciles de desmontar para lavarlas, se pueden lavar perfectamente en la lavadora y se secan bastante rápido para lo fuertes que son; por ejemplo, el saco, que por la parte interior es de tela polar y va con relleno, si lo lavas por la noche y lo pones a secar cerca de algún radiador, por la mañana ya lo tienes seco.

El saco de la silla es curiosísimo, es como todos los sacos de cualquier marca, pero con perneras, osea, que es como si llevase cada pierna en un saco, con lo cual, está bastante mas aislado del frío, que en mi tierra se agradece bastante.

El respaldo de la silla, tiene un pequeño bolsillito, para llevar el biberón del agua, o unos chuches o algo pequeñito que necesites tener a mano.

stokke xplory

La plataforma donde van las ruedas tiene una bolsa-saco, que viene genial; si está vacía, es completamente plana, pero al abrirla se convierte en un saco enorme, que viene muy bien para llevar las bolsas de la compra, los plásticos de la silla, una mantita, juguetes, biberones….etc; caben un montón de cosas.

Aparte de esto, tienes la opción de comprar una mochila, que con un corchete la cuelgas del mástil de la silla. Yo la compré y la verdad es que me viene muy bien, y además lleva un cambiador y varios departamentos dentro para pañales, toallitas y demás, pero hay veces que se queda pequeña, y la verdad, es un poco cara. A mí me costó 90 euros.

El chasis de la silla es robusto y resistente, pero bastante ligero. No sabría decir de que material está hecho, pero no cuesta nada moverlo, y debido a que tiene un único manillar, en lugar de dos, se mueve perfectamente con una sola mano. Gira perfectamente, y no hace falta como en otras sillas levantar las ruedas de delante para girar o desplazar la silla hacia un lado.

Otra de las ventajas es que cuando el bebé es pequeñito, al chasis se le acopla el cuco, para que el bebé valla siempre tumbado y dormidito, y cuando va creciendo, se le acopla la silla, que debido a la cantidad de posiciones que tiene puede ir mas o menos tumbado, le puedes poner mirando hacia el frente o de espaldas mirando hacia ti, si va creciendo más, le vas alargando el reposapiés, para que al pobre niño no le vallan colgando las piernas y valla cómodo.

Si sales a comer o a cenar fuera, le puedes poner la silla completamente vertical y ajustar la altura del asiento según sea la mesa del restaurante de alta, y te sirve de trona para darle de comer, que es algo muy importante, pues muchísimos restaurantes (la mayoría) no tienen tronas, y te encuentras con el problema de dar de comer al niño en una silla demasiado baja, y tenerle que estar entreteniendo cuando «los mayores» comen. De ésta manera, al tenerle sentadito a la mesa como un comensal más, si le das algún juguete, o simplemente una cuchara, estará bastante mas entretenido que si está aparte de los demás.

cochecito stokke xplory

Aparte de todo esto , trae un montón de cosas que otros carritos lo tren como «extras»; mosquitera para el capazo, plásticos antilluvia para el capazo y la silla, sombrilla con funda etc…

Un tema fundamental al elegir un carrito de paseo es el precio; la verdad es que éste es bastante carete. A nosotros nos lo regalaron mis padres y exactamente no sé que les costó, pero ronda los 1000 euros.
La verdad, si lo hubiésemos tenido que comprar nosotros, no sé si hubiésemos podido pagar éste precio, aunque nos hubiésemos tenido que quedar con las ganas, por que en cuanto lo vimos nos quedamos enamorados de él; no sólo por la funcionalidad, sino también por el diseño, los materiales, los acabados etc…

He leído por ahí alguna opinión del Xplory que dice que es un carrito de pijos, de gente famosilla…etc. Pero nada mas lejos de la realidad, en mi caso lo tenemos por que nos lo regalaron, pero conozco mucha mas gente que lo tiene, y es gente del todo normalita con sus trabajos normales y sus sueldos normales; pero que prefieren pagar un poco mas por algo que saben que a la larga, les va a durar mas que comprando algo mas económico, o que comprar por separado el cuco, la silla, una silla de paraguas…etc, y que si echas cuentas, al final puede que te hallas gastado mas dinero comprándolo por separado.

En fin, mi valoración y mi consejo, es que si quien me lea, está pensando que carrito le puede ir mejor, yo le recomiendo que al menos le eche un vistazo al Xplory, que lo compare con otros, y que decida, pero de verdad; es un carrito que enamora a primera vista.

Jané Matrix Pro

jane matrix

En general el cochecito es fantástico, aunque si me lo volviera a comprar no lo haría con el matrix. Para que entendais el porqué os explicaré qué es exactamente el matrix y lo vereis muy claro, ojalá me lo hubiesen explicado así al comprarlo.

Normalmente los cochecitos se componen de la silla y el cuco. Además para transportar al bebe en automóvil necesitamos una silla de seguridad Grupo 0 (es el grupo de seguridad para los recien nacidos), así que muchas casas han diseñado un grupo 0 que además se pueda anclar a la silla de paseo (en sustitución del capazo) permitiendo pasear a nuestro bebe sentadito (sujeto con los arneses). En Jané al cuco lo llaman Capazo y al grupo 0 Rebel.
El Matrix lo crea Jané como un híbrido entre el Capazo y el Rebel, de manera que con un solo accesorio tengamos el cuco y el grupo 0 ahorrando espacio y dinero. Mediante una palanca podemos cambiar la posición del respaldo del Matrix pasando de posición horizontal (cuco) o posición en forma de L (grupo 0), además incluye una capota y un cubrepies de manera que cuando esta en posición horizontal y con estos accesorios es CASI como un cuco normal.

El problema que tiene el Matrix es que es más corto y más estrecho que el Capazo por lo que en cuanto nuestro bebe tenga 2 o 3 meses (o sea en seguida) se nos quedará pequeño; además el interior del Matrix no está forrado con tejido suave y mullido como en los cucos, ya que en realidad es un grupo 0, así que tenemos que acostar a nuetro bebe contra un tapizado igual al del exterior y que además incluye las correas de sujeción, incomodísimo. Yo me compré un colchoncito, pero claro, recuciendo todavía más el espacio, y aún así los laterales del interior quedaban de tejido basto.

Cuando me dí cuenta del problema intenté comprar el Capazo, pero oh! sorpresa, resulta que el Capazo no se vende suelto, el Matrix sí, el Rebel también pero el Capazo solo se vende junto con la silla. Menudo disgusto me llevé, y menuda bronca les monté a los de El Corte Inglés por no advertirmelo al realizar la compra, pero me quedé con el cabreo y sin Capazo. Tuve que pasar de llevar a la niña acostada, y en cuanto su cuellecito cogió fuerza quité el Matrix y empecé a llevarla sentada en la silla de paseo.

Como conclusión, creo que el Matrix esta bien, siempre y cuando te compres también el Capazo.

Yo ahora estoy esperando mi segundo bebe, y como se van a llevar 1 añito justo, me he comprado una silla gemelar, la Twin Two de Jané que es idéntica a Carrera Pro pero para 2 bebes; como es la misma silla puedo montarle el Matrix (y sacarle un poquito más de provecho) pero sabiendo cual es el problema no he parado hasta conseguir un Capazo.

Debo dar las gracias al servicio post-venta de Jané que me ha posibilitado conseguirlo, porque pregunté en mil tiendas y la respuesta siempre fue la misma, eso sí el precio es mucho mayor que si lo hubiese comprado en un principio.

Bueno, después de contaros mi experiencia con el Matrix, voy a haceros un resumen de las ventajas y desventajas de la silla de paseo Carrera Pro:

El chasis es muy ligero, uno de los menos pesados, y se pliega y se despliega muy rápidamente; tan solo hay que quitar el seguro con el pie y estirar de unas pestañas que hay en el manillar (es más facil de hacer que de explicar), verás como se va hacia el suelo plegandose el solito. Para desplegar idem pero al revés. Una vez plegado ocupa poquísimo, yo tengo un coche con 2 puertas, es decir, que el maletero se abre con un portón y entra sin problemas.

cochecito jane matrix

Lleva 4 ruedas, por lo que tiene una gran estabilidad (no hay peligro de que vuelque aunque el suelo no sea firme o el niño se mueva mucho). Y es muy maniobrable, yo lo muevo por toda la casa entrando y saliendo de habitaciones sin problemas, nada que envidiar a los de 3 ruedas (y mejor al subir rampas o escaleras). Las ruedas delanteras se pueden bloquear (para que no giren) para cuando quieres mecer adelante y atras al bebe para dormirlo.

La silla es muy amplia, sirve hasta que nuestro bebe se hace mayor, así podemos evitarnos comprar una de segunda edad. Incorpora 2 tipos de sujeción, arnés o cinturón, yo solo he usado la de cinturón que creo es suficiente, pero tienes las 2 opciones. El respaldo es reclinable, con 4 posibles alturas, desde sentado hasta acostado. La palanca para cambiar la posición del respaldo es bastante incómoda de usar, hay que pillarle el truquillo y aun así cuesta un poco, pero creo que en los que venden ahora la han mejorado (la del Twin Two va finísima).

El tapizado tiene un diseño bonito y moderno y es de un tejido que se limpia con facilidad (si vomita un poquito con una toallita lo limpias facilmente); además se monta y se desmonta muy sensillo, se lava en la lavadora sin problemas y se seca en unas horas (así puedes lavarlo a menudo).

El manillar es de goma, no resbala ni hace sudar, y tiene un diseño practiquísimo, en posición normal es una barra curvada hacia arriba, así podemos empujar el carrito comodamente sin tener que inclinarnos (ideal para los papas que suelen ser más altos), luego tenemos la posición intermedia para personas más bajas, por último se puede invertir la posición de la barra quedando la curvatura hacia abajo, de esta manera las barras laterales del chasis quedan sobresalientes pudiendo usarlas para colgar las bolsas de la compra, el bolso o cualquier cosa con asas. Sencillamente genial.

La cesta portaobjetos es un poco pequeña, aunque cumple bien su función; si la complementamos usando el manillar para llevar bolsas podemos hacer la compra sin problemas. Cuando pliegas el carro el hueco de la cesta no desaparece, así que no hace falta que la vaciemos para meter el carro en el coche (aunque si lo que llevas se puede chafar yo no lo aconsejo).

La capota que incorpora esta muy bien, porque tiene varias posiciones. Lo proteje del sol y del viento (en la última posición tapa toda la parte superior del carro dejando solo al descubierto las piernas, ideal si se duerme o hace aire). Lo malo es que la sujeción al manillar no es nada buena, y se sale a menudo, sobre todo al plegarlo. En la parte de atrás lleva una ventanita de plástico transparente para que entre algo de luz y nuestro bebé no se agobie, y 2 bolsillos (uno de ellos parece especial para llevar el movil).

El bolso de este modelo es uno de los más amplios que he visto. Ojo, porque Jané tiene 3 modelos de bolso, el cuadrado , el semicircular que es más pequeño y el mochilita que es poco práctica para sacar y meter las cosas.
Yo tengo el cuadrado, y llevo todo lo necesario para mi niña. En el exterior tiene 3 bolsillos frontales (2 pequeños y uno más ancho) y uno lateral con fruncido, ideal para el biberón del agua. En el interior, al levantar la tapa, que se cierra con velcro, tenemos el compartimento principal y un hueco trasero estrecho. El compartimento pricipal se cierra con cremallera e incorpora 3 bolsillos en un lado y un bolsillo grande con cremallera en el otro lado, el fondo lleva una red que se cierra con un cordel por si hay que llevar algo bien sujeto o como separador. El hueco trasero es donde va plegado cambiador. El cambiador es muy práctico los primeros meses, aunque luego se queda pequeño ya que forma parte del bolso y no se puede separar, yo lo he resuelto llevando en el mismo compartimento un cambiador plegable (uno de esos que vienen con un set de Nenuco). En este hueco trasero además del cambiador tenemos un bolsillito estrecho, como para guardar una libreta, y es donde llevo la cartilla de salud, así me aseguro de que nunca salgo sin ella (donde va mi hija va el carro).

En cuanto a las instrucciones, espero que las hayan mejorado, porque aunque el plegado, y el desmontaje de la tapicería son sencillos precisan de una explicación inicial. No os vayais de la tienda sin haberlo probado un par de veces vosotros mismos.

Rebajas
Jané Matrix
3 Opiniones

Teutonia Cosmo

carrito teutonia cosmo

Es curioso que cuando uno va a comprar los artículos para su bebé no lo hace pensando en qué le gustaría a su bebé sino en qué nos gusta a nosotros mismos para nuestro bebé. La mercadotecnia lo sabe y por eso podemos ver las insignias de las marcas más prestigiosas en ropita y artilugios para los más pequeños. Seguramente ya habréis visto un carricoche forrado con las iniciales de la famosa diseñadora Carolina Herrera, cubriendo un sencillo modelo de Jané, u os habréis detenido a contemplar las últimas tendencias de Dior y Ralph Lauren en la sección de bebés de los grandes almacenes. Lo más probable es que nuestros hijos nunca se fijarían en ninguna de esas prendas y seguramente irían directos a los colores de Ágata Ruiz de la Prada, no sin antes pelear por una prenda de Mickey o un gorro de Pocoyó.

Pues bien, cuando llegó el momento de comprar el carrito dimos mil vueltas y miramos cientos de modelos distintos. Pasamos por el escaparate de muchos “concesionarios” digo, tiendas de puericultura, y finalmente nos decidimos por esta marca alemana , Teutonia, de la que me atrevo a decir que, como sus compatriotas Mercedes, BMW y Audi, ofrece los mejores detalles para el usuario, todas las prestaciones y comodidades para el pasajero, y es símbolo de lujo y elegancia para quien mira.

Os voy a describir y comentar poco a poco las características del modelo Cosmo 09, que es el que tengo y conozco mejor. Pero tened en cuenta que cada año sacan colores distintos o hacen ligeros cambios en el modelo.

Puede convertirse en un sistema modular con sus tres elementos: silla, capazo y silla de auto, para la que necesita un adaptador. Posee una gran versatilidad, permite muchas posibilidades de personalización, customización o tuneo como dicen por ahí algunos. Puedes elegir chasis, tipo de llantas, tapicerías, accesorios y extras como si de un verdadero automóvil se tratara. Voy a referirme más a la propia silla, dejo los comentarios sobre el capazo y la silla de auto para detallarlos en otras opiniones.

cochecito teutonia cosmo con capazo

Existen dos modelos de silla y capota para la Cosmo, el “Diseño fashion”, en el que puedes elegir entre 21 colores y estampados, o el modelo que tengo yo, que es uno de los 15 “Diseños de tendencia”, en un color distinto al de la foto. El “Concepto Color It” o “Concepto Fashion” es como llaman a la posibilidad de combinar los colores del tejido como tú quieras. Puedes elegir el tapizado para la capota, el asiento y la barra del mismo color o combinados. También puedes adquirir fundas adicionales y accesorios coordinados. Las características de las dos sillas y capotas del Cosmo varían muy poquito, pero os voy a hablar de la que yo tengo, la de “Trend Dessin”, como la llaman en alemán.

Es de cuatro ruedas dispuestas en forma de trapecio. Hay un modelo casi idéntico solo de tres, pero nos convencía más la estabilidad y maniobrabilidad con cuatro. Los neumáticos son sin cámara de aire independiente, por lo que nunca se pinchan ni hace falta tener bomba de aire y por lo tanto no necesitan mantenimiento. Los rodamientos son de bolas de baja fricción, que reducen la necesidad de fuerza de empuje. La suspensión de las ruedas es independiente, lo que permite un manejo fácil, silencioso y suave por todo tipo de terrenos hasta con una sola mano. Para el Cosmo, pueden ser de dos tipos según prefieras: las Rad50, de 3 radios dobles, gomas algo más gruesas, con un toque más moderno; o las Rad60, de 10 radios dobles, de estilo más clásico. Las mías son las Rad50. Tienen un radio de 14 cm las delanteras y de 18 cm las traseras. Y una anchura de 4 y 6 centímetros respectivamente. Las ruedas delanteras poseen un giro de 360 grados y se pueden bloquear de manera individual con unas pestañas que tienen encima, para ir por terrenos más abruptos. Hemos paseado sobre arena, caminos de tierra, hierba, piedras e incluso nieve y os aseguro que a esta silla no hay terreno que se le resista. Las 4 ruedas se pueden quitar fácilmente si necesitas que ocupe menos espacio al plegar el chasis.

El chasis es liso y tiene un elegante diseño en aluminio. Puede plegarse con la silla puesta, ¡y con el capazo también!, una opción realmente práctica si te cabe así en el maletero. Es muy sencillo de plegar, no hace falta bloquear las ruedas (como el Ip-Op de Bébécar), ni poner el freno ni nada, solamente tiras de unas palanquitas en las barras junto al manillar y ya está. Las dimensiones son muy adecuadas, es de los sistemas modulares más compactos que hay en el mercado. Ocupa un poco menos que las otras sillas de plegado de libro ya que las ruedas delanteras se doblan para quedar planas y paralelas al suelo. Las medidas del chasis plegado con ruedas son similares a las del Bugaboo Camaleón, 91 cm de largo, 56 cm de ancho y 28 cm de alto. Una cosa que tenéis que tener clara con los carritos multifunción es que en el maletero de un coche utilitario cabe poco más que el carro. En concreto, el Cosmo yo lo meto plegado con la silla puesta en un Peugeot 308 sin problemas y me queda un pelín de sitio por los lados para poner el bolso del carrito o alguna bolsa de la compra, y queda justo para que la bandeja de atrás no se levante.Por otro lado, el peso. Quizá no sea de los más ligeros del mercado, lo he pesado en casa porque no me fío de los datos que dan por internet y el chasis pesa 9,2 Kg con la cesta puesta, y con la silla 14,3 Kg. Por favor, nunca os fiéis de los datos de peso que dan sobre los carritos en las páginas de las tiendas o de las propias marcas, suelen mentir a la baja.
Una cosa que me gusta mucho de la estructura del chasis con la silla puesta es que deja un espacio a la altura del eje que es perfecto para meter un paraguas y queda paralelo al suelo bajo el asiento sin molestar ni chocar con nada.

cinturones del cochecito de bebe

El asiento tiene una anchura de 32 cm y el respaldo una altura de 42 cm desde la base. Estas medidas aseguran que la silla será apta hasta al menos los cuatro años. Se coloca y se quita del chasis de una forma muy sencilla. Al ponerlo escuchas dos clics de las pestañas de seguridad, y al quitarla tienes que bajar esas pestañas que están situadas a los lados. Al igual que las otras piezas que conforman el trío es reversible, es decir, que se puede colocar en dirección a la marcha o mirando hacia mami o papi. Las primeras semanas que utilizas la silla te gusta que el bebé te mire a ti para así controlar que vaya bien sentadito.

El acolchado es muy cómodo, además es reversible, puede utilizarse por las dos caras, y totalmente desmontable para lavarlo a máquina. El respaldo dispone de unos laterales acolchados para proteger la cabeza en caso de que el bebé se apoye ahí. El cinturón de seguridad es de 5 puntos de anclaje (hombros, caderas y entrepierna), y viene con un almohadillado para proteger la cara y el cuello del peque de los posibles roces. Se abrocha con dos clics y se suelta con una sola mano presionando los laterales del broche, es un sistema sencillo y fácil para ti pero no para el niño, lo cual te da más tranquilidad.

El respaldo tiene tres posiciones, vertical, intermedio y acostado. Hay una barra por detrás de la cabecera que tienes que presionar para cambiar la posición y puedes hacerlo con una sola mano. Con los complementos adecuados la silla puede utilizarse desde el nacimiento porque se reclina completamente hasta quedar plana del todo, no como en la mayoría de los carritos tipo Bugaboo Camaleón o Stokke Xplory, en los que la cadera del bebé queda encajada en el asiento doblada en forma de cuatro y no se pueden usar hasta los 6 meses. En las sillas de Teutonia, al quedar totalmente horizontal, es como si el peque estuviera acostado en una cuna estrechita, favoreciendo el descanso y comodidad del bebé y ayudando al correcto desarrollo de la columna. Yo os aseguro que el peque se echa unas siestas en el carrito tan largas como las de casa. Tienen unos accesorios ideales para quienes no quieran comprar el capazo rígido y deseen utilizar la silla desde el principio.

La posición de la silla permite una postura correcta para el bebé, permitiéndole mover o cruzar los pies a su antojo incluso con la lengüeta de seguridad abrochada a la barra de protección. El bebé en el vientre de la madre suele tener las piernas cruzadas, con lo que es una postura natural que en los primeros meses de vida adoptan con frecuencia. Es un dato importante, ya que hay algunas sillas como la Xplory de Stokke en las que el niño tiene que tener las piernas encajadas en un lugar determinado sin dejarle libertad de movimiento o postura.

El reposapiés es de dos posiciones, levantado del todo, quedando horizontal en línea con el asiento, y hacia abajo. Tiene unas barritas metálicas por las que puede circular el aire y al no estar forrado con tela es mejor para la limpieza. Se puede levantar fácilmente por si quieres acceder por delante a la cesta portaobjetos.

La barra delantera de apoyo para el peque es genial. La puedes soltar con un solo click desde cualquiera de los dos lados o quitarla completamente. Si dejas uno de ellos anclado, tiene un eje que no solo te permite abrirla, sino girarla en todas las direcciones para que la puedas dejar abierta y pegadita al carro, así es más fácil coger o sentar al peque. Además está cubierta por un material acolchado y forrada con una tela a juego con la tapicería que hayas escogido. Un buen detalle, ya que a los niños les encanta tocar e incluso morder estas barras, así que no hay que preocuparse, la tela se puede quitar también para lavarla, está sujeta con una cremallera. En el asiento hay cosida una lengüeta que puede quedar escondida si no la usas o puedes utilizarla sujetándola a la barra con un automático para evitar que el niño se escurra hacia abajo cuando le sueltas el arnés.Bajo la tapicería, junto a la ranura de anclaje de la barra, hay otra ranura para insertar la sombrilla, que es opcional.

Cada elemento viene con su propia burbuja de lluvia. Está fabricada con plástico libre de PVC, por eso es un pelín menos transparentes que otras, más blanquecina, pero no tiene sustancias nocivas para el bebé. Viene en una bolsita negra de tela con cremallera de 18×24 cm, que además lleva unas tiras con velcro para que la sujetes donde quieras. Yo la he puesto sujeta al respaldo de la silla, así me olvido de que la llevo y dejo la cesta totalmente despejada. Apenas la hemos usado, pero es muy sencilla de colocar y por delante tiene una ventanita con velcro.

La cesta es enorme, caben un montón de cosas como un bolso grande o un paquete de pañales. Además siempre la tendrás enteramente disponible ya que, no es necesario que lleves ahí la burbuja. Si tienes previsto ir por terrenos fangosos o arenosos y no quieres que se ensucie, puedes quitarla fácilmente abriendo los clips ocultos que la unen a la estructura, 3 delante y 3 detrás.

Cada elemento tiene su propia capota. La de la silla está fijada a la estructura de la misma por unos anclajes similares a los de la barra de protección y puedes quitarla del todo si así lo deseas.

Es de una tela de muy buena calidad, según Teutonia, es resistente al agua, repele las manchas y en su fabricación no se usan sustancias nocivas. Por fuera puede ser del color que hayas elegido y por dentro va forrada con una telita blanca de algodón súper suave. Lleva cosida una etiqueta donde pone “UV Protection, 50+ Australian Standard”, que asegura que cumple con los estándares de protección solar total.

En la parte de arriba tiene una ventanita de plástico para poder ver al peque que se abre con tres velcros, mide unos 22×15 cm. Si la quieres dejar abierta, tiene una tira para sujetarla también con velcro. A mí me gustaría más que fueran imanes de los que quedan ocultos en la tela, que no molestan al tacto y son silenciosos.

Lleva un bolsillo en la parte trasera, frente al manillar, para meter cositas de fácil acceso, yo pongo ahí los pañuelos, por ejemplo, aunque es bastante grande, mide 30×23 cm.

Tiene múltiples posiciones en un ángulo de 180 grados. Puede colocarse completamente retirada, por detrás del asiento, de manera que no molesta en absoluto en la cabecita al niño, aunque hay un espacio de 10 cm entre el borde del respaldo y el techo de la capota cuando está puesta. Es muy larga, lo cual es ideal para los días de viento o mucho frío porque no necesitas poner el plástico de lluvia, puedes bajar la capota del todo hacia delante de manera que el niño queda totalmente cubierto hasta la barra de protección y si le abres la ventanita, puede ir mirando a la calle. Además, si le pones un saquito que sea impermeable o repelente al agua, como es mi caso, prácticamente no usarás la burbuja de lluvia.

Para el verano la capota también es genial porque puedes quitar la parte trasera, la del bolsillo, mediante una cremallera y se queda una malla que permite la ventilación pero a la vez quita algo de sol y protege la cabeza del niño.

El manillar es muy cómodo y se puede usar con una sola mano. Es ajustable, no telescópico, en 7 posiciones, y gira 130 grados desde arriba en posición vertical total, quedando a una altura hasta el suelo de 110 cm, ideal para padres altos. Se cambia de altura de una manera muy sencilla, presionando con las dos manos los botones que tiene en los ejes. Es muy cómodo que tenga tanto ángulo de giro para poder caber mejor en espacios pequeños como los ascensores o para cuando pliegas el chasis. Justo antes de los botones que actúan como ejes del manillar hay un espacio perfecto para colocar las asas del bolso, que se puede comprar también a juego.La empuñadura es ergonómica y está forrada por dos piezas de espuma antideslizante muy suave al tacto y deja en el centro unos diez centímetros con la barra metálica cubierta por una pegatina con los colores y el logo de la marca. En ese espacio es donde va anclado el freno de mano, si es que lo has escogido como opción.

ruedas del cochecito de bebe

El pedal de bloqueo de las ruedas traseras está situado en el centro de un eje que va de rueda a rueda y acciona ambas simultáneamente. Es «apto para sandalias» porque para desbloquearlo puedes elegir pisar la parte delantera de este freno o bien levantar la trasera si llevas zapatos normales. Tiene un sistema de seguridad de frenado por el que una vez desbloqueado el freno, necesitas tirar un poco del carro hacia ti antes de empujar, para que así se desbloquee del todo. Este es otro detalle más de todos los que me enamoran de esta silla.El freno de mano es opcional. Todo un detalle, ya que normalmente este tipo de freno suele ser un privilegio casi en exclusiva para los cochecitos de tres ruedas, sin embargo Teutonia te lo ofrece como una opción extra más en varios de sus modelos. Es como los de las bicicletas y acciona unos discos de freno en las ruedas traseras. No se trata de un freno de estacionamiento, para eso está el que se acciona con el pie, sino de un freno de marcha para hacer una frenada suave. Yo lo encuentro especialmente útil para no tener que sujetar el peso del carro cuando voy cuesta abajo, en caso de utilizar rampas o escaleras mecánicas, o para bajar escalones y bordillos, ya que controlo con más precisión el movimiento del carro. Una opción que recomiendo a todos ya que es realmente práctico.

Como añadido de seguridad, que viene de serie, los carritos de Teutonia me encantan porque llevan unos reflectantes colocados estratégicamente y de manera discreta. No se trata de pegatinas, sino de unas piezas de plástico con material reflectante de alta calidad. Con ellos cruzas más tranquila las calles en las oscuras tardes de invierno. En ambas ruedas delanteras lleva reflectantes por las dos caras. También tiene otros dos en los puntos centrales laterales del chasis y una costura horizontal en ambos lados de la cesta. La etiqueta de la marca que va cosida a la lengüeta que se sujeta a la barra de protección delantera también es reflectante, así como algunos remates de la capota. Como nota curiosa, tened en cuenta que todos estos reflejos os fastidiarán las fotos que hagáis con flash de vuestro peque en el carrito, lo digo por experiencia, jejeje.

Existe una amplia gama de accesorios de la marca que son apropiados para esta silla. Los que son de tela pueden ir coordinados con la tapicería.

  • Freno de mano. A mí me resulta realmente útil.
  • Bolso a juego. Incluye cambiador, portabiberón isotérmico y bolsita para la ropa sucia. Ajustable al manillar.
  • Sombrilla, con protección solar total, de las que tiene la parte de abajo plateada. Viene con el adaptador para sujetarla al chasis, pero puedes insertarla directamente en el capazo o la silla.
  • Adaptador para silla de auto.
  • Mosquitera, de color negro.
  • Empuñadura de cuero para el manillar que se coloca con cremallera.
  • Visera para la capota que alarga más la sombra sin quitar visión.
  • Cucos blandos y semirrígidos, para usar con la silla como alternativa al capazo.
  • Protección del reposapiés y colchón. Para usar la silla desde el nacimiento.
  • Sábana a juego. Es una funda de edredón de 80×80 cm.
  • Fundas para las ruedas, para no ensuciar el maletero.
  • Cortavientos y saquitos de invierno y verano.
  • Funda de borreguito para el asiento.
  • Polarbear. Abrigo de forro polar que se coloca en el manillar y donde insertas las manos para que no se te enfríen. Quizá es algo exagerado para los inviernos españoles.

Desventajas:

  • El tiempo promedio de entrega de fábrica es de 6 a 8 semanas, algo mayor que otras sillas si no la tienen en la tienda.
  • Algo pesada, pero dentro de la media de las sillas modulares de gama alta.
  • La pegatina del manillar me gusta mucho pero, si tienes el freno de mano, con el uso va despegándose y haciéndose burbujitas ya que este va anclado ahí.
  • Estaría bien que al menos la silla de auto de la marca, la Tario, pudiera colocarse en el chasis sin necesidad de un adaptador.
  • La burbuja me gustaría más que fuera totalmente transparente.
  • El chasis plegado no se detiene de pie solo, aunque esto no me resulta demasiado problema.
  • El patín de la marca no es compatible con este modelo.

Ventajas:

  • Versátil y personalizable. Puedes elegir a tu gusto entre una amplia gama de detalles.
  • Asiento totalmente reclinable, con una sola mano, quedando como una cama para la correcta posición de la columna del bebé cuando duerme.
  • Pasa unos controles exhaustivos de seguridad para bebés.
  • Fácil plegado y desplegado incluso con la silla puesta.
  • Barra de protección plegable, extraíble y con tapicería coordinada lavable.
  • Cesta de gran capacidad y fácil acceso.
  • Capota amplia multifunción para todo tipo de climatología y extraíble.
  • Plástico de lluvia incluido, libre de PVC y con bolsita de sujeción.
  • Súper fácil de limpiar. Todas las piezas de tela se pueden desmontar y meter en la lavadora, incluso la capota.
  • Las costuras y los remates están realizados prestando atención al detalle.
  • Manillar ergonómico regulable en altura.
  • Funciona genial en todo tipo de terrenos. Para ciudad y campo.
  • Ruedas fácilmente extraíbles.
  • Variedad de accesorios opcionales y coordinados con la tapicería de tu elección.
  • Viene con tres años de garantía de fábrica.

Puestos a comparar precio y características podríamos ver esta silla frente al Camaleón de Bugaboo, que ya no me parece tan camaleónica, al Ip-Op de Bébécar o al Xplory de Stokke. Frente al primero, creo que le da mil vueltas en todo tipo de detalles ya explicados, al segundo, es lo más parecido, pero nos convenció más la gama de colores, accesorios, diseño y practicidad de la Cosmo, y del tercero nos encantó su llamativo diseño, pero fallaba en muchas cosas frente a la Teutonia. Ya he dicho en otras opiniones de carritos, que considero que un buen diseño debe ser funcional y práctico, y creo firmemente Teutonia cumple estos requisitos a la perfección. A pesar de ser una marca número uno en el resto de Europa y en Estados Unidos, aún no es muy conocida en España, lo que es un plus, ya que así tu carrito no es igual que el que tiene todo el mundo.

Nosotros estamos contentísimos con este carrito y con todos sus complementos. Tal es así, que mi peque ya va a cumplir dos años y sigue todo como nuevo. En una tienda de Madrid donde la venden me dijo la chica que es un modelo que no les ha dado ningún problema, que en cinco años que llevan trabajando la marca nunca han tenido ni una queja, ni un desperfecto ni una reparación. Escuchar eso te da mucha confianza.

Para terminar os recomiendo que os paséis por alguna tienda que la vendan para que le echéis un vistazo en persona y terminéis de enamoraros de esta fantástica silla, aunque si os digo la verdad, yo no lo necesité, me enamoré online de ella y no la toqué hasta que me llegó a casa. Pero os prometo que no me arrepiento en absoluto, acerté, fue una súper compra porque como ya habéis visto tiene poco o nada que envidiar a las otras sillas de gama alta del mercado

Jané Nomad

cochecito bebe jane nomad

El Nomad es un cochecito de gama media, de seis ruedas, plegado tipo libro y con capazo homologado. Se puede comprar sólo la silla, silla+capazo o silla+grupo 0+capazo. Ahora han salido nuevas versiones de portabebés que mezclan el grupo 0 y el capazo pero no son santo de mi devoción.

El capazo está homologado, como ya he dicho, por lo que lleva una estructura de plástico rígido y un sistema de anclajes a los cinturones traseros del vehículo. También lleva un cinturón ventral para atar al bebé cuando va dentro del capazo y en el coche. No es un sistema de transporte infantil que me convenza, por lo que lo he usado de esta manera en contadas ocasiones. Aún así es un sistema práctico para desplazamientos cortos y fácil por el modo de anclaje, muy sencillo frente a los de las sillas de seguridad, especialmente los grupos 0 de calidad, que suelen ser más complejos de montar.

El capazo lleva su propia capota y un asa superior para poder transportarlo; además, en este asa superior está el botón que debemos apretar para liberarlo del chasis.

Del grupo 0 no os puedo hablar porque no lo tengo, al igual que el Matrix, que mezcla capazo y grupo 0.

La silla es una de las más amplias que podemos encontrar, muy cómoda para el bebé, aunque menos para su transporte porque el plegado, al ser tipo libro, es inferior y ocupa más espacio en nuestros maleteros. Es sencilla de montar mediante corchetes y correas con velcro en la parte inferior. También se desmonta fácilmente y se puede lavar, aunque no en la lavadora, ya que no cabe, pero sí podemos hacerlo en la bañera, ya que el interior del respaldo es de plástico y no corre peligro de deteriorarse con el agua.

En los huecos donde anclamos el capazo y que quedan libres al retirarle, se coloca la barra de protección delantera, que no hace falta retirar para plegar. Esta barra está protegida con una espuma y un plástico negros. La barra se puede retirar en caso de que necesitemos sacar al niño con más cuidado, por ejemplo cuando está dormido, ya que en otras situaciones no es necesario. Para sacarla tiene dos botones laterales, los presionamos y listo.

La silla sólo puede ir en dirección a la marcha. Para mucha gente puede ser una desventaja, pero para mi no, considero que para el niño es mucho más entretenido ir descubriendo el mundo que tiene por delante que mirando a su madre, pero esto, como digo, es ya una cuestión de gustos personales.

No se reclina al 100% ni queda recta a 90º pero tampoco son cuestiones que me preocupen. El reclinado es casi total y no perjudica a la comodidad del niño en caso de que éste se quede dormido. Tampoco es necesario que quede totalmente recta ya que es una postura incómoda incluso para nosotros, es preferible que quede ligeramente inclinada.

Para mover estas posiciones en el respaldo cuenta con un sistema de correas que, a través de unos pasadores, sujetan el respaldo más recto o más inclinado. Para ponerlo en posición recta hay una correa y otra para inclinarlo. Es un sistema muy simple y fácil de usar. Al principio puede parecernos poco duradero pero llevo usándolo todo este tiempo a diario y no me ha dado ningún problema. Este sistema y el tipo de plegado hacen que los sacos y las colchonetas que se colocan en la silla tengan que ir atados por la parte trasera, es decir, no sirve el sistema de saco que envuelve a la silla por la parte superior, como sucede en la silla Carrera, también de Jané. Esto no es un problema ya que tanto los sacos de Jané como los universales han tenido en cuenta esta característica e incorporan las cintas para atar el saco por la parte trasera.

La silla tiene su propia capota, muy sencilla de colocar, mediante unos soportes que se enganchan al chasis de la silla y que nos servirán también en verano (uno de ellos, el derecho) para colocar la sombrilla original de Jané. Esto hace que no se pueda usar conjuntamente con la capota, algo que a muchas personas les supone un problema. No sé si en los modelos posteriores a 2006 han solucionado este inconveniente para muchas mamás. En otra opinión he hablado de la sombrilla de 2006 y de sus problemas. Supongo que los hayan solventado porque en caso contrario la mejor opción es comprar una sombrilla universal, que además tendrá la ventaja de poder usarse con la capota.

En la parte inferior del chasis, por delante, hay un apoyo para los pies del niño, algo que me parece fundamental en una silla, porque veo en muchas que los niños van con las piernas colgando y me parece muy incómodo para ellos.

Del chasis sale también una pieza en la que se engancha la parte final de la silla, una especie de soporte para las piernas que se acciona con dos botones laterales y que sirve para elevarlas cuando el niño quiere recostarse. En la posición de sentados esta pieza se baja para que no moleste al niño y pueda apoyar los pies.

La silla cuenta con cinturón de cinco puntos de anclaje, dos superiores, para los hombros (con protecciones de tela acolchada que se pueden poner y quitar), dos medias para la zona de la cintura y una inferior situada entre las piernas. Es un sistema similar al de las tronas de Jané. Los cierres son muy seguros ya que encajan y desencajan mediante presión y la fuerza necesaria para accionarlos no permite al niño abrirlos o cerrarlos. Es aconsejable llevar al niño siempre sujeto con estos cinturones, en todo momento, incluso si están dormidos, podemos evitar muchos accidentes.

En la parte superior del respaldo de la silla encontramos una pieza de tela acolchada que sirve de reposacabezas. Se puede poner y quitar atendiendo al gusto o comodidad del niño ya que va sujeta con unos corchetes a la parte trasera de la silla.

Tanto la capota de la silla como la del capazo tienen aberturas traseras mediante cremallera que permiten la ventilación y el paso de aire; esto es muy práctico sobre todo en verano, para mantener fresquito al niño.

El manillar es corrido, está recubierto de espuma negra y tiene varias posiciones regulables a través de unos botones situados en su inicio a ambos lados.

Después de hacerme un master en cochecitos de bebés durante los primeros meses de mi embarazo, en mayo, estando de cinco meses, decidí finalmente encargar el Jané Nomad. Me convenció por su poco peso, al ser de aluminio sólo pesa 6.5 kilos (el chasis), su amplitud, no tanto del capazo como de la silla, que es muy cómoda para los bebés, porque además de amplia, pliega tipo libro, lo que implica que el respaldo nunca se deforma ni pierde su rigidez.

También su manillar corrido, muy útil para llevar con una sola mano, aunque no se pueden colgar bolsas, pero es algo que nunca he pensado hacer por el peligro que conlleva. Además, el manillar está recubierto de espuma negra por lo que se sujeta muy bien, mejor que si es de plástico. Otro punto a su favor, tiene seis ruedas, dos dobles delante y las dos ruedas traseras, grandes, útiles para hacer de la silla una todoterreno. No supera a las sillas de tres ruedas en terrenos complicados, pero supera con creces a las de ocho ruedas. En las ruedas traseras se puede incluso regular la amortiguación.

Sobre el sistema de plegado, a mi me parece fácil, levantar dos pestañas que hay junto al manillar y dar un pequeño tirón hacia arriba, después se aprieta un poco para que se enganche el seguro y listo. Para desplegar, se suelta el seguro lateral, se agarra del manillar y se empuja ligeramente hasta que se oye el característico click.

Alguna desventaja tenía que haber, por supuesto, el cochecito perfecto aún no se ha inventado. La principal desventaja que le veo es la cesta inferior. Imposible acceder a ella con el capazo puesto. Para llegar a la cesta hay que quitar el capazo, aunque la operación es sencilla porque incorpora un sistema que con apretar el botón central del asa del capazo se levanta, con una sola mano, si es que puedes con el peso del capazo y el bebé dentro… Con el portabebés o grupo 0 creo que se accede mejor, pero esto no lo sé seguro porque sólo cogí capazo y silla, no compré el portabebés porque tengo una silla de auto de grupo 0+1 que es lo que uso para llevar al peque en el coche.

Un vez que se instala la silla la cesta se vuelve más accesible, aunque aún así cuesta un poco meter cosas en ella porque una barra del chasis queda justo en medio del acceso a la cesta.

El plegado tipo libro es una ventaja para la resistencia del respaldo de la silla, pero para gente con poco espacio en sus maleteros puede ser una desventaja. Aún así, yo la he metido un montón de veces en un Ford Fiesta y cabe perfectamente, eso sí, quitando una rueda trasera (es muy fácil, se aparta el embellecedor negro central y se aprieta), y sin que quedase sitio para nada más, pero caber cabía. Ahora no tengo problemas, en la caja del Nissan Navara cabe incluso sin plegar, jejeje.

Otra desventaja, el freno, consistente en una varilla que encaja mediante presión en los discos interiores dentados de las ruedas traseras. Se levanta haciendo palanca con el pie, pero hay que levantarlo cada dos por tres porque se va bajando poco a poco y hace ruido con las zona dentadas de las ruedas. Por lo demás funciona perfectamente, frena un montón y no se mueve ni un pelo si está el freno puesto.

cochecito jane nomad

Y creo que ya está todo… bueno no, falta hablar de la estética. A mí me encanta, pero esto ya es demasiado subjetivo… De todos modos es un Jané, la marca más vendida, por algo será. Los colores del año pasado eran sólidos (yo lo tengo en naranja) pero este año han combinado colores chillones (verde-lima, rosa-fucsia, naranja, azul claro) y el resultado es muy vistoso, ideal para los papás que, como yo, huyan del típico cochecito negro-azul oscuro de toda la vida.

Ufff, esto de ser novata… Me dejo lo más importante! El precio! Considero que la relación calidad-precio es estupenda, ya que un cochecito como este por menos de 500 euros es un buen precio (hablo de silla+capazo, con grupo 0 serían unos 90 euros mas). A mi me costó aproximadamente 475 euros, pero el modelo del año pasado. Supongo que el de este año no haya subido mucho.

Y otra cosa importante que se me ha olvidado, se puede lavar en la lavadora. Todas las partes de tela se pueden lavar, pone que a mano, pero yo no soy muy amiga de lavar a mano y suelo meter las cosas delicadas en programas de lana y agua fría. Esta semana he lavado así la bolsa, la capota de la silla y el saco y ha quedado perfecto. Incluso froté un poco en una mancha de grasa del cierre del maletero del coche (con Kh7, jejeje) y quedó genial. Además, a pesar de ser tela fuerte (el saco incluso tiene borreguillo) se seca muy rápido.

Ahhh, otra cosita que se me olvidaba, la silla, al menos la del año 2006, incluye capota, protector de lluvia (para la silla pero se adapta también al capazo), cesta y bolsa con cambiador. A parte se puede comprar la sombrilla (unos 30 euros) y el saco (48 euros el Nest Plus) pero esto es opcional, aunque yo lo recomiendo porque es de buena calidad y no me ha parecido caro.

Experiencia de uso después de un año con este cochecito bebé:

La cesta inferior aguanta un peso de unos cuatro kilos, según las instrucciones de la silla, aunque os puedo asegurar que yo la he cargado bastante más, con la consiguiente dificultad para mover la silla, por supuesto. Para acceder de manera cómoda a la cesta hay un truco sencillo. Quitar uno de los corchetes traseros que sujetan la cesta a las barras del chasis. De este modo accedemos mucho mejor a la silla, aunque por los laterales, con un poco de experiencia, caben la mayoría de las cosas.

La capota de la silla (no la del capazo) tiene un plástico con una rejilla negra en la parte superior, muy útil para ver al niño cuando la llevamos desplegada. Este plástico, debido a los cambios de temperatura, el continuo plegado y desplegado y supongo que también debido a su rigidez excesiva, ha terminado por romperse. Tiene sólo alguna pequeña fisura pero supongo que si seguimos usándola más años con el peque o con algún hermanito terminará rompiéndose más.

Las partes desmontables, como la capota (se separa la parte de tela de la de plástico) y el bolso, han pasado ya varias veces por la lavadora y están impecables, no han perdido el color y la tela está como el primer día.

Las ruedas, especialmente las traseras, se han desgastado un poco, no llega a ser preocupante, pero se ha borrado un poco el dibujo que llevan. Aún así me parece que están bastante bien para el trote que ha llevado. Ha estado metido en arena varias veces y su funcionamiento sigue siendo muy bueno, eso sí, tras una buena limpieza para eliminar la arena y la sal que quedaron pegadas a las ruedas.

Y esto es todo. En general estoy muy contenta con la silla. Ahora mismo, si tuviera que comprar una de nuevo, dudaría entre la Nomad (con su nueva estética en negro es preciosa) y la nueva que sacó Concord, aunque esta última es de una gama superior y eso también se nota en el precio. En relación calidad-precio la Nomad sigue siendo la primera de mi lista. Tiene varios aspectos negativos pero son pocos y desde luego, como la silla perfecta aún se ha inventado, no son algo que me impida pensar que es un silla estupenda.

Enhorabuena a todos y todas los futuros padres y madres.