Rummikub

Hace poco ha sido el cumpleaños de mi hija. Uno de los regalos que ha recibido y que me ha llamado enormemente la atención, es un juego de mesa muy conocido, es todo un clásico, aunque tengo que reconocer que nunca lo había jugado. Se trata del Rummikub.

Ediciones de Rummikub disponibles

Se ha llegado a fabricar el Rummikub XXL, en el que los números son dos veces más grandes, destinado sobre todo a niños o personas de una cierta edad.

También existe ya un Rummikub Junior, destinado a los niños en edad preescolar como un complemento educativo más.

Para los entusiastas de este juego, a los que ya se les queda corta la versión con cuatro jugadores se ha creado también una versión del juego para seis, que incluye dos colores más.

En España es la empresa Hasbro la que tiene los derechos para la distribución del famoso juego.

Lo podemos encontrar en Edición clásica, una Edición Junior para los más pequeños y en pequeño formato o Edición de Viaje.

El primero es el tradicional, en tamaño normal.

En cuanto a la versión Junior se caracteriza por tener un diseño más adecuado para los pequeños. La caja es más atractiva, con colores y dibujos infantiles. Las fichas son de mayor tamaño y están realizadas en madera.

En mi caso el que tengo en casa es el de Viaje. Esta versión del juego es similar a la tradicional, pero la caja ya no es la típica caja de cartón propia de los juegos de mesa. Es una caja de menor tamaño y metálica. Es de color azul y en ella se encuentra impresa en relieve la característica cara que sirve de imagen a la marca. En el interior todo es de menor tamaño, las fichas y los atriles son más pequeños para facilitar su transporte ya que es un juego destinado a ir con nosotros en la maleta si nos desplazamos.

Historia de Rummikub

También conocido como Rumy, es un juego con historia que nace en los años cuarenta. Su creador fue el rumano Efraín Hertzano.

En un primer momento los juegos de Rummikub eran fabricados artesanalmente, con las fichas elaboradas a mano y como una alternativa más cómoda al juego con cartas. Hay que tener en cuenta que en aquella época y en Rumanía los juegos de naipes no estaban muy bien vistos, es más, en los años treinta las autoridades rumanas declararon los juegos de cartas ilegales.

Pronto y debido a su éxito se exporta a otros países de Europa y América. Su creador Hertzano, fundó la compañía Lemada Light Industries, que es la que en la actualidad posee los derechos sobre el juego. Hoy en día son muchas las empresas que lo fabrican y distribuyen, entre ellas algunas muy conocidas como Hasbro o Ravensburger.

En España los derechos del juego Rummikub son de Hasbro.

A día de hoy, es el tercer juego más vendido en el mundo y el primero de los juegos “de fichas”.

En el año 1978, Hertzano publicó un libro, el “Libro oficial de Rumikub” en el que se establecían cuáles eran las reglas fundamentales para jugar a este entretenido juego.

Cómo es Rummikub

Se trata de un juego de mesa que se basa en los típicos juegos de cartas en los que hay que hacer combinaciones de números iguales, escaleras… Pueden jugar entre dos y cuatro jugadores. Lo ideal es que jueguen cuatro porque el número de combinaciones realizadas podrá ser mayor.

El juego originariamente podía jugarse bien con fichas o bien con naipes.

En el primer caso son necesarias 106 fichas, de ellas 104 están numeradas y hay dos comodines. Se trata de un juego de agilidad mental en el que hay que combinar las fichas en escaleras o en grupos, siendo ganador el primero que coloque todas las suyas. El objetivo de cada jugador es deshacerse de las piezas que tiene en su atril al comienzo de la partida.

A simple vista y por su formato podríamos asociarlo con el Intelect, al Scrabble u otro juego de cruzar palabras. Pero pronto vemos que no tiene nada que ver ya que la peculiaridad del Rummikub es que se trata de fichas con números. Los números van del uno al trece y son de cuatro colores diferentes, rojo, azul, naranja y negro.

Para jugar con naipes, será necesario disponer de una baraja francesa con dos mazos de 52 cartas más dos comodines.

Es un juego muy conocido y que se vende en cientos de países habiendo sido traducidas las instrucciones a veintiséis idiomas. El Rummikub es un juego que combina las características de otros juegos similares como el Mah-Jong, el Dominó o el Ajedrez.

Edad recomendada para jugar a Rummikub

Está orientado a todo tipo de personas, con independencia de su edad. No obstante se dirige a mayores de siete años.

Contenido del juego

juego rummikub

Una vez abrimos la pequeña caja de lata en el interior podremos encontrar, 104 fichas, éstas están numeradas del uno al trece ( hay dos fichas de cada número y color) y las podemos encontrar en cuatro colores: negro, naranja, azul y rojo.

Además veremos que hay dos fichas distintas en las que está grabada la cara que es logotipo de la marca. Se trata de las fichas comodín, luego os explico para qué sirven.

Al igual que en juegos similares como el Scrabble, veremos que hay cuatro atriles o soportes con patas para las fichas, ello nos va a permitir la colocación de las mismas facilitando el verlas en todo momento. Las patas de los atriles vienen desmontadas, para que ocupen menos en la caja, por lo que antes de iniciar el juego tendremos que proceder a colocarlas en las hendiduras que para tal fin podremos advertir en la parte posterior de los mismos. También contaremos con un pliego de instrucciones, en el caso de mi versión, estas se ofrecen en castellano y en portugués.

Cómo se juega a Rummikub

Todas las fichas se disponen boca a bajo sobre la mesa o superficie de juego, moviéndolas para que se mezclen bien y las posibles combinaciones existentes de partidas anteriores se rompan.

Lo primero que tenemos que definir es quién comenzará el juego. Para ello cada jugador cogerá una ficha de la mesa y la mostrará. Comenzará el juego aquel que haya obtenido la puntuación más alta, continuando con los siguientes según el movimiento de las agujas del reloj.

La finalidad del juego es deshacerse de las fichas que nos corresponden inicialmente, que son catorce por persona. Las fichas las dispondremos en nuestro atril colocándolas formando combinaciones o partes de ellas para facilitarnos el ponerlas sobre el tablero cuando nos toque el turno.

Para poder salir el jugador que le corresponde, debe construir combinaciones, según se especifica en el siguiente apartado, por valor al menos de treinta puntos. En el caso de que no pueda salir deberá ceder el turno, cogiendo previamente una ficha del montón sobrante y que estará dispuesto sobre la mesa de juego.

Combinaciones de fichas

fichas rummikub

La forma de desprenderse de las fichas que tenemos es formando combinaciones o aumentando las fichas de las combinaciones ya existentes. Las combinaciones tienen que estar formadas por al menos tres fichas. Se puede fraccionar una combinación siempre y cuando el resultado sean grupos de al menos tres fichas.

Las posibilidades de creación de combinaciones es la siguiente:

  • Escalera: estará formada por al menos tres fichas con numeración correlativa y tienen que ser del mismo color. Como la numeración de cada color va del uno al trece, existe la posibilidad de formar escaleras desde tres fichas hasta trece.
  • Serie: conjunto de fichas del mismo valor pero de distinto color. Como sólo hay fichas de cuatro colores, las series sólo pueden estar compuestas por tres o cuatro fichas.

Durante la primera ronda sólo está permitido desprenderse de fichas que formen combinaciones puras desde nuestro atril. Pero en las siguientes rondas está permitido manipular las combinaciones ya existentes sobre el tablero de juego. Es decir, para formar una combinación podemos disponer tanto de nuestras fichas como de las ya colocadas en el terreno de juego. La única limitación, claro está, es que las combinaciones que dejemos al final cumplan las reglas: sean escaleras del mismo color, series de distinto color y que cada conjunto tenga al menos tres fichas.

Pero no todo es desprenderse de fichas. Podemos ver que se van incrementando las que están en nuestro poder. Esto puede ser debido a que si no tenemos la posibilidad de crear ninguna combinación cuando nos toca el turno, deberemos coger una ficha del montón, pasando la vez al siguiente jugador. Otra forma de aumentar las fichas es por despiste. Me explico. Durante nuestro turno, si manipulamos las combinaciones ya existentes y empezamos a agregar fichas de nuestra propiedad, llegando a un punto en el que nos sobre alguna ficha de las ya puestas en el tablero, o dejamos alguna combinación defectuosa, deberemos dejar la zona de juego en las mismas condiciones en la que nos la hemos encontrado y cogeremos tres fichas del montón como sanción.

Cuando hayamos modificado mucho las combinaciones existentes y luego queramos dejarlas como estaban inicialmente y no nos acordemos, las fichas que nos sobre pasarán a formar parte del montón de fichas sobrantes.

Las posibilidades básicas de manipulación de combinaciones existentes son:

  • Dividir escaleras en dos, con la aportación de alguna ficha nuestra o incluso extrayendo alguna de las existentes en la escalera para formar otra combinación.
  • Quitar extremos de escaleras, siempre y cuando lo que dejemos tenga al menos tres fichas. Por ejemplo. Con dos extremos de escaleras idénticos, más una ficha propia, se podría construir una serie.
  • Añadir para quitar. Incluimos una pieza en una combinación para poder quitar otra que nos interesa para formar nuestra propia combinación.

Existen otras posibilidades pero son más complejas de explicar. Otras modificaciones afectan a la existencia de comodines en las combinaciones. Los comodines, hay dos en el juego, se pueden usar para sustituir a cualquier pieza. Una vez que están sobre el tablero, cualquier jugador lo puede sustituir por la pieza a la que está reemplazando.

Estrategias o trucos para jugar a Rummikub

Como la finalidad es desprenderse de la fichas lo más rápidamente posible y, en el caso de que otro jugador lo consiga antes que nosotros, no nos sorprenda con muchos puntos, las estrategias irán enfocadas a evitar coger más fichas y disminuir el valor de las que nos queden.

Para ello, los consejos que os puedo dar son los siguientes:

Hay que intentar desprenderse de las fichas de puntuación más alta. Por lo tanto, ante la posibilidad de realizar varias combinaciones con las mismas fichas, se debe optar por aquellas en la que nos desprendamos de más puntos.

Si se observa que en turnos futuros vamos a tener dificultad en despojarnos de fichas, en vez de formar combinaciones de cuatro o más fichas podemos guardarnos alguna de éstas para que cuando nos toque no tengamos que coger una ficha del montón.

Guardar el comodín para un momento en el que nos pueda sacar de un apuro, pero siempre teniendo en cuenta que si cierran la partida y lo tenemos en nuestro poder son 30 puntos negativos.

Ganador y puntuación

El ganador de cada partida es aquel que consigue desprenderse de la totalidad de las fichas en su poder. Previamente podremos haber convenido el número de partidas que jugaremos o la puntuación que hay que alcanzar para ganar.

La puntuación se calcula con la suma de la valoración de las fichas que se encuentran en poder de cada jugador cuando se cierra cada partida. Se sumarán los puntos y se adjudicarán al jugador que ha ganado la partida. Hay que tener en cuenta que cada comodín tiene un valor de treinta puntos.

Mi opinión sobre Rummikub

Es un juego que nace en la clandestinidad, su creador era muy aficionado a los naipes. Sin embargo en aquella época el gobierno rumano había prohibido jugar a las cartas bajo pena de cárcel, por eso se las ingenió para crear el conocido juego de fichas.

Pronto se advirtió que jugar con fichas resultaba muy cómodo lo que trajo consigo un gran éxito sobre todo en los setenta y en los ochenta, hoy en día de ha convertido en todo un clásico.

Es un juego muy estimulante en el que prima la estrategia, y la agilidad mental aunque también hay que tener una buena dosis de suerte.

La razón principal de su éxito puede que sea también que es un juego universal, que supera todas las barreras del idioma. Es un juego muy intuitivo que podremos comprender fácilmente y llegar a dominarlo con independencia de nuestra lengua o nacionalidad.

Ha recibido durante muchos años sucesivos gran cantidad de premios internacionales. Su éxito ha traído consigo la creación de Clubes y torneos nacionales de Rummikub en muchos países. Incluso se celebran mundiales, los Rummikub Championship.

Hoy en día, es uno de los juegos más populares en todo el mundo y, gracias al nacimiento de Internet, también puedes jugar al Rummikub online, la web del juego es www.rummikub.com, En ella podrás incluso llegar a ser el jugador del año. Hay también gran cantidad de páginas en las que se puede jugar online.

Aspectos en contra: lo único que os puedo comentar de momento es que si se juega con pocos jugadores, menos de cuatro, no se alzanzar un ritmo interesante y las jugadas pueden ser un poco previsibles si se memorizan un poquito las fichas que van saliendo.

Aspectos a favor: como casi todos los juegos de mesa, éste potencia la sociabilidad y nos proporcionará unos momentos agradables en familia. Aparte, podemos entrenar nuestra agilidad mental y desarrollar nuestras capacidades intelectuales y cognitivas. Las diversas variedades de creación de combinaciones hará que cada partida sea diferente, no existiendo excesivas dificultades en la comprensión de forma que puede participar cualquier persona.

En definitiva, os recomiendo el Rummikub en esos momentos que queremos pasar un rato agradable con la familia o amigos y, sobre todo con la participación de los más pequeños, ya que ellos mismos se irán sorprendiendo de la evolución en el conocimiento de las reglas, trucos y estrategias.

Ver más opiniones en Amazon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.