Jenga

Hoy voy a cambiar de tercio y hablaros de un juego la mar de divertido. Cuanta más gente juegue mejor. EL JENGA

Este jueguecillo de habilidad me lo regalaron hace ya algunas Navidades (y es que a pesar de mis 21 años ya aún me gustan los juegos xD).

Cómo es Jenga y cómo se juega

Consta de 63 piezas, (si he multiplicado bien), generalmente de madera (aunque creo que también lo hay de colores).

Hay que formar una torre con tres fichas en cada piso por así decirlo. Hay que ponerlas cruzadas. Es decir tres así (___) y en el siguiente piso así (I), luego otra vez (___), perpendiculares en cada piso. Vamos como viene en la caja.

Así que la preparación es muy fácil. Con cuidado volcáis la caja y luego la quitáis. Con la pestaña que sobresale de la caja la ponéis junto a la torre para ponerla bien recta y que no haya piezas que sobresalgan un poco, y den pistas. Tiempo de preparación: 2 minutos

Una vez creada nuestra obra de arte hay que hacer lo que haría cualquier niño, tirarla abajo, pero con más tacto. En vez de darle un cachiporrazo y hacerla pedazos, hay una cosa más divertida (para nosotros claro, el niño seguro que piensa «hay que ver que raros son los mayores, no hay nada más diver que tirar una torre de un golpe en vez de quitarla poco a poco»).

El juego en sí consiste en habilidad, al principio es muy fácil; vas poniendo piezas una encima de la otra, pero al poco rato empieza a crecer la torre y a volverse menos estable, por lo que tienes que colocar las piezas con más cuidado, y también con cuidado al quitarlas de la base de abajo, ya que para poder seguir haciendo crecer la torre, hay que ir cogiendo una a una las piezas que conforman las paredes inferiores que están compuestas por 3 bloques de madera por pared…, al principio se logra una altura de 18 pisos…, y dependiendo de la habilidad de cada uno eso va en aumento… o no 😀

Por turnos, cada jugador quitará una pieza intentando que la torre no se caiga. Las más fáciles de quitar son las centrales, luego la cosa se complica. Además hay que hacerlo sólo con una mano, aunque esto no sé si es por darle más emoción al asunto o es cierto. Tampoco se puede cambiar de opinión, me explico, si has empezado a sacar una pieza y luego no sale, no vale volver a ponerla en su sitio y escoger otra.

También os podéis hacer la vida imposible empezanndo por quitar los extremos. Ahhh, por cierto, no vale quitar las piezas de la última fila (la de arriba del todo)

Llega un inevitable momento en el que la torre se viene abajo (CATARRRRRRUUUUUUUUUUJNM CLSLSLLSLSLSLSSLL!!!!) risas por parte de todos los jugadores y a recoger las piezas, ¡mirar debajo de muebles y sofás, aunque esté lejos!!!

En este juego no hay ni vencedores ni vencidos.

También se puede jugar en solitario, aunque es más aburrido, pero apuntando cuántas fichas has quitado y mirando a ver si te puedes superar. Esto último también se puede hacer en grupo. A ver cuál es el record.

Otra manera de complicarle la vida al compañero es hacer ruidos: palmadas, golpes… para desconcentrar. Habrá que avisar al principio del juego de la posibilidad de hacer estos ruidos.

Otras modalidades del Jenga

Esto luego se puede enfocar como uno quiera, y darle un toque más de diversión, como por ejemplo «castigos» al que tire la torre, o cosas semejantes (siempre pensando bien, no seamos bestias xD)…

Mis sobris (los hijos de mi prima) le han encontrado otra utilidad muy divertida al jenga, hcer el famoso «efecto dominó». Como son dos (son tres pero una no entiende y camina por encima del circuito), alguna veces he llegado a hacer un circuito con dos entradas. También está el factor «tensión» de que se te caiga una pieza y tengas que volver a empezar.

Es otra utilidad divertida en la que los niños pequeños pueden participar.

Si sois adultos y queréis darle un toque picante, podéis jugar al streap-jenga. Cuando uno tire una pieza se tiene que quitar una prenda.

¿Es divertido?

Pues bueno, la partida fue emocionante, ahí con las piececillas y evitando a toda costa que se cayese la torre que habíamos conseguido durante más de 20 minutos…, recuerdo que estuvimos echando partidas casi hasta la hora de cenar, y ya junto a mi madre que también se apuntó…

He jugado también con amigos y la verdad es que nos hemos pegado unas buenas risas, uno moviendo la mesa, el otro soplando,… xDDD.

Y bueno en mi opinión es un juego que puede resultar muy divertido y de una larga vida, o al que no le encuentre aliciente, ni le sepa sacar un provecho un juego para 2 o 3 partidas y dejar que se llene de polvo en un armario… (que no es mi caso).

Bueno, nada más. Jenga es un juego muy divertido. Siempre acabaréis con dolor de abdominales de lo que os reiréis.

¿Dónde comprar Jenga barato?

Si quieres hacerte con Jenga más barato, en la siguiente oferta lo puedes conseguir al mejor precio de hoy:

Se lo recomiendo a todo el mundo que quiera jugar un poco con la estrategia sin tratarse de videojuegos, utilizando el coco para lograr ganar haciendo que al otro se le caiga todo. Si hay niños mucho mejor, más ameno. es muy sencillo y os lo pasaréis en grande con ellos al igual que ellos con este entretenido juego.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.