La verdad es que los mordedores son ideales cuando empiezan a salir los dientes, ya que los bebés entran en una fase en la que se lo llevan todo a la boca, ya que al presionar las encías notan cierto grado de alivio, y además les relaja, en el mercado hay cantidad de cosas para ayudar a pasar ese mal trago a nuestros peques, como cremas para las encías, homeopatía para calmarles el dolor, incluso pasarles una algodoncito humedecido de epiretal cuando ya rabian de dolor.

Entre uno de esos remedios están los mordedores, que llevan un líquido que podemos poner a refrigerar. Nunca a congelar, ya que podría acabar haciéndose daño. Para ayudarte a elegir el mordedor más adecuado para tu hijo, a continuación tienes algunos de los mejores modelos que puedes comprar ahora mismo.

Mordedor Chicco Fresh Friend

mordedor bebé

La empresa Chicco es una de las mejores según mi parecer para el cuidado del bebé y no tan bebé que existen en la actualidad y que se ha hecho con una cuota de mercado bastante importante en la actualidad.

Su lema “donde hay un niño” resume a la perfección su misión y que es lo que realmente quiere.

Tiene productos desde que antes que el niño nazca, es decir, más bien dedicados a la madre como lencería y cosmética, hasta que este ya comienza a ser mayor y crecer, donde puedes encontrar chupetes, biberones, ropa, zapatos, productos para la seguridad, juguetes… y un millón de cosas más.

El hijo de mi amiga que tiene ya casi ocho meses solo hace que babarse y babarse, y es que le ha dicho el pediatra que ya le tienen que estar a punto de salir los dientes y que ese es el motivo. Como el pequeño no hace otra cosa que meterse la mano, el chupete o incluso hasta el pie, vamos lo que pille, a la boca pues decidí comprarle las típicas llaves que yo creo que todos hemos tenido cuando éramos pequeños para ayudar a que las encías empiecen a romper y poco a poco vaya apareciendo los dientines.

De esta forma me vi en la parafarmacia que hay detrás de mi casa dispuesta a comprarle el mordedor en forma de llave, pero mientras que estaba esperando para que me atendieran algo llamó mi atención de la tienda, y es que me encontré con este anillo de dentición en forma de perro, así que rápidamente mis planes cambiaron y me lo compré ya que es perfecto aunque no tiene ruido para llamar la atención del peque y eso fue una cosa que me hizo dudar.

Con este anillo de dentición lo que se pretende es un poco lo que he comentado antes estimular las encías de los más peques de la casa para que éstas comiencen a aparecer haciendo que esta fase en su vida sea un poco menos dolorosa, porque hay que ver como se ponen los niños y las rabietas que pillan a llorar cuando salen sus dientines.

A parte también le refrescan las encías, ya que incluso se puede meter este anillo de dentición en el frigorífico o congelador para que sea un poco más duro y de esta forma favorecer que se vayan rompiendo y el daño sea menor.

Tiene forma de cubito de perro compuesto de tres partes diferenciadas:

  • la parte de arriba que esta formada por plástico que conlleva agua esterilizada para que el niño pueda morder y se sienta seguro. Además tiene alguna zona con relieve para que sea más agradable para el peque.
  • la parte central que es de color naranja, simplemente yo creo que es a modo de adorno para diferenciar la mitad y que se vea más claramente la forma de cubito de perrito que tiene, aunque la verdad es que también se podría decir que se trata de un helado, vamos que para gustos se hicieron los colores.
  • la parte de abajo que es una goma rígida permite que el niño pueda coger mejor el anillo y además también es una superficie ideal para que pueda morder.

Vamos que se podría decir que está dividida en tres partes con tres colores diferentepara formar ese perro que tanto me llamó la atención nada mas verlo.

En este punto deciros que lo podéis encontrar en otros modelos como con forma de cereza, las típicas llaves que yo era lo que buscaba inicialmente, cangrejo u otros animales raros que ni yo conocía pero a mí el que más me llamó la atención fue exactamente éste con forma de cubito de hielo por su simplicidad.

Se presenta dentro de un envase de plástico que le recubre para distanciarlo de los posibles gérmenes, perfectamente envasado y que a la hora de abrirlo cuesta a no ser que tengas a mano unas buenas tijeras o directamente con un cuchillo. Una vez abierto ya está listo para el uso por el más peque.

Esta recomendado a partir de los cuatro meses, yo la verdad es que se lo hemos comprado un poco tarde y a lo mejor por eso se le está retrasando un poco más que le empiecen a salir los dientines o incluso que le llegue a costar mas, pero según la pediatra está dentro de los márgenes para que empiecen a salir, aunque seguro que hay otros niños que ya tengan alguno que otro, eso ya se sabe es como lo de empezar a gatear, andar o hablar, cada uno a su tiempo.

A la hora de limpiarlo es bastante sencillo, simplemente con un poco de agua y jabón y ya está listo para el bebé de la casa, y es que lo más normal es que esté mas tiempo por el suelo o la zona de juegos del niño que en su mano jugando con él, y es que a éste ahora le ha dado por tirarlo todo para el suelo y no para.

Su precio ronda los 6 euros pero es como todo, yo al comprarlo en una parafarmacia seguro que me ha salido un poco más caro que si lo hubiera hecho en cualquier gran almacén aunque no os puedo aseguras que estas zonas lo vayáis a encontrar.

¿No es ideal?

Mordedor Chicco cereza

Mordedor Chicco cereza

La situación es similar a la anterior que os hice para el modelo cubito de hielo, la diferencia es que mi amiga que es bastante despistada o más bien su hijo un trasto, perdieron el mordedor que tenía anteriormente que era en forma de cubito de hielo, por lo que me vi de nuevo en la parafarmacia dispuesta a comprar un nuevo mordedor y de esta manera me encontré con este anillo de dentinción en forma de cereza.

La verdad es que está haciendo muy buenos efectos porque los dientes le rompen al pequeño con mayor facilidad y menos dolores, o por lo menos eso dice su madre que dice que con las cerecitas en la boca el niño se encuentra más tranquilo y no para de morder y morder, aunque yo mas bien creo que lo que hace es chupar.

Con este anillo de dentición lo que se pretende es un poco lo que he comentado antes estimular las encías de los más peques de la casa para que éstas comiencen a aparecer haciendo que esta fase en su vida sea un poco menos dolorosa, porque hay que ver como se ponen los niños y las rabietas que pillan a llorar cuando salen sus dientines.

A parte también le refrescan las encías, ya que incluso se puede meter este anillo de dentición en el frigorífico o congelador para que sea un poco más duro y de esta forma favorecer que se vayan rompiendo y el daño sea menor.

Lo primero que llama la atención de este anillo de dentición es su aspecto en forma de cerezas, con sus hojitas y ramas verdes, y dos cerezas unidas en tono rojo, y es que a mi me recuerda cuando de pequeña comía esta fruta y las comía de dos en dos, eso sí pasándolas primero por mis orejitas a modo de pendientes, que infancia más buena…

Un inconveniente que vi a este mordedor es que no implica diversidad de colores con los que el niño se pueda estimular al igual que diferentes ruidos para llamar su atención. Eso sí hay que reconocer que cuenta con diversas texturas a lo largo de su forma para aliviar esas encias a punto de romper.

Hay que decir que es muy fácil de coger por parte de los más pequeños, evitando de esta forma que se les caiga de las manos, gracias al asa de goma rígida.

En este punto deciros que lo podéis encontrar en otros modelos como con forma de cubito de hielo (mi anterior opinión), las típicas llaves que yo era lo que buscaba inicialmente, cangrejo u otros animales raros que ni yo conocía.

Se presenta dentro de un envase de plástico que le recubre para distanciarlo de los posibles gérmenes, perfectamente envasado y que a la hora de abrirlo cuesta a no ser que tengas a mano unas buenas tijeras o directamente con un cuchillo. Una vez abierto ya está listo para el uso por el más peque.

Esta recomendado a partir de los cuatro meses, y como comenté anteriormente cada niño es un mundo porque mientras que algunos sobre estas edades les empiezan a salir, hay otros que esta fase se les retrasa más.

A la hora de limpiarlo es bastante sencillo, simplemente con un poco de agua y jabón y ya está listo para el bebé de la casa, y es que lo más normal es que esté mas tiempo por el suelo o la zona de juegos del niño que en su mano jugando con él, y es que a éste ahora le ha dado por tirarlo todo para el suelo y no para.

Su precio ronda los 6 euros pero es como todo, yo al comprarlo en una parafarmacia seguro que me ha salido un poco más caro que si lo hubiera hecho en cualquier gran almacén aunque no os puedo aseguras que estas zonas lo vayáis a encontrar.

Rebajas
Mordedor bebé con forma de cereza
127 Opiniones

Baby Einstein Gusanito

mordedor baby einstein

Como ya dije en una anterior opinión Baby Einstein es una marca de la Compañía Disney, que además de Dvd educativos, cds de música, tiene una línea de juegos, y también de artículos de puericultura, y de uno de estos artículos os voy a hablar.

Este mordedor en cuestión tiene la forma del gusanito típico de la marca, y tiene la zona con agua, y la zona de plástico con el gusanito, la zona rellena de agua esta rellena de agua esterilizada, para que en caso de fuga el peque no tenga peligro de intoxicación.

Además la zona rellena de agua tiene una especie de dibujo grabado en relieve que sirve para masajear la encía, y al estar fresquito todavía nota muchísimo más alivio.

Siempre es recomendable lavarlo antes del uso, este en especial no es apto para lavavajillas, ni esterilizarlo con métodos de calor. Lo que recomienda el fabricante es lavarlo con agua y jabón y secarlo con un paño antes de dárselo al bebé y después de cada uso lo mismo.

Pues después del uso podría decir que es similar a cualquier otro mordedor, me gusta por los colores, y por el diseño, ya que los que tenia de los gemelos eran bastante simples y sosos, el precio dentro de lo razonable, ya sabemos que con todos los artículos para los bebés suelen pasarse con los precios.

A mi me gusta, y a mi hija también, de hecho lo coge mucho, además tiene forma redondeada que hace que le sea fácil cogerlo, y que no se le escape demasiado.