Cuando nació nuestra hija mi mujer y yo nos vimos obligados a entrar en el gran mundo del bebé en el que hasta el más mínimo detalle es importante.

Entre todos los complementos necesarios para que nuestra hija se sintiera a gusto el chupete era, a priori, el más insignificante. Pero nada de eso, el chupete es tan importante como el que más ya que tiene una gran importancia tanto en la formación del paladar y las encías como por su efecto sedante en el bebé. De modo que, en un principio, cuando compramos el primer chupete y nos preguntaron que cuál queríamos dijimos que cualquiera pero pronto nos dimos cuenta que no todos son iguales. 

Los mejores chupetes

Suavinex dentición

Cuando nació mi peque le pusimos un chupete con tetina de caucho, pero le daba fatiga y pensé que sería un niño de los pocos que no les gusta el chupete. Pero por otra parte lo cogía con muchas ganas.

Un día fui a la farmacia y pregunté por otro tipo de chupete que le fuera mejor, y me preguntaron que tipo de tetina tenía el biberón del niño.
Yo usaba el biberón del Dr. Brown Natural Flow, que es uno anticólicos y gases, y la verdad que este teía tetina de silicona. Entonces me recomendaron un chupete de silicona y compré este de dentición de Suavinex que era desde los 0 meses hasta los 6.
Este nuevo de silicona lo cogió con muchas ganas y ya no quería otro y se ha llevado con el hasta hace poquito tiempo que ya «se lo llevó un perro» 😀

Se trata del chupete dentición Suavinex. Este chupete se presenta en varios colores, con anilla y tetina de silicona con forma anatómica y con pequeños ribetes o puntitos que hacen más llevadera la dentición del niño.
Los puntitos estos actúan masajeando las encías en los momentos de rabietas tan malos que pasan nuestros pequeñines.

A pesar de que mi hijo iba creciendo, yo le seguía poniendo el chupete de 0 meses, porque no soy muy partidaria de ellos y pienso que cuanto más pequeño sea, menos le deformará el paladar, pero bueno, eso ya es cuestión de cada persona. Yo se lo renovaba cada 3 meses más o menos, y tenía siempre 2 diferentes que se los iba alternando para que no tuviera siempre el mismo.

Este chupete al principio lo encontraba en mi farmacia habitual, pero luego no se que pasó que cada vez que tenía que comprar uno nuevo me volvía loca!
Por lo menos últimamente no lo veía por ningún lado! ni en la parafarmacia del Corte Inglés, que suelen tener de todo :S y ya un día volvió de nuevo a mi farmacia habitual. Creo recordar que el precio rondaba entre los 4 y 5 euros.

Lo recomiendo si al igual que a mi peque le gusta los chupetes de silicona, porque en el momento de la dentición no lo pasan tan mal, aparte de este chupete, yo le ponía dos veces al día una pomada que se llamaba Sanodin gel que también le calmaba bastante.
Pero aparte de usarlo durante la dentición, se puede usar como un chupete habitual durante cualquier etapa del bebé.

Chupete denticion elegir

Un chupete con una forma revolucionaria, ergonómico pero con unas novedosas burbujitas de silicona que supuestamente alivian las molestias de las encías al proporcionar un suave masaje (digo supuestamente porque obviamente es bastante difícil que yo pueda probar que es así, pero a mi hijo parece que le funciona).

¿No es lo mismo que el chupete dentición de Suavinex? Pues no, no es lo mismo, yo creo que este es el nuevo diseño, la evolución del chupete dentición. El chupete normal tiene la tetina (la parte que se mete en la boca) de silicona o caucho, y el resto (la parte que cubre la boca) es de plástico duro (como el resto de los chupetes, a excepción de éste).
Lo que más llama la atención de este chupete es que está fabricado casi por entero en silicona transparente y hueca (no hay versión de caucho, que yo sepa), exceptuando los bordes, que son de plástico duro de color azul o rosa (no he visto otros colores) y una tirita de un lado a otro que es por dónde podemos colgar el chupete (en donde podemos leer «Nuby»), ya que carece del típico «arito» para colgar. Este diseño hace que al succionar, se mueva todo el chupete, imitando mejor al pezón materno (y también podéis verle los labios al bebé, jeje, porque es transparente). Las burbujitas o pinchitos que alivian las molestias de las encías al proporcionar un suave masaje durante la succión están estratégicamente colocadas en el cierre de la boca (justo en las encías, claro) y cerquita de los labios. En la parte frontal tiene dos agujeritos que facilitan la ventilación para que no irrite las mejillas por las babas (y, como desventaja, que se quedan marcados en el labio superior del bebé si lo chupa durante mucho tiempo, jejejee).
Vamos, todo el diseño es una novedad en sí, pero parece que está bien pensado, a juzgar por los resultados…

¿Funciona? Pues parece que si. Mi hijo es bastante «rarito» y no le vale cualquier chupete. Desde que nació, los únicos que quiso fueron los Nukete, y además el tamaño 0, que le compré el tamaño 1 (a partir de 4 meses, con la tetina un poquito más grande) y nada de nada, lo escupía. Probé un montón de chupetes, pero no había manera. Incluso probé el chupete dentición normal y tampoco. Hace poco fui a la farmacia y vi este chupete, y como tenía que reemplazar el que estaba usando porque ya estaba gastado, me decidí a comprarlo, aunque sin ninguna esperanza de que le gustara. A la primera lo escupió, porque no era su chupete, pero se lo volví a meter y tendríais que ver la cara que puso, de sorpresa, como diciendo ¿pero esto que es?… Pues le gustó, y mucho, tanto que ahora no quiere otro…
Pocos días después, fuimos a ver a mi ahijada y juntamos a los dos niños, que son de la misma edad, y mi ahijada no hacía más que quitarle el chupete para metérselo ella en la boca (otra adicta a los Nukete, jejeje) así que al día siguiente volví a comprarle uno en rosa a mi ahijada, pues a ella también le gusta.
Ya véis, dos de dos, juzgad vosotros mismos si funciona…

No puedo deciros el precio exacto, ya que no estaba marcado y ese día compré un montón de medicamentos con receta, pero andará sobre los 4€, un poquito más que otros chupetes, pero merece la pena. Todos los productos suavinex son exclusivos de farmacias y parafarmacias.

Lo mejor: pues que a mi hijo y a mi ahijada les encanta. Parece aliviarles las molestias de las encías. A pesar de no tener asa, a mi hijo y mi ahijada les resulta facilísimo cogerlo y meterlo en la boca, porque lo cogen con sus manitas por los bordes (ya digo que es bastante más ancho que los chupetes normales) y hasta parece que lo manejan mejor que otros chupetes.

Lo peor: El diseño. No es que no me guste o sea atractivo. A mi me encanta el diseño, pero queda «rarito» porque en vez de pegarse a la boca, queda separado unos dos centímetros, con lo que hace un efecto raro y la gente me para por la calle para preguntarme qué demonios lleva el niño en la boca. Como se separa de la boca, da la impresión de que es mucho más grande de lo que en realidad es, además de que, al ser transparente le puedes ver la boca entera al niño. Yo le llamo el «ovni» por la forma tan rara que tiene, pero me gusta, y a mi hijo más aún…

¿Lo recomiendo? Pues si. A mi hijo parece funcionarle. Él es de los que no viven sin su chupete, le molesta tanto la boca que siempre tiene que estar mordiendo algo, la mano, el pie, los juguetes…Así que le encanta. Pero claro, cada niño es un mundo, y seguro que hay bebés a los que nos les gusta este chupete. Si tenéis un bebé con las encías inflamadas (señal inequívoca de que le están saliendo los dientes) animaros a comprarle uno para ver si les gusta, con toda probabilidad sí, pero en el caso de que no les guste, tampoco es demasiado dinero, por probar que no quede…

Otro modelo denticion

Aunque se compra de todo para aliviarles la maximo el trance de que les salgan sus primeros dientes. Asi, que un dia en la farmacia, vi estos de la marca suavinex, y le comente a la farmaceutica si eran efectivos, a lo cual me respondio que ella no los habia probado ( no tenia retoños) pero que otras mamas estaban muy contentas, asi que para probar compre dos, uno rosa y uno azul, a ver si les gustaban, por que esa es otra, cuando se acostumbran a una marca no hay forma de cambiarles el pupo como lo llamo yo.

¿Quieres más?
Encuentra más ofertas en Chupetes y lee opiniones de otros usuarios
Ver más descuentos

La verdad es que el diseño es genial, es todo de silicona, con una especie de puente para poder ponerlo en la pinza, y justo en la zona donde roza la encia, hay una zona llena de burbujas que cuando el peque chupa masajea la encia dolorida, supongo que aliviara.

Mis peques los usaron, sobre todo de dia, se los ponia junto con la crema bexident, parece que notaban algo de alivio, pero tambien he de decir que no eran sus chupetes preferidos.

Lo unico que no me gustaba es q puestos les hacia una cara estraña, mas que nada por su innovador diseño, pero como su funcion es otra, lo importante es que les aliviara.

Suavinex chupete fisiológico

Dentro de la marca Suavinex existen varios tipos de chupetes: fisiológico, anatómico, confort, dentición y otros. Nosotros sólo hemos probado con nuestra hija el fisiológico que es el que utiliza y le hemos comprado también el de dentición que se pone a ratos ya que comienza tener las encías inflamadas.

En nuestro caso, empezamos utilizando los cuchetes de caucho, látex y silicona.

Mientras que con los de látex y silicona no les daba ningún problema, los que estaban fabricados integramente de caucho los empezó a rechazar desde el primer día, por lo que tampoco estuvimos probando con más, nos centramos con las marcas anteriormente descritas, Avent y Suavinex.

Dado que la opinión centra sobre el Suavinex, me centraré en el, dejando el Avent para otra opinión posterior. OK?

Una de las cosas buenas que tiene este chupete es que al no tener una forma concreta, el bebé puede darle la vuelta sin ingún problema, ya que los especiales para dentición con la forma que tienen para ayudar a la formación del paladar no disponen de esta versatilidad y no son reversible.

Todos ellos, disponen de una canalización de acceso de aire para que incluso que se queden dormidos o amorrados con el chupete en la boca, desde unos agujeritos pequeños puedan respirar por la boca en caso de estar resfriados y con la nariz tapada.

También considero importante la duración de los mismos, ya que aunque el fabricante nos indica que cada 2 meses se deben reponer, nuestro pediatra nos ha indicado que será la textura de la tetina la que nos indicará si requiere un cambio o no del chupete.

Son esterelizables bajo los diferentes medios disponibles (pastillas, microondas, electricos, etc.), por lo que tampoco esto es un inconveniente, sino más bien una comodidad.

La fijación de la tetina es resistente, y más lo hemos podido comprobar ahora que le están saliendo diversos dientes y 4 muelas al mismo tiempo, en el que además del Nani y Apiretal o Dalsy, pega unos buenos tirones manteniendo la tetina entre sus dientes y aguanta sin problema.

Está disponible en varios colores, y aunque en la imagen del producto aparece en rosa, el de nuestro Guillem es azul…. que tradicionales somos, no?… pero también estaba en amarillo, verde, etc.

Chupete Nuk Fashion

Como siempre, no me canso de repetir que esta marca es de las mejores para los bebés, sin ella no sé que haría… Y es que poneos en el caso, el niño come cada 3 horas, cada vez que le das la toma tardas aproximadamente una hora, en mi caso por que es prematuro y le cuesta comer, (Intenta darle el pecho, hazle el biberón, cámbiale, limpia y esteriliza el biberón para la próxima toma…) Y si otra hora se la pega llorando, cuando duermo yo?? Gracias a dios he descubierto el CORTA LLOROS!! Que es el chupete de la nuk, claro. NO sé si es el tamaño, la forma, el material… pero se agarra como puede, por que le va un poco grande, y se calla hasta dormirse!!! Y mira que tengo chupetes… y ninguno le gusta, solo los de la nuk.

La diferencia de los chupetes nuk a otros de otras marcas, puede ser el Sistema de Ventilación NUK?? Esos agujeritos que tiene el chupete, que todo el aire que se encuentra en la tetina sale cuando el bebé la succiona.
El material??? Hay de dos tipos, Látex, que es más flexible o Silicona, que son un poco más delicados… Aunque yo le doy de los dos tipos y le gustan igual.
Yo no sé que tienen de especial estos chupetes, pero no soy la única que tiene a su hijo adicto a esta marca, tengo varias amigas con el mismo»problema».

A lo que vamos, los chupetes nuk, hay variedad de colores en chupetes de esta marca, a parte, hay unos con dibujos muy divertidos, hay 6 modelos diferentes: Classic, el típico de toda la vida con un sol o una luna, Baby Rose & Blue, de silicona sin aro, Fashion, el típico de silicona, Starlight, que lleva porta Chupete de plástico, Janosch, el típico pero con dibujos más divertidos y el Snoopy, que como su nombre dice, es del Snoopy. Yo tengo un Starlight que es de silicona y un Classic que es de látex con el dibujo de un corazón, así por si se le cae uno tengo el otro!!!

Como dicen que es tan malo que se pongan chupete, intento ponérselo lo mínimo posible, ya sabéis, por si se le deforman los dientes, no quiero que se acostumbre a él, sino, cuando se lo quiera quitar me costará un montón!!! Aunque si lo pensáis fríamente, antiguamente cuando no habían chupetes, a los niños no les hacía ninguna falta, pero como los harían callar?? Si pudiera mirar por una agujerito como lo hacían… por que no creo que pasaran noches en vela por que el niño estaba aburrido y se ponía a llorar ¿o si?

Avent (elegir modelo)

Avent no tiene una gama muy amplia de chupetes si la comparamos por ejemplo con Nuk o con Suavinex; además, como ya he dicho, ahora sólo comercializa chupetes de silicona. Avent ha establecido una diferenciación por «tallas» y podemos encontrar tres: de 0 a 3 meses, de 3 a 6 meses y de 6 a 18 meses. Los primeros tienen la tetina y el disco más pequeñitos, los segundo tienen un disco y tetina estándar (según Avent) y los terceros tienen disco y tetina grandes, vamos, pura lógica. Os pondré fotos de los tres tipos de chupete para que veáis la diferencia. Sobre todo se distinguen por el tamaño y, los más grandes, de 6 a 18 meses, también porque el disco de plástico no es simétrico como en las otras dos tallas, ya que en la parte superior tiene una especie de zona rebajada, supuestamente la que va debajo de la nariz del bebé. Aún así, por la forma fisiológica de la tetina, el chupete se puede colocar tanto boca arriba como boca abajo (con la parte rebajada hacia la barbilla) y el niño succionará del mismo modo la tetina. Los orificios de ventilación también van aumentando de tamaño al crecer la talla. Los discos de protección son planos y redondeados en todos los modelos salvo en uno que comento ahora.

Atendiendo a la decoración, especialmente, hay varios tipos de chupetes: translúcidos, decorados y osos. Los translúcidos, o más bien transparentes, se caracterizan por eso mismo, por ser de plástico transparente que te permite ver la boca del bebé. Pueden tener un poco de color en la parte central del disco. Yo usé estos en los primeros meses, en la talla de 0 a 3 meses.

Los decorados varían según la talla, los hay blancos y con un animalito para la talla más pequeña, con colores pastel y animalitos para la talla intermedia y con explosión de colores, rallados y animales más «fieros» para la talla más grande. De estos hemos tenido de las tres tallas… intentaré rescatar alguno para las fotos.

Los de osos tienen… si, osos en diferentes actividades sobre fondos blancos o de colores. De estos creo que no hemos tenido ninguno.

Los que comento a continuación tienen características no tanto estéticas como funcionales que los diferencian de los anteriores: son los nocturnos y los novedosos ventilados.

Los nocturnos tienen decoración de noche, es decir, estrellitas y demás, pero sobre todo se diferencian porque tienen una anilla diferente, de un material plástico que retiene la luz y brilla en la oscuridad. Son muy prácticos a la hora de encontrarlos en la cuna en mitad de la noche, tanto para la mamá como para el niño cuando es más mayor y ya sabe ponerse el chupete sin ayuda. A nosotros nos gustan mucho pero estamos un poco hartos del pack transparente-azul oscuro que tienen siempre en la tienda donde solemos comprar y por eso esta vez escogí unos decorados. Hay diferentes diseños pero por motivos que desconozco en mi tienda habitual siempre tienen el mismo y ya nos hemos cansado, son muy «rollo». Los hay en las tres tallas, aunque en la web de Avent sólo aparecen en las dos primeras.

Los ventilados son los más nuevos, se diferencian sobre todo en el disco de plástico, que tiene una forma un poco diferente, menos ovalada, e incorpora cuatro orificios más de ventilación, más pequeñitos y situados más cerca de la tetina. El disco no es plano, como en los demás, sino que tiene una ligera curvatura, aunque ni se aproxima a los típicos de Nuk. Estos no los conozco más que de foto porque no los he comprado nunca. Por lo que he visto en la web sólo hay dos tallas, de 0 a 6 meses y de 6 a 18 meses.

Sí, aunque parezca mentira también los chupetes tienen instrucciones y consejos de utilización, tales como esterilizar antes del primer uso (y todas las veces que la madre quiera para beneficio de Avent y demás marcas de puericultura que nos venden los esterilizadores), comprobar si la tetina está en perfecto estado, colocar a la luz antes de usar si se trata de los nocturnos, no limpiar con productos abrasivos, cambiar a las cuatro semanas de uso (¿?)… Evidentemente son cosas de lógica, salvo lo de las cuatro semanas de uso que a mi me parece un tanto excesivo, con cuatro semanas el chupete está como nuevo y yo creo que no es necesario tanto; no os puedo decir lo que me han durado a mi (o a mi hijo) de media los chupetes, pero tres meses por lo menos, más ahora que sólo lo usa por la noche. Aunque no hay manera de comprobar lo que duran en buenas condiciones con exactitud porque los primeros que quedaban pequeños y ahora los pierde antes de estropearlos.

Evidentemente al niño le gusta chupar estos tetes y punto, no hay que darle más vueltas, serán mejores o peores, más feos o más bonitos, pero a él le gustan y ya está. Ahora bien, tienen ciertas ventajas más objetivas que son las que puede apreciar una madre.

En primer lugar me gusta que vengan en pack de dos. Puede parecer una bobada pero bueno, a mi me gusta, es un envase y un tamaño cómodo y te permite tener siempre uno de repuesto, o uno en la cuna y otro en la cadena, etc. Normalmente vamos a tener más de dos chupetes en casa y podríamos pensar que es mejor comprar de uno en uno, pero por mi experiencia en cuanto a pérdida de chupetes, prefiero comprar de dos en dos.

También me gusta el precio, me parece bastante ajustado teniendo en cuenta la calidad y la durabilidad de los tetes. A mi me salen por 7 euros el pack de dos, es decir a 3,50 euros cada unidad, en todas las tallas y diseños. En la tienda donde los compro tienen un precio estandarizado ya que en otros sitios donde los he comprado, en farmacias por ejemplo, hay varios precios. Los más pequeños los he encontrado por poco menos de seis euros y los nocturnos los he visto por casi nueve euros. Ante la duda y para no llevarme sorpresas, prefiero ir sobre seguro y comprarlos siempre a siete euros el pack.

Me gusta además la tapa de plástico translúcido (esto sí que es translúcido) que tienen todos los chupetes, en todas las tallas y modelos. Esta tapa es igual para todos, se puede intercambiar, y se ajusta mediante unas pestañas a los orificios de ventilación de los laterales. Son muy prácticas para llevar los chupetes en cualquier bolso, para taparlo mientras el bebé no lo usa cuando lo lleva colgando de la cadenita, etc. Yo tengo montones de tapas que han ido quedando de chupetes ya desechados y nunca son suficientes, siempre vienen bien para tener los chupetes limpios y poder llevarlos sin necesidad de portachupetes.

Me encantan porque duran mucho en buenas condiciones, así se amortizan mejor. Aún no nos ha pasado que el niño los rompa con los dientes, aunque supongo que puede suceder, y tampoco se han agujereado o rasgado por el uso. Todos han quedado enteros, aunque la silicona ha ido perdiendo su transparencia y ha sido entonces cuando los hemos desechado. Tampoco han cogido olores ni se han teñido, a pesar de que han estado sumergidos en purés, papillas y similares.

Sobre su comodidad y lo buena que es su tetina no puedo decir mucho porque mi niño no se explica aún con la suficiente madurez como para plasmar aquí sus impresiones. Supongo que son cómodas y agradables, pero sólo lo supongo y además es algo tan subjetivo que cada niño tendría su propia opinión… tendré que preguntar a la niña de mi vecina, aunque también usa Avent y seguro que nos contaría cosas parecidas.

Los diseños son bonitos y divertidos, pero eso también depende mucho de los gustos de cada uno así que no voy a entrar en apreciaciones sobre si preferimos ositos o animales de la selva. Los más prácticos para nosotros hasta ahora han sido los nocturnos, pero esta vez, como os he contado, los hemos abandonado por aburrimiento.

Particularmente, y eso sólo es una suposición mía, pienso que la forma fisiológica es más respetuosa con el desarrollo de la dentición, pero no tengo ninguna prueba de esto, es sólo una intuición que tengo y puede ser totalmente contraria a la de otras mamás. Así que estoy más tranquila sabiendo que mi hijo odia los chupetes con forma «de pezón» o anatómicos.

Como pequeño inconveniente les veo que son bastante «exclusivos». En otras marcas podemos encontrar formas similares y, aunque los bebés son muy listos, más de lo que pensamos, incluso podemos engañarles dándoles una marca por otra. Con Avent esto es más difícil y si, por algún motivo no podemos recurrir a Avent (aunque es raro no encontrarlos en cualquier farmacia y tienda de puericultura) tenemos pocas opciones de engaño. Quizás el más parecido, tanto por la forma de la tetina como la del disco, sea el fisiológico de Suavinex, pero es de caucho, creo que no lo hay de silicona.

Chupete nuk (elegir modelo)

Después de haber cometido novatadas con mi primera hija (hace muchos años) a la hora de elegir chupete y de seguir consejos inadecuados de personas allegadas a mi entorno, fans del caucho,opté por la gama que existía entonces en el mercado de chupetes y tetinas de silicona.

Ni que decir que cualquier tetina de silicona es áspera,incómoda,inadecuada e imposible de hacer que un niño se adapte a ella a no ser que la uses desde los primeros días.

Con mi segunda hija me encontré con un pequeño inconveniente,puesto que nació con una fisura paletina (el paladar blando sin cerrar)lo cual hacía bastante dificil que tomara un biberón sin que se ahogara.

En aquella época utilizaba tetinas de la marca nuk de caucho de las más pequeñas,anatomicas con las cuales resultaba más cómodo y seguro debido a su forma.Este tipo de tetinas no suele durar mucho puesto que al ser de caucho en muy poco tiempo y por mucho que tengas cuidado a la hora de esterilizarlas se deforman,se rajan y estan pegajosas; pero como soy muy maniática con este tipo de cosas las sustituía con bastante regularidad .

En materia de chupetes usaba los anatomicos de silicona porque son más resistentes,más higiénicos y duraderos.Salvo por las noches durante los primeros meses que usaba uno de caucho anatómico.La gama Nuk ofrece una cantidad de modelos llamativos y de un diseño apropiado para cada edad.Los hay con relieve que en la oscuridad brillan,muy prácticos cuando por la noche te despiertas medio zombi lo localizas rapidamente.

Hay madres que dicen que a sus hijos no les agrada el tacto de la silicona,o que sus bebés prefieren un modelo específico de chupete y no hay manera de hacerles cambiar.Mi hija mayor tenía una pasión por su último chupete al que acabamos bautizándolo como el Innombrable porque no había manera de cambiarselo,de ahí que con el resto de mi prole optase desde muy pequeñas a no ponerle siempre el mismo chupete.Por las noches solía dejar 4 chupetes en la cuna y no deja de ser curioso lo rápido que aprenden los bebés a tantear con la manita y agarrar el primero que pillan y ponerselo solitos.
Por las mañanas esos chupetes iban directos a la cubeta donde eran sometidos al método de esterilización Milton, y les daba cualquier otro.

Estoy muy satisfecha con la marca nuk y os la recomiendo porque me ha dado muy buenos resultados,incluso cuando empiezan a salirle los dientes y empiezan a morderlos;nunca se me rajado ni agrietado.

Chupete anatómico Chicco Natural relax

Os voy a hablar del chupete preferido de mi bebe, como estuvo en la incubadora dos semanas, las enfermeras del nido se ve que un dia que lloraba bastante le ofrecieron este chupete, todo de caucho, de los tradicionales.

Yo no era de las que me gustaban este tipo de chupetes, no se por que pero no eran de mis preferidos, de hecho con mis gemelos nunca compre de este tipo.

La ventaja de este tipo de chupetes es que esta echo de una sola pieza, algo ideal con los bebes, por que no se puede romper, muchos pediatras y matronas los prefieren por ser un material natural, la unica desventaja es que se estropea antes que uno de silicona.

El modo de esterilizarlo es igual que el de los otros chupetes, el fabricante siempre recomienda hervirlo antes de usarlo por primera vez, luego basta con esterilizarlo con el metodo que se usa habitualmente por cada uno, y ya pasados unos meses con lavarlo con agua y jabon es suficiente.

Asi que a mi peque como este le funciona bien en el hospital se lo sigo ofreciendo, aunque como toma pecho, no es muy amante de los chupetes de ningun tipo, pero siempre llevo uno encima por si necesito calmarla un poquito.

Suavinex una pieza

Todos los bebés cuando nacen su instinto es satisfacer por medio del pecho de la madre su necesidad de alimentación, es muy normal que entre toma y toma, sienta la necesidad de encontrar un sustituto del pecho materno.

Este necesidad hace que durante las 3 o 6 meses , necesiten chupar , sea muy necesaria para él. Esta necesidad muchos bebé le dura bastante tiempo hay algunos que la tienen hasta los 2 años dependiendo del entorno.

El chupete es mejor, que si lo hace con el dedo pulgar que algunos bebés tienen , esa costumbre, por con el dedo la presión que hace en las encía es más fuerte que con el chupete, y así los dientes que le salgan no se les torcerán.

Yo e elegido éste en especial , porque es todo de una pieza y debe ser goma o caucho, el de caucho es mejor porque es más resistente y dura más.

Los otros chupetes los que tiene varias piezas y son de plástico no lo recomendaría, porque yo tuve con uno de mis hijos una mala experiencia, que se partió y la arandela de plastico, se le atravesó en la boca y casi hay una tragedía.

De ahí mi incapié en que sea todo de una pieza. También os recomiendo a los que soy papás que teneis que hervir el chupete bastante a menudo casi todos los días, para evitar los gérmenes y bactarias.

Y que siempres lo lleve colgado con una cadenita de ésta que vende en las farmacias de plástico, para que así no se le caiga al suelo con facilidad.

Chupete Chicco de Silicona

Recientemente ha habido un cambio en mi familia, y es que, la gran noticia ha tenido lugar: por fin , soy tia de un hermoso niño. El momento de su naciemiento era muy esperado y deseado por todos en casa, ya que es el primer sobrino, el primer nieto y el primer hijo de mi hermana(jejeje… como lo voy a mimar…).

Llevaba un tiempo realizando preparativos sobre todas las cosas que necesita el bebe, y mi mejor acierto, ha sido el pipo de Chicco Silicona.

La criatura, como es natural, no hace mas que llorar. Es gracioso, como rápidamente ha aprendido que cuando llora, alguno nos acercamos a cogerle y mecerle… eso le tranquiliza. Pero imaginaos el numerito inicial… entre mi hermana primeriza y el crio llorando, era un numerito estar en casa… aunque reconozco que, un numerito muy agradable de aguantar.

En una de estas, le tomé entre mis brazos y aunque a mi hermana no le guastaba demasiado la idea del pipo(ella pretendia no acostumbrarle), me tomé la libertad de ponerle su primer pipo. Era eso, o que estuviera mamando todo el dia, lo cual, no es plan.

El caso es que este pipo al ser tan blandito y anatómico, se asemeja al pecho de la mujer de manera que el niño rápidamente lo asemeja a este. A mi sobrino le encanta y ademas, evidentemente le impide lloriquear.

Para mi, una de las marcas de mas confianza en el mercado es chico, que cuida perfectamente toda su gama de productos dado que con los bebes no se juega por ser extremadamente sensibles y delicados.

Suavinex chupete evolution

Los niños crecen muy rápido, y quieras que no son muchos días y muchas «fases». Una de esas fases es el babeo constante, lo que conlleva que la barbilla sobre todo se vea afectada por enrrojecimiento, pupitas, ronchitas, etc.

Pero para esto está el SUAVINEX Evolution, una chulada de chupete, y es que este chupete tiene un sistema de ventilación con dos orificios a los lados de la tetina y unos canalillos en la parte interior del chupete que hace que las saliva escurra directamente al babero o la ropita del bebé y no se quede empapando la parte baja de la carita.

Este chupete tiene varias versiones, desde 0 Meses hasta un año, así que habría que consultar «la edad» antes de comprarlo, la diferencia? pues el tamaño de la tetina, que por otro lado, y como siempre con Suavinex, es de silicona o de látex de primera calidad.

Con este chupete, al ser de «guerra» hay que tener más cuidado con él., y ahí os van algunos consejos:

  1. Antes de cada uso lavar el chupete cuidadosamente con agua y jabón y esterilizarlo
  2. Cuando el chupete no vaya a ser utilizado inmediatamente después de ser esterilizado, debe guardarse en un recipiente limpio, seco y tapado. La saliva lo suele poner «pegajoso» aunque lo lavemos y se le pega «de todo».
  3. Sustituir el chupete después de 1 ó 2 meses de uso, por razones de higiene y seguridad. Las tetinas de látex, aunque son naturales y muy resistentes se deforman y absorben olores, sobre todo aumentado por lo que he comentado antes. Yo aconsejo el uso alterno de dos chupetes.

Facil, ¿verdad? Pues ala, tranquilos con la salivación que Suavinex es tu mejor aliado mamá.

Chupete administrador de medicinas

Yo no tenía forma de darla a mi hija las medicinas ni las vitaminas, porque en cuanto las huele retira la cara, ni con jeringuilla, ni con cuchara.. vamos un desastre era..

Hasta que mi cuñada que es cirujano, se le ocurrió regalarme este mágico chupete… y la verdad es que funciona, por lo menos en la boca acaba el medicamento, luego viene la parte chunga de que la niña lo escupe pero bueno….

El chupete tiene una capsulita donde se introduce la medicina y va directa a la tetina, entonces al succionar, la niña lo traga. A la hora de la limpieza no tiene más que desmontarse y lavarlo o esterilizarlo.

También viene en el pack una jeringuilla, que también hace mucho servicio, porque si la niña no coge el chupete porque es muy pequeña o no está acostumbrada puedes dárselo con este utensilio, dirigiendo la jeringuilla hacia uno de los papos…

En fin la verdad que lo que no esté inventado ya…..

La importancia del chupete

Antes de continuar quiero insistir en la importancia de los gustos del bebé en el tema de los chupetes, al igual que sucede en los biberones por ejemplo. Normalmente, las madres primerizas solemos tener un par de marcas de chupetes, o incluso más, cuando el bebé llega a casa. El caso es que ellos mismos, ya de tan pequeñitos, deciden cuál les gusta más, y es raro que usen chupetes de diferentes marcas o materiales, se acostumbran a unos y de ahí no les saques porque no los van a querer, por mucho que tu prefieras los de Avent, si les diste una vez, al principio, uno de Nuk y les gustó, no insistas, tendrás que tirar o regalar los de Avent y comprar los de Nuk desde ese momento.

En los primeros meses

En los primeros meses de edad de un bebe es realmente importante,porque os preguntareis,paso seguidamente a explicaroslo ya que supongo que la gran mayoria de vosotros aun no habeis llegado a ser padres y os puede ser muy util.

En los primeros meses de los bebes, nace una gran «atraccion» del bebe con su madre.Sus cuidados,su comida a sus horas,sus cambios de pañal…..Son toda una odisea que sentiremos en eso meses principales.

El dar el pecho a un bebe aparte de la cantidad de beneficios que conlleva,crea una gran «union» entre el bebe y la madre,union que como sabeis no puede ser continua ya que necesita dormir e ir aprendiendo a «vivir».

Para mantener esta «union» cuando el niño no toma el pecho entra en accion este pequeño aparatito,,,el chupete.

El niño piensa que es el pequeño pezon donde su madre lo alimenta y por unos momentos sustituye este «alejamiento» entre el y su madre.

A partir de los 5 meses

A partir de esta edad,la funcion de los chupetes cambia para con los bebes,empiezan a nacer los primeros dientecitos con el consecuente «malestar» en los bebes y la gran «calma» que el chupete les ofrece en el tema de la primera denticion.

Otra de las funciones existentes es la de ayudarle a conciliar el sueño (siempre con la base de que es el pecho de su madre lo que siente con el),funciones importantes en el creciemiento de los bebes.

Tipos de chupetes

No me los conozco todos ni mucho menos pero más o menos hay unos tipos estandarizados, por materiales y por forma, que son los más comunes.

Dependiendo del material los encontramos de látex de caucho natural o de silicona. Los de látex son marrones mientras que los de silicona son transparentes. Ventajas del látex son sobre todo su mayor flexibilidad y que son más blandos que los de silicona. Los inconvenientes son que se degradan con mayor facilidad y pueden coger olores. Los de silicona tienen la ventaja de ser más duraderos, ser menos tendentes a alergias y no absorber olores pero sí pueden teñirse y son más duros que los de látex. Yo no sé qué material es mejor, la mayoría de las marcas tienen de ambos materiales pero curiosamente Avent ahora sólo tiene de silicona (aunque me consta que ha comercializado de látex, pero ya no lo hace).

Por la forma de la tetina se pueden diferencia, básicamente, tres modelos, los anatómicos, los fisiológicos y los de gota. Los de gota son los de toda la vida, esos que se usaban hace años, de caucho de una sola pieza y con terminación en una bolita. Se siguen vendiendo y hay niños que no quieren otros y madres que se quedan más tranquilas porque los ven más seguros. Los anatómicos son los que, supuestamente, imitan la forma del pezón en la boca del bebé y se adaptan al paladar. Supuestamente (de nuevo) permiten que los dientes salgan bien, en su sitio, pero eso mismo dicen de los fisiológicos, así que ante la duda mejor usemos nuestro sentido común. Los fisiológicos son los simétricos, los que no tienen posición, se pueden poner hacia arriba o hacia abajo, guiándonos por la forma del plástico exterior, ya que en la boca del bebé siempre están situados del mismo modo. También dicen de estos que son los mejores para el desarrollo de la dentición… Una nota: Avent llama a sus chupetes en ocasiones anatómicos (en algunas cajas), pero si tenemos en cuenta las denominaciones que se suelen usar en la mayoría de las marcas y en la propia web de Avent (donde no se les llama en ningún momento anatómicos), los chupetes de esta opinión, los de Avent, son FISIOLÓGICOS.

Finalmente encontramos diferentes formas en el plástico exterior del chupete, el disco de seguridad, que puede tener aro (lo más común) o no; también suelen tener agujeros para ventilar y permitir que las babas salgan y no dañen la boca del bebé. Tienen formas diversas, normalmente redondeadas y con una función más estética que otra cosa. Los hay transparentes y de todo tipo de colores y dibujos.

En definitiva, existen varios tipos de chupetes y seguidamente destacare los mas importantes.

De caucho

Un chupete adecuado para los primeros meses de edad,no tiene ninguna forma tan solo la tetina,aunque suene «curioso» son los bebes los que deciden que tipo de chupete les «seduce» mas,es algo que no tiene explicacion logica pero es real.

-Su color suele ser marron y poco llamativo aunque no por eso deja de ser el principal «seleccionado» por los bebes.

De goma y anatómicos

Estos chupetes son los mas adecuados a partir de los 5 meses en los bebes y es donde incluyo a este chupete Suavinex.

Su propio nombre lo dice,anatomico,o acoplado a el paladar sin dañarlo o deformarlo,pero algo so dire,nunca se debe de pasar con la utilizacion del chupete mas de 1 año,pues puede llegar a deformar la dentadura de los bebes y hacer que su denticion no sea correcta con los consecuentes problemas que conlleva,que no son pocos,en serio.

En este tipo de chupetes,tenemos gran cantidad de formas y colores,,,,azules,rosas,blancos…..con la tetina mas levantada,mas curvada pero ,eso si,siempre cuidando el no dañar el paladar y la denticion.

De silicona

Adecuados para todo el año de la vida del bebe.

Existen bien anatomicos (con forma) o de caucho.La diferencia entre unos y otros no es gran cosa,tan solo el adecuarla a los «gustos» o necesidades de los bebes en el mes que se encuentren.

La silicona con la que esta fabricada la tetina es algo que (segun siempre mi propia experiencia),da una especie de «arcadas» a muchos bebes por lo cual el rechazo a este tipo de chupetes es muy elevado,pero,ya sabeis en ellos esta la eleccion.

Tambien existe una amplia variedad de formas en su anillo como en sus colores.

Un pequeño e importante consejo,nunca colgeis al bebe el chupete con una cadena al cuello ya que,podia hacer algun movimiento brusco y llegar a hacerse daño,y otro mas,nunca olvideis de mantener una perfecta higiene con el chupete hirviendolo en agua cada vez que este caiga al suelo o roce en algun sitio.

Os aconsejo Suavinex anatomico a pesar de haberme «extendido» bastante en mi opinion o globalizarla quiza.Un magnifico chupete que mis hijos (los dos) han utilizado de bebes,y sus funciones como beneficios tengo comprobado con el paso del tiempo.

Ayudarles a dormir,con su denticion,o su «glotoneria» tipica de los bebes de no aguantar el tiempo entre sus comidas,han sido los grandes beneficios que me ha apaortado este chupete en particular.

¿Chupete si o no?

Otro aspecto que quería tocar antes de continuar es el de la conveniencia o no del chupete. Sobre el tema han corrido ríos de tinta y cada pediatra o especialista opina una cosa (es parecido a lo que sucede con la alimentación infantil).

Así que yo prefiero dejarlo en manos del sentido común de la madre. En mi caso, he preferido que chupe el tete a que se aficione al dedo, que me parece más perjudicial. También tengo que decir que le di el chupete a las pocas horas de nacer, aún sabiendo que los especialistas en lactancia materna recomiendan esperar a que la lactancia esté plenamente establecida (varias semanas e incluso un mes).

Sin embargo, la lactancia no supuso para nosotros demasiados problemas y debido al poder relajante y calmante que tiene el tete para mi niño me animé pronto a dárselo. No tenía pensado hacerlo cuando preparé las cosas para el hospital y no me llevé ningún chupete de los que tenía (un par de Avent que había comprado y otro pack de Nuk que me habían regalado).

Sin embargo, en la caja que regalan a las mamás en el hospital venía un chupete de la marca Suavinex y ese mismo le planté. Fue casualidad que ese chupete de Suavinex tenía tetina fisiológica, la misma que tienen los de Avent, aunque de látex (en vez de silicona como Avent) y al llegar a casa y buscar un chupete alternativo se decantó por los de Avent y despreció los de Nuk.