Munchkin Juego

Ofertas en Munchkin Juego por Black Friday

Supongo que a la mayoría de gente no habrá oído hablar de un juego de mesa que se llama Munchkin, un nombre un tanto difícil de pronunciar para denominar a un juego sencillo de cartas y muy divertido.

Hasta hace un par de años, la que aquí escribe tampoco conocía muchos juegos más allá del Party, el Scartegories, y los más típicos y tópicos para amenizar las reuniones familiares y de amigos. Sin embargo una vez descubiertos este tipo de juegos, los mencionados y archiconocidos juegos de mesa han tenido que jubilarse por desuso.

Es una lástima que la mayoría de la gente desconozca estos títulos. En el caso del Munchkin, al igual que otros de la misma distribuidora que es Edge, estamos ante juegos muy sencillos de aprender, ecónomicos, para casi todas las edades, y sobre todo entretenidos y divertidos.

Por esta razón os voy a hablar un poco de cómo es el juego, y al menos que los lectores tengan opción de juzgar, pero con algo de conocimiento sobre él. Pero antes de empezar, os dejo con la mejor oferta para comprar el juego Munchkin si ya lo conocéis y simplemente queréis conseguirlo más barato:

Cómo es Munchkin

Si algo caracteríza este juego es su estética desenfadada, con dibujos divertidos y alocados que nos van a sacar alguna sonrisa. Ello también nos da idea del tipo de juego: busca divertir sin más, nada de estrategias en las que haya que partirse la mente pensando, ni organizarse para gestionar recursos… (a este tipo de juegos quizás les dedique otra opinión más adelante)

Como suele ocurrir con los juegos de cartas de Edge, vienen en un formato muy práctico, pues se trata simplemente de un par de tacos de cartas que vienen en una caja de tamaño medio- pequeño muy cómodo para llevar a cualquier sitio, sin tener que armar tableros, ni figuras ni nada por el estilo. El único elemento adicional a las cartas es un dado.

De que va el juego

cartas del juego munchkin

Va de matar monstruos divertidos! cada jugador a traves de las cartas que va adquiriendo tiene que enfrentarse a monstruos para conseguir niveles o puntos de victoria, y obtener diez puntos antes que el resto de compañeros para ganar el juego. Lo interesante, desde mi punto de vista, es que en este empeño, el resto de jugadores puede ayudarnos a vencer al monstruo sumando fuerzas, o todo lo contrario y poner zancadillas para «putear» (permitánme la expresión) al resto de compañeros.

Antes de explicar la mecánica del juego, os explico un poco como son las cartas.

Hay fundamentalmente tres tipos de cartas:

Las clases y razas

Cada jugador puede tener una de cada, que le va a dar distintas ventajas o inconvenientes; por ejemplo un jugador con la raza «mediano» puede vender objetos por el doble de valor, o un jugador «elfo» gana puntos de victoria cada vez que ayuda a otro compañero a vencer a un monstruo … tanto las ventajas como los incovenientes aparecen descritos en las cartas, asi que no es complicado aplicar estos efectos ni hay que tener una gran memoria.

Los monstruos

Desde plantas, hasta muertos vivientes… todo en un tono de humor desenfadado, tanto en los dibujos como en sus descripciones.
Los monstruos tienen una fuerza o nivel que marca la propia carta, la cual deberá ser superada por el jugador para vencer al monstruo y conseguir asi los puntos de victoria y los tesoros que en su caso lleve asociado.

La propia carta de cada monstruo describe cual es el efecto de vencerlo (normalmente llevarse uno o varios tesoros en función de la dificultad que tenga.. por ejemplo un monstruo de fuerza 1, o no da tesoros o unicamente uno, y en cambio otro de fuerza 16 nos dara tres o cuatro tesoros) y asimismo el efecto que conlleva el perder contra el monstruo (también depende de la dificultad, los de fuerza baja apenas producen efectos negativos, en cambio con otros de fuerza alta matan al jugador que se quedaría sin cartas y volveria a empezar)

Hay algunas cartas que las llamo asociadas a los monstruos: y que sirven para incrementar la dificultad del reto con el monstruo por ejemplo con una carta que se llama «el monstruo errante», uno de los jugadores puede añadir un monstruo de su mano para sumar su fuerza con aquel al que se enfrentaba el compañero en su turno, y de esta manera que pierda la batalla.

Vamos son las cartas de puteo por excelencia, para sumar o restar fuerza al monstruo en función de lo que nos interese.

Los tesoros

Son cartas que en la mayoría representan objetos. Cada jugador tiene que «armarse» para luchar contra los montruos, y asi tener algo que cubra la cabeza, armaduras, armas para las manos, en los pies … todos estos objetos tienen una fuerza indicada en la carta para luchar contra el monstruo y también un valor economico, de manera que podemos vender los objetos que no vayamos a utilizar o no nos interesen ya que cada vez que vendamos objetos por valor de 1000 aumentamos un punto de victoria.

Dentro de los tesoros, también encontramos otras cartas más divertidas, como maldiciones que podemos lanzar contra el resto de jugadores, pociones para entorpecer el juego de los demás compañeros, etc

Cómo se juega a Munchkin

Pese a que por lo descrito hasta ahora esteis pensando, vaya rollo, vaya complicación tiene… nada más lejos de la realidad. La mecánica es tan sencilla que un jugador que juegue por primera vez tiene las mismas opciones de ganar que otros más expertos, se coge enseguida y no se necesita ningún conocimiento previo ni armar grandes estrategias.

El turno normal de un jugador es el siguiente:

Primer paso

Se bajan a la mesa las cartas que vayamos a utilizar, y que son las que van a servir a efectos de conseguir los puntos y luchar contra el monstruo.

Hay un numero limitado de cartas que se pueden tener en mano, lo normal es bajar todas las que podamos para tener el mayor nivel de fuerza contra el monstruo. A nivel práctico: bajaría mi clase y raza, si es que tengo esa posibilidad, los objetos como armaduras, capas, etc

Segundo paso

Se abre puerta: con esta expresión nos referimos a coger una carta del mazo de los no tesoros, y si nos sale un monstruo enfrentarnos a él.

En el caso de que la primera carta no sea un monstruo podemos optar por: o bien coger otra carta del mismo mazo y pasar turno, o bien sacar un monstruo que ya tengamos en nuestra mano.

Tercer paso

Enfrentamiento al monstruo: en cualquiera de los casos en que tengamos que enfrentarnos a un monstruo, tenemos que ver cual es nuestra fuerza (en función de los objetos y puntos de victoria que hayamos acumulado) y la fuerza del monstruo. Tenemos que conseguir una fuerza superior para vencerle.

Si con nuestros propios recursos no podemos vencer, aqui viene lo divertido, podemos pedir ayuda al resto de compañeros, el que nosotros elijamos y negociar con él como nos repartimos los tesoros si que logramos vencer al monstruo. Esta es una de las partes más divertidas en la práctica, porque es fácil que cuando un jugador presta su ayuda a otro, el resto ayuden al monstruo para poner las cosas más peliagudas.

El resto de jugadores pueden negarse a prestar la ayuda aunque tengan fuerza de sobra, pueden imponer sus condiciones para futuras asociaciones, etc… imaginación al poder! En el caso de no se venza al monstruo el efecto negativo de la carta lo sufrirían los dos jugadores, y no solamente aquel que juega en su turno.

Si pese a unir fuerzas con otro jugador, el nivel del monstruo es superior al nuestro para evitar que el monstruo nos pille, está siempre la opción de «huir»: que consiste en tirar un dado, y si sale un determinado numero podemos huir, de manera que evitamos el efecto negativo de la carta, pero tampoco conseguimos los positivos (es decir no conseguimos puntos de victoria ni tampoco tesoros)

Si se vence al monstruo el jugador actual únicamente es el que sube un punto de victoria (no el compañero que le haya ayudado en su caso, excepto por habilidades especiales como el Elfo) y se consiguen las cartas de tesoro que en cada caso especifique el monstruo vencido.

Cuarto paso

Pasa el turno al siguiente jugador, que procede de la misma manera.

Mi opinión del juego Munchkin

Como puede deducirse por todo lo expuesto, lo recomiendo. Es un juego muy divertido para crear complicidad y piques con los amigos, que cuenta con un tono desenfadado (buen rollo siempre) y que además tiene una duración bastante adecuada.

Hay juegos de tablero muy buenos, que sin embargo llevan muchas horas de partida, y en cambio el Munchkin en una hora o hora y media para una partida de cuatro se puede finalizar. Todo depende también de como se lo tomen los jugadores a la hora de negociar, entorpecer al resto de rivales, etc.

El numero de jugadores que pueden participar creo que es de tres a ocho, lo que ofrece un amplio abanico de posibilidades, aunque personalmente creo que el numero ideal está entre cuatro a seis, no más.

No se puede encontrar en cualquier supermercado pero tampoco es difícil de encontrar, cada vez en más tiendas de comics, juegos incluso en librerías. Yo os he dejado enlaces para que podáis comprarlo online de forma más cómoda.

Recomendable, hay vida más allá del Party y el Trivial.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@guiasdecompra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.