Desde que uno es consciente y asume que va a ser papá, hasta que final y afortunadamente llega a serlo, hay un largo periodo de tiempo en el que recibe mil y un consejos, lee mil y una revistas, visita mil y una tiendas de objetos para el futuro retoño y visualiza cientos de documentales sobre como debe cuidar a su hijo. Yo no iba a ser menos y por eso durante el feliz embarazo de Sandra sufrí una continua avalancha de información y visité cientos de tiendas. En una de esas visitas me fijé en que existían bañeras para bebés ajustables a la bañera de los papis y eso me encantó, y empecé a investigar sobre el tema con tiempo suficiente para elegir la más adecuada.

Para ayudarte, he elaborado una guía de compra en la que he seleccionado alguna de las mejores bañeras para bebé para que escojas la que más te guste y se adapte a tus necesidades:

Chicco Cuddle & Bubble - Bañera cambiador compacta 2 en 1, 10 kg, color azul
Shnuggle Bañera con Bum Bump Apoyo y respaldo de espuma
Bañera Hinchable de luxe Jané
Brevi - Cambiador y bañera para bebé 594 Bianco
Modelo
Chicco Cuddle & Bubble
Shnuggle
Bañera hinchable Jané
Brevi
Precio
desde 95,00 €
39,00 €
14,95 €
147,95 €
Nota
Chicco Cuddle & Bubble - Bañera cambiador compacta 2 en 1, 10 kg, color azul
Modelo
Chicco Cuddle & Bubble
Precio
desde 95,00 €
Nota
Opiniones
Shnuggle Bañera con Bum Bump Apoyo y respaldo de espuma
Modelo
Shnuggle
Precio
39,00 €
Nota
Opiniones
Bañera Hinchable de luxe Jané
Modelo
Bañera hinchable Jané
Precio
14,95 €
Nota
Opiniones
Brevi - Cambiador y bañera para bebé 594 Bianco
Modelo
Brevi
Precio
147,95 €
Nota
Opiniones

Tummy Tub

bañera bebé tummy tub

Cuando vi aparecer a mis compañeros de trabajo en la clínica donde había dado a luz con aquella especie de cubo, me dije: “Dios mío, otro trasto inútil más”. Además, deseosos de quedar de maravilla conmigo (por entonces era la subdirectora del centro), no sólo me trajeron la susodicha cubeta, sino que la acompañaban de un soporte colorido y un pelín aparatoso…

¡Qué equivocada estaba! Yo, que pensé que aquel regalo iba a ser poco práctico, no sabéis el gran uso que le he dado después a la bañera Tummy Tub.

Para un bebé, el momento del baño no es únicamente una cita con la higiene. Constituye, también, un momento en que se siente mimado y querido por la persona que le cuida y representa, además, la situación ideal para explorar los objetos que se utilizan en este ritual.

Por si alguien no lo conoce, os diré que es una especie de cubo diseñado para el baño del bebé. Puede usarse desde sus primeras horas de vida (incluso en bebés prematuros), hasta un año aproximadamente, aunque yo he oído contar a otras mamás que lo han utilizado hasta los tres años de edad.
Su diseño, realizado en colaboración con matronas, pediatras, psicólogos, etc… es simple, pero proporciona al bebé un espacio “recogido” similar al útero materno donde puede adoptar la llamada “posición fetal”. Las madres y padres sabéis que la “contención”, similar a la que experimentaba el niño en el vientre materno, da al bebé una sensación placentera y de tranquilidad y seguridad.

tummy tub

Tummy Tub está realizada en polipropileno (un plástico que garantiza la higiene). Es transparente y tiene una capacidad de 12 litros y unas dimensiones de 34×38 cm.

Ventajas de la bañera para bebé Tummy Tub

  • En primer lugar, el material del que está fabricado. Es higiénico, resistente (no se deforma con el tiempo) y reciclable.
  • Después de su uso, se limpia fenomenal con un jabón neutro y agua.
  • Mantiene la temperatura adecuada para el baño unos veinte minutos.
  • Ahorra agua y energía.
  • Es muy seguro: tiene una base antideslizante y cantos redondeados.
  • Su forma anatómica limita el riesgo de que el bebé resbale bajo el agua.
  • En todo momento se ve al bebé por completo.
  • Su uso, almacenamiento y transporte son facilísimos. Los viajes es uno de los momentos en que encuentro especialmente práctica esta bañera ya que no ocupa demasiado espacio en el maletero.
  • Pesa poco, incluso aunque se llene totalmente. Este aspecto es especialmente importante para las mamás recientes.
  • Da seguridad a las mamás y papás en los primeros días de vida del bebé, ya que con el Tummy Tub es facilísimo bañar a un bebé sin ninguna ayuda y en una postura cómoda.
  • Una de las utilidades del Tummy Tub, que además se menciona en su propia web, revistas especializadas, etc… es que alivia los cólicos del lactante. Esto no puedo corroborarlo, ya que mis hijos no han padecido este trastorno, pero sí puedo afirmar que la postura del baño ayuda a eliminar los gases.
  • Cumple todas la normativa europea de seguridad.
  • Puede apoyarse en cualquier superficie plan, horizontal y estable, pero como ya os he comentado, a mí me regalaron un soporte monísimo, en tonos azules, al que se fija la bañera, llamado Tummy Tub Stool, que una vez que no sea necesario para el baño, puede utilizarse como escalón para llegar al lavabo, como taburete, o para guardar juguetes en su interior.

¿Tienes inconvenientes? A ver, si soy sincera, podría decir que es “una chorrada más”, de las muchas que los futuros papás compran para sus retoños. IMPRESCINDIBLE, lo que se dice Imprescindible, no es.

Desde luego, puede utilizarse desde bañeras hinchables, hasta ésas que vienen adaptadas al mueble cambiador, o incluso el fregadero de la cocina o el bidet… Por lo cual, si esto lo está leyendo algún reciente o futuro mamá o papá, y TODAVÍA no tiene su bañerita, ésta es simplemente una opción más a tener en cuenta, pero, desde luego, ni la única ni la imprescindible.

Sólo puede utilizarse hasta el año de vida, más o menos. Luego, hay un momento en que si el bebé es grande, sólo le cabrán dentro los pies. Por lo demás, es perfecta.

Tummy Tub
147 Opiniones

Brevi BagnoTime

Brevi BagnoTime

Un día mirando una revista de una tienda de mi cuidad, nos topamos con las bañeras de Brevi y he de reconocer que fue amor a primera vista. Sí, porque vimos de repente la bañera ideal para nuestas necesidades por varios motivos: comodidad, prestaciones, espacio e imagen

¿Porqué elegí este modelo de bañera? Bueno pues por esos parámetros que comentaba antes, el de comodidad, prestaciones, espacio e imagen que paso a detallar con vuestro permiso.

Vivimos en un piso pequeño, o muy pequeño diría yo, aunque no tan pequeño como los que ahora quiere vender el gobierno como el piso del futuro (pronto venderán nichos a precio de lujo), pero sí limitado de espacio. Cuando nace un bebé de repente te das cuenta de la cantidad de cachivaches que dicen todos que necesitan, y entre ellos yo creo que algo de primera necesidad es la bañera y el cambiador. Hasta que vi este BagnoTime todo lo que encontraba por ahí eran las típicas bañeras móviles con el cambiador a modo de tapadera de la misma. Eso ocupa mucho espacio en un piso pequeño, y con esta bañera de Brevi, lo único que se ocupa es la propia bañera de casa y como afortunadamente yo también tengo un plato de ducha pues no había problema. Era perfecta para mi casa.

El hecho de que tengamos en el mismo pack, la bañera y el cambiador uno al lado del otro y de forma casi independiente resultó comodísimo ya desde el primer día en que Aldara llegó a casa.

Antes de que se le cayese el ombligo (hecho que ocurrió el pasado jueves y que fue festejado con júbilo) las recomendaciones que nos habían dado en el hospital indicaban que debíamos bañar a la niña con una esponja pero sin meter a la pequeña dentro de la bañera. Así que llenamos la bañerita de agua, poníamos a Aldara desnudita sobre el cambiador y como este tiene una superficie de plástico aplicábamos la esponja húmeda sobre la delicada piel de la niña sin problemas.

banera bebe Brevi BagnoTime

Después de la caída del ombligo ya hemos podido bañarla en condiciones, y la bañera sigue siendo muy cómoda. Dejamos en el cambiador la ropita de la niña, llenamos la bañerita anatómica (aunque eso es lo de menos porque agarramos a la niña) y tras el baño la pasamos al cambiador directamente. Vale, esto parece muy evidente, verdad, pero lo comento porque las otras bañeras-cambiadores, no son tan fáciles de usar. Porqué? Pues porque el cambiador generalmente suele actuar a modo de «tapa» de la bañera, y para pasar a la niña del baño al cambiador tienes que agarrar a la criaturita y con otra mano bajar el cambiador. Con esta bañera tienes todo listo.

Otra de las grandes comodidades de esta bañera viene dada por la ALTURA. Esa fue una de las razones por las que elegimos esta y no la de prenatal, porque como podéis ver en la fotos, tiene unas barras que hacen que la bañera esté levantada 40 cm. con respecto a la bañera de adultos, por lo que uno no se destroza la espalda cambiando y bañando a la princesita de la casa.

Suena raro hablar de las prestaciones de una bañera, como si se tratase de un coche, pero con esto me quiero referir a lo que aporta esta con respecto a lo visto en el mercado.

Los materiales con los que está construido son muy ligeros, eso sí no son inoxidables por lo que recomienda el fabricante mantener las barras de aluminio lo más secas posible para evitar óxido. El hecho de que pese poco es importantísimo, no olvidemos que esta bañerita está ocupando la bañera paterna y oye, no todo el mundo dispone de dos bañeras en casa o de un plato de ducha a mayores, y la higiene es importantísima, por lo que el poder quitar sin esfuerzo la bañerita durante un momento para que los papis puedan relajarse en un baño de espuma es fundamental, y al ser los materiales tan ligeros esto es muy fácil de hacer.

El cambiador es muy resistente y acolchadito para que la niña esté muy cómoda y los padres se puedan sentir seguros. Además está rodeado por una pequeña elevación para evitar que la niña se caiga por los lados, aunque de todas formas yo recomiendo no fiarse de esa elevación y estar siempre pendiente de la criaturita, que a la mínima empiezan a moverse y el disgusto puede ser mayúsculo.

La bañerita se puede meter debajo del cambiador, como si fuese un cajón de una mesa, para así permitir que ocupe menos. Esto es muy útil para permitir la limpieza de la bañera paterna e incluso para poder usar la mitad de la misma para que los papis puedan lavarse la cabeza o algo así.

En la bañera hay 5 compartimentos para poder poner el jabón, las cremitas, las esponjas, el peine y el largo etcétera de productos para el cuidado de mi niña.

bañera Brevi BagnoTime

El sistema de vaciado es como el de casi todas las bañeras de bebé. Tiene un tubo de plástico a modo de desagüe pero no tiene tapón. No, utiliza el principio físico de los vasos comunicantes y del nivel de fluidos, por lo que cuando no queremos que el agua se vaya hay que tener el tubo elevado al mismo nivel que la bañerita. Para ello el final del tubo consta de un ganchito de plástico que engancharemos a la bañera. Basta soltarlo y así conseguiremos que la bañerita se vacíe.

Tiene seis puntos de anclaje para que se ajuste bien la bañerita a la bañera paterna. Esto para mi no está muy bien conseguido. Funcionaría perfectamente si la bañera base fuese totalmente rectangular, pero en mi caso como tiene algunas partes curvas el anclaje no va muy fino, quizás este es uno de los pocos inconvenientes que le encuentro.

Muchas veces los productos entran por la vista y esta ocasión no iba a ser menos. A parte de cómoda, practica y segura, esta bañera-cambiador es muy bonita y tenemos 6 modelos distintos con colores y dibujos del cambiador diferentes para elegir. Yo no pude elegir porque era el único modelo que tenían en la tienda vallisoletana de bayon, a no ser que quisera esperar, pero como me daba igual el color no hubo problema.

Yo tras 15 días de uso estoy encantado pero le veo un par de «peros» a esta bañera para que fuese PERFECTA y es lo que hace que la puntué con cuatro estrellas y no con cinco. El sistema de anclaje y las instrucciones de montaje. Ya os comenté la primera al hablar de las prestaciones por lo que me centraré en la segunda.

La bañera viene toda desmontada, y al abrir la caja te encuentras con un amasijo de barras de aluminio, unos tornillos, la bañera, el cambiador y un papel doblado en mil partes. El papel lo empiezas a desdoblar y acabas con una enorme hoja que te cubre medio salón, y te sientes como Indiana Jones intentando encontrar la cueva del santo grial al ver semejante plano gigante. Podrían haber hecho un folletito con páginas como todo el mundo pero no, estos italianos (la empresa es italiana) son así de raritos y les gusta complicar las cosas. Además son parcos en palabras y todo lo ponen en imágenes para explicar como enganchar la barra A con la B y bueno… la cosa sería asumible si la barra A estuviese en la caja, pero tras repasar mil veces el megaplano y las piezas ves que no, que no está… y que no eres capaz de montar el puzzle, por lo que pruebas a «darle la vuelta al dibujo» y verlo al «trasluz» y oye, así si que encajan las piezas. Me parece un fallo tremendo.

Estamos encantados con la bañera porque esos mínimos defectos no importan una vez que la bañerita ya está montada y la recomiendo a todo el mundo, siempre y cuando tenga la posibilidad de darse la ducha diaria en otro sitio 🙂 Aaah y Aldara está contentísima bañándose en ella 🙂

Bebé Due Tubb, bañera de viaje

bebedue hinchable

Cuando mi niña nació, vivíamos en un apartamento de estos que le gustan a la ministra, bastante pequeño. Así que para nosotros era impensable comprar una bañera de patas con desagüe, que aunque considero superprácticas, pues tienen sitio suficiente para tener a mano todas las cosas necesarias para el baño del bebé, también ocupan mucho espacio, y eso era lo que más nos faltaba.

Así que nos decidimos por una bañera de viaje hinchable, y compramos esta de Bebedue. ¡¿qué os puedo decir?! mi hija tiene quince meses ya (cómo pasa el tiempo) y aún la sigo usando. Ahora ya no la pongo sobre la mesa, pues lo pone todo perdido de agua, pero la meto dentro de nuestra bañera, y la verdad es que es comodísimo.

Al principio, la mayor ventaja es que como no tiene ninguna parte rígida, el miedo de que se nos resbale el bebé y se haga daño desaparace por completo. El primer día que hay que bañar al bebé en casa es un desasosiego ¿sabré como cogerlo? ¿y si se me escurre? Bueno, eso es normal, sobre todo en las primerizas y primerizos, pero con esta bañera al menos sabes que el bebé no se va a hacer daño en la cabecita, pues es hinchable tanto por el fondo como por las paredes.

Y después está el indiscutible ahorro de espacio, pues al ponerla sobre la mesa, puedes tener a la mano también todo lo necesario, jabones, lociones, toallas, pañales, etc. Y cuando terminas, simplemente recoges y durante el resto del día tienes el piso libre de cacharros, pues con niños es increíble la cantidad de trastos que hay por todas partes.

Así que tanto si tenéis falta de espacio como si no, os recomiendo la bañera de viaje de Bebedue. Yo estoy encantada, y mientras mi hija quepa dentro, la seguiré usando.

Cam Idro Baby Extraíble

Cam Idro Baby Extraíble

Ya hacía tiempo que estaba buscando la bañera ideal, porque me habían dicho que con las de mueble se acaba mojando la ropa de los cajones, y las de pie me parecían muy grandes para mi minúsculo baño… y buscando buscando, la encontré, pero claro, no es oro todo lo que reluce. Os cuento:

Como se ve en la foto, consiste en un armazón de tubos de PVC, en los que se colocan la bañera y el cambiador. El cambiador va atornillado, pero la bañera es de quita y pon. La bañera es bastante grande, así que se puede usar durante bastante tiempo, y tiene dos zonas diferenciadas: por una parte, la de la izquierda de la foto, es como una rampita que se usa cuando el bebé es más pequeño, y por la parte de la derecha tiene como un hueco hacia abajo, que permite al niño estar sentado cuando es más mayorcito. En ambas zonas tiene unas alfombrillas de goma antideslizantes, y en el centro tiene un saliente para que no se resbale el peque. Además tiene tres compartimentos para el gel y esas cosillas. En cuanto al cambiador, también es bastante grande, grueso y tiernecito; mientras usas la bañera lo tienes desplazado hacia la derecha, y luego lo puedes replegar y queda más recogido.

Ventajas de esta bañera para bebés

  • No te haces polvo la espalda porque está a la altura perfecta.
  • Como tiene cambiador, no tienes que andar paseando al peque por la casa para secarlo y vestirlo. Esto se agradece sobre todo en pleno invierno.
  • Muy cómoda de llenar y vaciar, porque al estar sobre la bañera no lo llenas todo de agua.
  • Se puede usar bastante tiempo.

Inconvenientes

  • Necesitas tener dos cuartos de baño para dejar la bañera montada todo el tiempo, por lo grande que es y por lo que pesa
  • Cuando no la necesites ocupará mucho espacio guardada.

Bueno, creo que esto es todo. Ahora cada cual que decida si vale la pena comprarla o no.

Ikea Lättsam

Bañera Ikea Lattsam

Parece mentira la cantidad de posibilidades que existen a la hora de comprar una bañera para un bebé. Obviamente, sus necesidades no son las mismas cuando es recién nacido ó cuando ya tiene un año, por ejemplo. En un primer momento, en casa recurrimos a la famosísima Tummy Tub, aunque sinceramente, si no fuera porque mis compañeros de trabajo me la regalaron (con la mejor intención), yo nunca la habría comprado, no porque no sea un buen producto, sino porque mis hijos no han padecido de cólicos del lactante, cuyo alivio es el primer uso para el que está indicada, por su precio y porque tiene unas dimensiones muy reducidas, lo que limita muchísimo su tiempo de vida útil.

Una vez que la Tummy Tub dejó de servirnos, la opción que me pareció más práctica fue comprar un aro de baño, o sea, un soporte que impide que el bebé se resbale en la bañera de adultos, que es donde se acopla a la hora del baño. Pero claro, este artilugio implica un gasto considerable de agua, incluso aunque se llene sólo cinco o seis centímetros. Así que, un día, dando una vuelta por Ikea, descubrí la Bañera Lattsam y, dado que la inversión no era demasiado grande (su precio es de 6.95 euros), decidí comprarla.

No podemos estar más contentos con ella. Nos ha dado un resultado fantástico. Realizada en un plástico blandito, se comercializa en color blanco y en un azul intenso muy bonito, que es la que yo tengo. A pesar de lo blandito que es el plástico, es muy resistente y, aunque yo no lo compré, es posible acoplarla si se necesita al cambiador de Ikea.

No obstante, lo que más me gusta de esta bañera es que es MUY antideslizante. Gracias a unas bandas que tiene en la parte de abajo (por dentro y por fuera), no se mueve ni un milímetro. Se adhiere a la bañera que ni mi marido puede moverla y el bebé, cuando ya puede estar sentado y por mucho que manotee, está completamente seguro en su interior porque no se resbala como sucede en otras bañeras de este tipo.

He consultado el nuevo catálogo de Ikea y la siguen vendiendo al mismo precio. Allí se indica también que sus dimensiones son de 71×43 y 20 centímetros de alto. Es muy ligera, por lo que es perfecta si hay que transportarla a casa de alguien o de vacaciones, fin de semana, etc… Además, tiene un agujerito por si se quiere colgar, se limpia fenomenal y cuando el bebé no es muy mayor, estas dimensiones son más que suficientes para que pueda jugar un poco en su interior y, además, con un gasto mínimo de agua.

Como único inconveniente de la Lattsam señalaría que carece de desagüe, aunque esto tampoco es mucho problema ya que cuando se termina el baño, se vuelca y ya está.

No es necesario gastar más dinero en una bañerita. Ésta ofrece una buenísima relación calidad precio.

Jané, bañera hinchable

Jané bañera hinchable

Bueno tengo que reconocer que cuando veía este tipo de bañeras no le encontraba ninguna utilidad, a fin de cuentas tenemos estas piscinitas tan monas y más baratas que venden en verano para bañar a los niños, pero al final

En nuestro caso no la usamos porque fuéramos de viaje, sino porque muchos domingos teníamos a mi sobrina pequeña en casa y mientras mis hijos y su hermana mayor se bañaban en la piscina, yo la metía en esta bañera especial para bebés y a pesar de que estaba pendiente de ella, estaba mucho más tranquila de que se pudiera adaptar según la necesidad de la enana, eso sí tengo que decir que mi sobrina es una bendita así que casi no se mueve, se quedaba sentadita y chapoteaba en el agua por lo que no me daba mucho trabajo

Esta bañera es hinchable y por lo tanto blandita para los bebés, una comodidad por si se resbalan, así sabes que no se pueden golpear con nada que les pueda lastimar, eso si no digo que el susto no se lo lleven (pobretona mía)

Elegí este modelo porque a diferencia de otras piscinas y bañeras hinchables ésta tiene tres posiciones y la podemos acomodar al bebecito, tiene una especie de separador que es lo que se mueve en la parte de abajo que hace que el bebé no se resbale, es decir que queda sentadito perfectamente y a la vez gracias a su respaldo, recostadito si es muy pequeño, vamos que a veces está sentado como un marqués

Se puede usar desde los 0 meses pero nosotros empezamos a usarla cuando mi sobrina era un pelin más grande

  • Sus medidas : 74cm largo, 43 cm ancho, 31cm altura
  • La capacidad es de 25 litros

Lo bueno de Jané es que que miran cien por cien la seguridad del bebé como siempre y además al ser de la casa Jané como que te da más confianza, el bebé está cómodo y tú te puedes sentar cerca sin necesidad de estar sujetando al bebé todo el tiempo, lo cual agradecía profundamente mi espalda.

Rebajas
Jané bañera hinchable
299 Opiniones